julio 29, 2021
24.2 C
Havana

¿Qué pasa en Cuba a una semana de protestas masivas?

Foto: Roy Leyra

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Este domingo se cumple una semana de las inéditas protestas en Cuba. Las manifestaciones ocurrieron en varias provincias de la isla impulsadas por miles de cubanos que pedían reclamos muy diversos, desde cambios económicos, políticos y sociales. Las protestas fueron reprimidas por la policía y todavía se cuentan por decenas los detenidos en las estaciones y cárceles cubanas.


Inmediatamente después de las manifestaciones el gobierno cubano interrumpió el servicio de internet en la isla mediante datos móviles. Los cubanos se quedaron incomunicados por esta medida que, según dijo el canciller Bruno Rodríguez, se dio en un contexto en que Cuba tenía que “defenderse”. Poco a poco Internet ha vuelto a la isla, aunque los reportes de este domingo indican que la velocidad de acceso es inusitadamente lenta. Sin embargo, no hay entrada a las redes sociales en una buena parte del país, una dificultad que los cubanos han sorteado con vpn u otros aplicaciones que permitan saltar la censura.


Los días posteriores a las protestas han sido muy aciagos en el país. Uno de los hechos más repudiados fue el llamado del presidente Díaz Canel a los revolucionarios y comunistas a tomar las calles para contrarrestar las manifestaciones anti gobierno. En esa proclama muchos percibieron un llamado a la represión de las fuerzas partidarias del gobierno contra los manifestantes. En las redes se criticó duramente esa invocación a la violencia, a la represión y a los enfrentamientos entre cubanos.

En días posteriores a su orden de combate, como dijo el propio Díaz Canel, el presidente ha disminuido el tono de beligerancia y lo ha sustituido por un llamado al diálogo, al respeto. Además dijo que sus palabras durante su “improvisada conferencia de prensa” fueron mal interpretadas o manipuladas, para dañar a su gobierno. En su última comparecencia durante el cierre de una marcha multitudinaria convocada en todo el país por el gobierno, el mandatario dijo en la Habana que “Cuba es de todos”, una frase que inicialmente había sido tomado por críticos al gobierno para exigir una Cuba más inclusiva.

En fechas posteriores a las protestas se reportó un muerto en la manifestación que se dirigía a una estación de policía en la Güinera, en la periferia de La Habana. Se trató del joven Diubis Laurencio de 36 años, con antecedentes penales, según reportes del Ministerio del Interior. Los manifestantes se enfrentaron con partidarios del gobierno y fuerzas de la policía. Aparte del primer fallecido, se confirmaron varias personas heridas. Diversos medios de prensa indicaron que tras conocer la muerte de Diubis Laurencio Tejeda, su madre, se suicidó.

Medios no estatales han publicado que los heridos se cuentan por decenas y que no se descartan los fallecimientos de otras personas en las protestas, sin embargo no ha habido noticias fidedignas que confirmen esos hechos. Lo que sí se han visto un gran número de videos que muestran la represión por parte de policías y de tropas especiales. Bruno Rodríguez, el canciller, dijo que había visto escenas peores en Europa y sus palabras fueron fuertemente criticadas por cientos usuarios en Internet, que dicen, nunca habían pensado que en Cuba salieran las tropas especiales con tanta fuerza a reprimir a los cubanos.

El gobierno expresó que los manifestantes eran en buena parte de mercenarios, vándalos o delincuentes. Lo trató de demostrar con los videos de asaltos a tiendas y los enfrentamientos a piedras contra la policía divulgados en espacios informativos de la televisión. En los medios controlados por el estado se han pasado por alto los maltratos contra la población de la policía y el uso excesivo de la violencia.

Los artistas cubanos han condenado sin medias tintas la represión. Una buena parte de músicos y artistas plásticos consagrados como Los Van Van, Adalberto Álvarez, Leo Brouwer, Haydée Milanés y el Pedro Pablo Oliva condenaron el uso de la fuerza contra “nuestro pueblo”· y llamaron al diálogo y al entendimiento entre los cubanos. El mundo también se ha pronunciado. Estrellas de la música como Daddy Yankee, Residente o Luis Fonsi han mostrado su solidaridad con los manifestantes y con la isla debido a su crisis sanitaria. También lo han hecho organismos internacionales como la ONU, la OEA, la Comunidad Europea y numerosos países, algunos de los cuales tienen vínculos cercanos con el gobierno de la isla.

Las protestas de los partidarios del gobierno y las convocatorias masivas convocadas desde el oficialismo para contrarrestarlas, se han dado en el peor momento de la crisis por COVID-19 en Cuba, cuando las autoridades sanitarias y el propio gobierno— antes de los mencionados sucesos—, habían dicho que las personas debían extremar las medidas contra el coronavirus que ha causado más de 1400 muertos en el país, donde el incremento de los contagios se debe sobre todo a la violación de protocolos y a la propagación de la variante delta, la más contagiosa del coronavirus.

Sin embargo el propio Jefe de Epidemiologia, el Dr. Durán, elogió la convocatoria gubernamental de este sábado, con declaraciones que han dejado mucho que decir en las redes sociales. “Cuba vibró”, dijo Durán sobre las manifestaciones gubernamentales que reunieron miles de personas y fueron convocadas por centros de trabajo, estudios, entre otros organismos.

Según las recientes experiencias de otros países cuando han sucedido este tipo de reuniones multitudinarias las cifras de coronavirus han crecido notablemente. Si analizamos la situación sanitaria en Cuba, sobre todo el colapso de hospitales en provincias como Matanzas, sería un verdadero caos sanitario un aumento imparable de casos de COVID-19 después de esta semana de protestas contra el gobierno y de convocatorias oficiales.

El saldo principal podría ser la enfermad o el fallecimiento de muchos más cubanos porque la muerte no discrimina de ideologías. Para muchos las estrategias del gobierno para contrarrestar los reclamos de miles de sus ciudadanos que salieron a las calles a manifestar su descontento, no ha sido coherente, aparte de sus primeros llamados a la confrontación.

En las calles siguen la policía y las tropas especiales. Se han reportado otras protestas después del pasado domingo pero no han llegado a escalar por la intervención policial. El llamado de miles de personas y figuras internacionales, incluso del papa Francisco, ha sido a la concordia y al entendimiento. También a la reflexión, al coherente uso de la política, y a la preservación de la estabilidad del país mediante el diálogo y la no violencia. Muchas personas coindicen en que el gobierno debe escuchar con detenimiento las exigencias de los cubanos para evitar males mayores. Porque nadie que ame a su país, como dijo un usuario en redes sociales, quiere ver a Cuba conectada a un respirador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + veinte =

Último minuto