junio 25, 2022
25.2 C
Havana

Remesas a Cuba: una agonía que no termina

Foto: Euronews

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El panorama del envío de remesas desde Estados Unidos a Cuba se vio ligeramente despejado, luego de que la semana pasada la compañía RevoluGROUP anunció que prestaría este servicio a inicio del mes.

La noticia fue anunciada por los principales medios estatales de la Isla para que luego unas horas después los mismos medios quedaran en entredicho ante la declaración del Banco Central de Cuba (BCC).

“En tal sentido, informamos que ninguna institución financiera cubana, o de otro tipo, tiene contrato o relación formal con RevoluGROUP, por lo que se desconoce la formalidad y seguridad de dichas transacciones. Ratificamos que el gobierno de los Estados Unidos mantiene las prohibiciones y medidas coercitivas aplicadas en 2020 y 2021 contra entidades financieras cubanas”.

En ese sentido la nota del diario oficial Granma en su versión web aclaraba: “***Esta noticia fue actualizada tras la publicación de la nota informativa del Banco Central de Cuba el 4 de marzo de 2022***”.

Pero más allá de los entresijos comunicativos que supone la noticia, la realidad es que el tema de las remesas desde Estados Unidos a Cuba se encuentra en un limbo informativo, tanto por parte del gobierno estadounidense como del gobierno cubano.

Desde que en noviembre de 2020 se supo que cerraban todas las sucursales de Western Union en Cuba debido a las sanciones del gobierno del expresidente Donald Trump, en 2021 Cuba recibió la menor cantidad de ingresos por concepto de remesas, con una entrada de 1,084.01 millones de dólares, desde 3,128.93 millones recibidos en 2019 a través de FINCIMEX, según reportan datos de Havana Consulting Group.

A pesar de que la nota inicial de la empresa canadiense RevoluGROUP anunciaba que tenía la autorización requerida para operar desde su sucursal de Miami en los Estados Unidos, muchos analistas y expertos valoran que la administración Biden no tiene claro un programa a seguir para reanudar las remesas hacia Cuba de forma que se beneficien los ciudadanos cubanos, pero no el gobierno de la Isla.

“No se ve una ruta. No hay ninguna garantía de que el capital que entre a la isla, y desafortunadamente no caiga en manos del régimen”, expresó el analista e investigador asistente de Heritage Foundation, Mateo Haydar, a las Voz de América. Para el analista hasta ahora el gobierno de Biden no ha dejado en claro sus estrategias al respecto.

Por su parte, el gobierno cubano autorizó a inicios del mes pasado a la entidad financiera no bancaria ORBIT S. A, a gestionar y tramitar transferencias internacionales hacia el país, así como realizar pagos desde el extranjero por bienes y servicios.

Según la nota del Banco, la entidad financiera no bancaria se constituyó en febrero de 2020 y tras la aprobación de la licencia tenía 15 días para su registro, pero poco más se ha sabido de la misma. En ese sentido muchas personas se cuestionan la transparencia de la entidad, de la cual es poco probable obtener datos referentes a cómo está dirigida o si ya comenzó a operar dentro de la Isla.

Mientras todo esto ocurre, los ciudadanos cubanos con familiares en Estados Unidos deben recurrir a agencias de envío de dinero particulares, las cuales no siempre tienen a su disposición el efectivo en dólares en la Isla, por lo cual muchas veces les llega a sus familiares el dinero en pesos cubanos, el cual suele evaluarse a través del cambio del dólar por el peso cubano en el mercado informal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 16 =

Último minuto