agosto 13, 2022
24.2 C
Havana

Presidente de Nicaragua ordena crear Secretaría para asuntos del Espacio Ultraterrestre, ¿tiene los pies sobre la tierra?

Texto: Darcy Borrero

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dio la orden para que se cree en su país una Secretaria para asuntos del Espacio Ultraterrestre, la Luna y otros cuerpos celestes.

La noticia tomó por sorpresa a la comunidad internacional y a los científicos nicaragüenses debido a que la nación centroamericana no cuenta con una carrera espacial. Pero en realidad es una adaptación nacional de la Oficina Para Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA, por sus siglas en inglés) de la ONU.

Con la solemnidad habitual del régimen de Ortega —uno de los bastiones de la ‘izquierda latinoamericana’—, se dio a conocer la propuesta que entrará este martes a la agenda de debate del Congreso, de mayoría oficialista, con la ilusión de que Nicaragua se integre de manera activa a la “comunidad espacial internacional”. Y prácticamente eso bastó para que se convirtiera en meme y fuera citado en varios medios de comunicación.

El nuevo organismo, de acuerdo con el proyecto de Ley, debería encargarse del cumplimiento del “Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes”.

Entre los expertos que comentaron sus impresiones ante la iniciativa de Ortega se halla el Dr. Jaime Incer Barquero, a quien El Confidencial presenta como “una de las voces más respetadas del país en lo que respecta a temas de ciencia y geografía”, con autoridad para respaldar estos criterios: “No sabemos nada. Es una verdadera sorpresa, porque está fuera de lo normal que un país como nosotros establezca una secretaría (como esa)”…

Es “entendible” que Nicaragua quiera reconocer los esfuerzos investigativos de las agencias espaciales del mundo —concedió— pero se refirió a la distancia que hay “de eso a fundar una secretaría en un país donde se desconoce esa ciencia y no tenemos ninguna posibilidad ni de aprovechar ese conocimiento”.

A pesar de su nombre rimbombante, la Secretaría para asuntos del Espacio Ultraterrestre, la Luna y otros cuerpos celestes responde a los compromisos que Nicaragua adquirió con el “Tratado y Principios de Naciones Unidas sobre el Espacio Ultraterrestre”, en vigor desde el 10 de octubre de 1967 y considerado la base del derecho internacional acerca del espacio. Nicaragua es uno de los 110 países que lo han ratificado, si bien esperó a 2017 para hacerlo.

No es de extrañar que, teniendo una árida relación con una potencia mundial como EE.UU., el régimen de Ortega —uno de los más prolongados en Latinoamérica— suscriba este acuerdo que prohíbe la colocación de armas nucleares u otros artefactos de destrucción masiva en órbita, así como regula la utilización de los cuerpos celestes para fines pacíficos y como un bien de la humanidad, de modo que ningún gobierno puede adjudicarse los recursos celestes.

Ortega ejerció un primer mandato presidencial entre 1985 y 1990. Luego de una pausa de varios años, retomó la presidencia el 10 de enero de 2007 y, aunque en los últimos años parte de la ciudadanía ha pedido su renuncia, sigue siendo el presidente que más tiempo ha permanecido en el cargo: su tercer periodo, en curso, no culminará sino hasta 2022, para un total de 15 años en tres mandatos desde 2007.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto