noviembre 29, 2022
21.2 C
Havana

Se disparan precios de medicamentos en Cuba

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Darcy Borrero

Al decretar el proceso de ordenamiento monetario, con fecha de inicio el próximo mes de enero, las autoridades cubanas informaron sobre los nuevos precios minoristas de los medicamentos que se expenden en las farmacias y las tarifas de los servicios que presta el Centro Nacional de Ortopedia Técnica Cuba-RDA, las asociadas con el calzado profiláctico y los vinculados con las ópticas.

Concretamente el Ministerio de Finanzas y Precios de Cuba, mediante la Resolución 345, publicada el pasado 10 de diciembre en la Gaceta Oficial número 71, detalló el aumento de los precios de antibióticos y analgésicos, entre otros que gozan de una alta popularidad como resultado de su demanda.

Como otros productos, estos dejarán de ser subsidiados desde el día cero, para lo que faltan solo los últimos días de diciembre.
A estas horas, los cubanos compran lo recetado en las últimas consultas de este 2020, antes de que la amoxicilina pase a costar entre 18,75 y 33,70 pesos, y la dipirona (Metimazol sódico) 47,80 el blister, para un aumento significativo de 13 veces su precio en 2018, cuando costaba solo 3,50. Ascienden igualmente los valores de venta de medicamentos destinados a la medicina veterinaria.

Sigue siendo el apartado de medicamentos destinados a las personas con enfermedades crónicas el de preocupación máxima para el Estado de acuerdo con una disposición especial en estas normativas: “Los medicamentos asociados a enfermedades crónicas con tratamientos permanentes, productos de medicina natural y tradicional, productos de óptica, artículos médicos del Centro Nacional de Ortopedia Técnica Cuba-RDA y los servicios de reparación de calzado ortopédico que se efectúan en los talleres de reparaciones de los órganos locales del Poder Popular, mantienen sus precios minoristas y son subsidiados por el Estado con el fin de evitar afectaciones a la población derivadas de la devaluación de la moneda”, se lee en la Gaceta.

Para el grueso de la población no priorizada, aunque el salario mínimo haya ascendido hasta 2100 pesos y la pensión mínima hasta 1528, sí resulta ostensible este incremento de precios aplicado a los medicamentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here