agosto 10, 2022
22.2 C
Havana

Periodista interrumpe noticiero ruso con cartel contra la guerra de Putin

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Una manifestante interrumpió la emisión nocturna del lunes del noticiero más visto de Rusia, al salir en vivo portando una pancarta contra la invasión de Moscú a Ucrania.

Marina Ovsyannikova, periodista y redactora del canal ruso Channel One llevaba un cartel en el que se podía leer “No a la guerra. Detengan la guerra. No crean en la propaganda, les están mintiendo. Rusos contra la guerra”, mientras repetía “No a la guerra” frente a las cámaras de la televisión.

La extraordinaria protesta duró pocos instantes pues rápidamente se cortó la transmisión con la sala de prensa.

Minutos antes de aparecer en el plató con el cartel, Marina grabó un video donde afirmaba haber estado trabajando para el canal desde hace años y la vergüenza que sentía por esto.

“He estado haciendo propaganda del Kremlin y me avergüenzo de ello”, dijo en sus redes sociales” y culpó al presidente ruso Vladimir Putin por los horrores de esta guerra: “La responsabilidad de esta agresión reside en un hombre: Vladimir Putin”, dijo.

Ovsyannikova aseguró en la grabación que su padre es ucraniano y su madre rusa y que Rusia debe detener esta guerra de inmediato. “Estoy avergonzada de haber permitido decir mentiras desde la pantalla del televisor, avergonzada de haber permitido que los rusos se convirtieran en zombis”. Simplemente observamos en silencio este régimen inhumano”, sentenció.

El programa televisivo en el que tuvo lugar la protesta es visto por millones de personas diariamente. Marina fue arrestada y llevada a una estación de policía de Moscú y todavía permanece detenida.

La agencia estatal de noticias rusa TASS se limitó a informar que las autoridades del país eslavo investigan a la periodista para determinar si sus acciones violan el artículo 207.3 del código penal ruso sobre la difusión deliberadamente falsa sobre el uso de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa.

Dicha ley, aprobada recientemente, declara ilegales todas las acciones destinadas a desacreditar el ejército ruso o las noticias distintas al parecer del Kremlin. El delito conlleva a una pena de cárcel de hasta 15 años y multas de miles de dólares, por lo que Marina corre severo riesgo de ir a prisión por compartir su postura contra la guerra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto