diciembre 2, 2021
17.2 C
Havana

Rodaje no autorizado de Red Bull en zona patrimonial tendrá consecuencias para la compañía

Fotos: Periodismo del Motor

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

La catedral de Santa Sofía es uno de los monumentos arquitectónicos sobresalientes de la ciudad de la Rus de Kiev y el primer patrimonio ucraniano inscrito de la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Sin embargo, la popular marca Red Bull tomó la zona cercana a esta área icónica como escenario para uno de sus audiovisuales promocionales y el resultado no fue precisamente el esperado de una acción publicitaria.

A decir de El Confidencial la grabación del anuncio en la plaza de la Catedral ha dejado marcas de neumáticos en más de 2.000 metros cuadrados de pavimento de adoquines amarillos. El teniente de alcalde de la capital, Kostiantyn Usov, desde su perfil oficial en Facebook expuso que Red Bull estuvo rodando sin permiso durante la mañana del 10 de agosto en esta localización con dos coches de ‘drift’, a pesar de que las autoridades no quisieron permitir desde un primer momento dos jornadas de rodaje en la plaza que consideran que «están obligados a proteger y preservar». “La empresa lo hizo de todos modos», añadió Usov.

Red Bull realizó la grabación a primera hora de la mañana, en secreto y sin medidas de seguridad para proteger a los peatones, con el riesgo que esto supuso para decenas de personas que tenían que cruzar la plaza para ir a trabajar evitando los coches. Los resultados pudieron ser trágicos. No es solo un acto de vandalismo intolerable, sino un comportamiento irrespetuoso, sentenció también el integrante de la alcaldía.

«Un sitio sagrado, el lugar donde nació el estado ucraniano», así es considerada esta plaza cercana al Patrimonio de la Humanidad para Nelia Kukovalska, directora general de la Reserva Nacional de Conservación de Santa Sofía en Kiev. La prensa local ha calificado el acto cuando mínimo como negligente. Por su parte, el Ministerio de Cultura y Política de Información ucraniano ha pedido que sean castigados organizadores y participantes tras una investigación exhaustiva, alegando además que las pérdidas provocadas fueron irreversibles. Aún no se ha compartido el costo exacto que tendrá la reparación, pero se estima que supere los 50.000 grivnas.

Pero, ¿de qué trataba ese comercial que le supuso a Red Bull asumir el riesgo? El material estaba destinado a celebrar el Día de la Independencia de Ucrania que se festeja cada 24 de agosto. Para ello contaba con la participación del piloto de ‘drift’ Conor Shanahan, varios líderes de opinión del país y la rapera ucraniana Alyona Alyona.

Aloyona presentó su álbum début en 2019 y sus videos en YouTube tienen millones de visualizaciones. Su propuesta ha sido calificada por la prensa especializada nacional como original y contra los estereotipos. Horas más tardes de la grabación junto a Red Bull, fue vista limpiando el pavimento.

Hay que tener en cuenta que la famosa bebida energética ha construido la comunicación de su marca a través del mundo deportivo. Los conceptos de aventura y riesgo, asociados a Red Bull han llevado a la compañía a patrocinar un sinnúmero de eventos deportivos y atletas, sobre todo asociados a deportes extremos.

Podría entenderse entonces que la marca tiene un equipo de mercadotecnia conocedor del ámbito deportivo, a lo que salta la pregunta ¿sabían que dejarían estas huellas en una zona patrimonial? Para apuntar a una respuesta lo más cercana a la verdad resulta pertinente tener claro qué son los autos drift y qué daño puede ocasionar su uso.

Este difícil estilo de conducción consiste en derrapar forzando al vehículo a seguir esa curva de inercia para que se mueva de lado el mayor tiempo posible. Las marcas en el pavimento son hechas por los trompos del vehículo y aunque existen distintos tipos de neumáticos y modos de tracción (trasera es la más común, integral y en menor medida tracción delantera), la peculiar técnica implica un deslizamiento visible en la pista utilizada para ello. Es recomendado realizarlo en espacios abiertos siempre que estos sean de cemento liso, moqueta o asfalto.

La empresa de la bebida austriaca Red Bull se ha visto envuelta en otros litigios y/o escándalos, principalmente vinculados a publicidad engañosa. Quizás uno de los más conocidos fue el de 2014 cuando enfrentara una demanda en Estados Unidos por 13 millones de dólares asociada al eslogan de su campaña “Red Bull te da alas”. Y aunque pudiera resultar simpático para la compañía no fue nada divertido, pues tuvo que indemnizar a aquellos consumidores que creyeron que realmente les daría alas.

Lo cierto es que la imagen de la compañía austríaca se ha visto seriamente empañada con los recientes sucesos, aunque retiraron de sus redes sociales las publicaciones que hacían referencia a la grabación. Los hechos alcanzaron tal trascendencia que los implicados podrían enfrentar 4 años de cárcel, según nota de El Confidencial. De momento ya hay una investigación en curso y los autos empleados para el comercial que ostentaban los colores de la marca, fueron confiscados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + diecisiete =

Último minuto