agosto 19, 2022
23.2 C
Havana

De recolectores a útiles del hogar: la historia sin fin de los contenedores de basura en Cuba

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Desde juguetes hasta pozuelos o cualquier otro tipo de artículo según dé la imaginación del inventor, los cestos de basura de las calles cubanas suelen servir para más que recoger deshechos y mantener la limpieza en la ciudad.

En Cuba la utilidad de los recolectores de basura más allá del objetivo para el que fueron creados, no es noticia nueva. En los tiempos de apogeo de La Cuevita, en San Miguel del Padrón, la venta de productos creados a partir del plástico de los contenedores era un negocio escondido a plena vista.

Ahora, la enigmática Cuevita está cerrada por la COVID-19, pero cientos de kioscos venden las mismas piezas creadas con ese plástico. ¿Vas al Coppelia y no tienes en qué echar el helado para llevar? ¿Necesitas platos, vasos, coladores? Hay todo un abanico de opciones y precios.

El tema de los contenedores de desechos sólidos escapa del control de las autoridades cubanas, aunque algunos esfuerzos son visibles. Los vecinos suelen estar atentos, a fin de cuentas, perder el cesto de basura perjudica a muchos, provoca más suciedad en las calles.

La policía actúa por su cuenta, y recientemente, el periódico estatal Tribuna de La Habana notificó de un operativo llevado a cabo en la capital, en los municipios de Guanabacoa, Arroyo Naranjo y Boyeros, que logró actuar contra varias actividades ilícitas.

De acuerdo al medio, en una demarcación del Consejo Popular Peñalver-Bacuranao, en Guanabacoa, se logró desarticular una actividad económica ilícita en una vivienda. En ella, usando un molino triturador de plástico, se fabricaban objetos, los cuales eran luego vendidos ilegalmente en lugares de cuentapropistas.

Mientras tanto, en el patio de la casa esperaba una suma considerable de contenedores para ser procesados con el triturador. Apunta el Tribuna que los implicados están en presión esperando proceso judicial.

Dos hechos más fueron denunciados y atrapados sus culpables. En Arroyo Naranjo un ciudadano fue capturado por la PNR mientras robaba uno de los codiciados cestos de basura. El segundo: un camión de Servicios Comunales de Playa fue denunciado por GPS y capturado por las fuerzas del Orden Interior en el municipio de Boyeros, cuando recogía ilegalmente contenedores sin tener documentos que justificaran la acción.

Son hechos aislados, y si se atrapara continuamente a los infractores, no veríamos a los contenedores de basura desaparecer por partes. Un día las ruedas, otro se desprende la tapa, hasta que ya no queda nada por llevarse y los encontramos luego por ahí, con otra forma y en muchos casos, conteniendo comida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto