diciembre 1, 2021
16.2 C
Havana

A pesar de las restricciones, Fincimex gestiona remesas a Cuba desde otros mercados

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

A pesar de las medidas impuestas a Fincimex por el Gobierno estadounidense, por las que tuvo que cerrar más de 400 oficinas de Western Union en toda la Isla, dicha entidad ha continuado gestionando remesas a Cuba desde otros mercados.

De acuerdo con Yamil Hernández González, gerente general de Fincimex, la empresa ha cumplido sus obligaciones con más de diez compañías que trabajan las remesas a la Isla. “Ha perfeccionado y ampliado su integración con la banca comercial cubana –recientemente se integró Bandec a la opción de remesas directas a cuentas bancarias”.

De igual forma, su página transaccional aisremesascuba.com se ha mantenido activa. El directivo ha dicho que si se levantaran las sanciones, Western Union podría vender remesas directas a cuentas bancarias en los bancos Metropolitano, BPA y Bandec. “Las remesas se acreditarían, al momento, en cuentas en moneda libremente convertible”.

Aunque aún  no existen, decisiones precisas de Estados Unidos sobre la ruta de las remesas, la entidad cubana se mantiene al tanto. Recordemos que desde hace 45 días, el Joe Biden recibió recomendaciones del grupo de trabajo que él mismo creara para evaluar las opciones de reapertura.

Este portavoz comentó: “A veces determinadas transferencias no llegan en los tiempos previstos, precisamente por las dificultades generadas por las medidas coercitivas del Gobierno de EE. UU. , y los clientes perjudicados no siempre tienen claridad sobre las causas del retraso. En esos casos, es responsabilidad de Fincimex explicar, esclarecer y no cejar en la búsqueda de alternativas”.

“La inclusión en la lista de entidades restringidas no solo interrumpe las relaciones con entidades estadounidenses, sino que complejiza la gestión de flujos en sentido general, mediante el sistema bancario internacional. Para lidiar con esta problemática, cara a cara, se requiere de un colectivo centrado, comprometido, innovador y responsable” , acotó.

Un año desde que el gobierno de los Estados Unidos impusiera sanciones al envío de remesas hacia Cuba, para evitar que el dinero pasara por las manos de “empresas militares”, se ha cumplido ya.

Desde entonces, más de 400 oficinas de Western Union debieron cerrar en la isla y el flujo de envío de dinero desde EE.UU. se afectó de manera significativa. Miles de cubanos se han visto imposibilitados de contar con estos servicios

Más allá de esto, uno de los principales reclamos a ambos lados de las remesas, cuando se usaba Western Union, es que estas se acreditasen en la misma moneda en que se envían desde Estados Unidos. “No se ha dejado de trabajar hacia lo interno en la adecuación de las plataformas”,  dijo a la prensa estatal Hernández González, anunciando que ya “se concluyó el desarrollo necesario para integrarnos con Western Union en la presentación de una nueva modalidad”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =

Último minuto