noviembre 26, 2021
23.2 C
Havana

¿Qué pasa con los usuarios de iPhone en Cuba?

Texto: Viviana Díaz

Los iPhone están, sin dudas, entre los teléfonos más populares del mundo, gracias a su diseño innovador, la calidad de sus componentes y sistema operativo, y –claramente- por la excelente campaña de marketing detrás de los productos del gigante estadounidense Apple.

En Cuba cada día crecen sus usuarios, que si bien disfrutan de las disímiles virtudes de este móvil, también sufren muchas de las desventajas de un teléfono como ese en un país que podría considerarse “tecnológicamente” complejo.

Primero hay que partir del hecho de que, aparentemente, para Apple Cuba no existe y esto hace que la mayoría de sus servicios y repositorios no estén disponibles para el país.

“Empezando, para usar un iPhone y sus prestaciones es necesario un Apple ID cuya creación es imposible desde Cuba al no encontrarse este en su listado de países. Es el primer obstáculo. La solución es que te creen esa cuenta en el exterior o alguna variante que talleres y especialistas hacen desde aquí por un costo determinado”, refiere Mariacarla Dausá, usuaria de iPhone hace 6 años.

Pasado este punto, viene una segunda traba: las aplicaciones. La descarga o actualización de apps es complejísimo al estar el acceso a la Apple Store también bloqueado. Para poder realizar estos procesos es necesario tener una VPN. ¿Problema resuelto?  Pues no, pues una VPN es también una aplicación, por lo que para bajar una VPN necesitas… una VPN. Por suerte, existen talleres de celulares y sitios especializados, donde realizan la instalación de paquetes de apps, y actualizaciones hasta del sistema operativo.

No obstante, ahora con el iOS 14 la descarga de aplicaciones es posible con los datos móviles, así como también puedes actualizar apps instaladas sin necesidad de VPN.

Evidentemente, el uso de aplicaciones de pago no es una opción, al no poderse emplear ninguna tarjeta bancaria de las emitidas en Cuba, problema compartido por todos en el país, no solo de los usuarios Apple. 

Al ser iOS un sistema cerrado – lo que garantiza su seguridad- el intercambio de información y/o archivos con otros teléfonos de sistema diferente solo es posible mediante la aplicación Zapya, no Bluetooth u otras vías para esto, lo que podría dificultar un poco el traspaso de fotos, por ejemplo, con tus amigos o familiares con un teléfono Android.  

Foto: shutterstock

Igualmente, esto interviene en que la gestión de archivos del celular a través de una computadora requiera la instalación de los programas iTunes y iTools, sobre todo si esta posee sistema Windows.

Para Ismario Rodríguez otro obstáculo podría ser el impedimento de encontrar, de manera segura y oficial, productos y piezas de iPhone, en tanto no existe un lugar verificado por Apple que brinde asistencia y soporte técnico. Esto sucede con casi todas las marcas de celulares presentes en Cuba, pero en menor medida ya que algunas como Samsung y Alcatel tienen convenios con la empresa cubana de telecomunicaciones ETECSA.

Handrick Leliebre, quien usa iPhone hace casi una década, se queja de que existen varias aplicaciones que, estando disponibles para sistemas Android, para Apple no existe versión. Esto pasa sobre todo con apps locales como Enzona o Transfermóvil, por citar algunos ejemplos.

Sin embargo, ninguna de estas limitaciones parece pesar más que el deseo y satisfacción que para sus usuarios significa tener un iPhone. Al final, ya lo dice un viejo dicho, “hay cosas por las que vale la pena el sacrificio”, y el iPhone supone ser una de ellas.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 15 =

Último minuto