diciembre 1, 2022
23.2 C
Havana

¿Qué hacen los cubanos para cargar sus teléfonos celulares luego de 4 días sin electricidad?

Foto: RRSS

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Los cubanos han inventado de todo para poder cargar sus celulares tras cuatro días de apagones. Varias imágenes circulan en redes sociales muestran cómo se han adaptado baterías de carros y motos para esta función.

Algunos deambulan por las calles en busca de fuentes de energía, le piden ayuda al vecino, van algún centro con planta, en fin, que siempre sale la capacidad que se tiene en la Isla de enfrentar los obstáculos y la crisis. 

Tras el paso del huracán Ian, que a decir verdad, el gobierno cubano jamás pensó que afectaría tanto y dejaría al menos 3 muertos en Pinar del Río, entre los peores efectos fue el colapso total del Sistema Electro-energético Nacional (SEN), lo que  provocó, por supuesto, un apagón generalizado. 

Muchas personas han mostrado cómo cargan sus teléfonos en instituciones públicas como hospitales y hoteles o en lugares privados donde encuentran un generador eléctrico. De hecho, hay casos donde se ofrece el servicio con un costo de entre 100 y 200 pesos cubanos por una hora de carga al teléfono celular.

En este sentido,  se han visto en estos días muy concurridos los pasillos del Hospital Calixto García o del Hospital Hermanos Ameijeiras en Centro Habana. Además,  los centros de prensa han ofrecido el servicio de carga de teléfonos a la población y a su vez indican que han dado información a los usuarios que se acercan hasta esos lugares.

Para que tengan una idea, el paso de Ian dejó sin servicio de telefonía móvil a parte del occidente cubano,  afectado a más de 380 radiobases. La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) reportó averías en Pinar del Río, Artemisa y La Habana.

Luego de varias protestas en las últimas jornadas, que además provocaron algunos cortes de internet, ya algunas zonas de La Habana tienen electricidad en sus hogares, algunas personas se han solidarizado con los habitantes en zonas todavía afectadas para que puedan recargar celulares, motorinas y otros equipos.

No pocas casas de La Habana se han convertido en centros de carga desde que sus residentes, voluntariamente, pusieron a disposición de los vecinos la energía de sus plantas eléctricas o las baterías de los autos. Decenas de teléfonos  se ven conectados a una misma fuente para intentar, al menos, encender y acceder a la única vía de información para los cubanos en tiempos de crisis y apagones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here