noviembre 26, 2021
23.2 C
Havana

Si 20 años no es «Nada», las tres décadas de «Alicia en el pueblo de las Maravillas» tampoco se sienten

Texto: Jorge Suñol

La filmografía cubana está llena de nombres y películas imprescindibles para comprender, de cierta manera, los contextos y la realidad de la época en que se desarrollaron. En este sentido, entre el amplio espectro cinematográfico de la Isla, encontramos dos propuestas que no pueden faltar: se trata de «Alicia en el pueblo de las Maravillas» y «Nada», las cuales celebran 30 y 20 años desde su estreno oficial, respectivamente.

En 1990, en medio del deterioro económico cubano, por la caída del campo comunista de la URSS, que propició un duro Período Especial, llega «Alicia en el pueblo de las Maravillas», película dirigida por Daniel Díaz Torres, que cuenta la historia de una funcionaria de la cultura, encargada de apoyar el desarrollo del teatro en Maravillas, donde se da cuenta que las personas y cosas en esta ciudad son peculiares.

Inspirada en la novela «Alicia en el País de las Maravillas», esta sátira fue prohibida en Cuba a pocos días de estrenarse, por mostrar la pesadilla que vivía el pueblo cubano en la época. No tuvo su estreno oficial hasta 1991 en el cine Chaplin de La Habana.

Con guion del propio director y Jesús Díaz, música del trovador Frank Delgado y fotografía del recién fallecido Raul Pérez Ureta, en este largometraje actúan Thais Valdés, Vanessa Carballido, Carlos Cruz, Idalmis Del Risco, entre otros.

Según detalla su argumento se trata de una joven que lanza desde un elevado puente a un hombre, y luego el supuesto cadáver desaparece. A partir de este extraño suceso, llega Alicia en el pueblo de Maravillas de Noveras, con animales y habitantes muy especiales. Componen entonces el relato las vicisitudes y la lucha de Alicia en este peculiar ambiente, donde el humor, el absurdo y hasta el horror cumplen un rol esencial.

Años más tarde a este filme, específicamente en 2001, llega «Nada» y muchos recordarán una de las escenas más conmovedoras de la película, cuando la actriz protagonista Tahis Valdés grita bien alto «Me quiero ir», marcada ya para todos los seguidores del cine cubano.

Dirigida por Juan Carlos Cremata, cuenta la historia de Carla (Thais Valdés, )una joven cuyos padres emigran a Miami y la inscriben en una lotería para obtener visa y residencia permanente en los Estados Unidos. En irse o no irse, ahí está la cuestión fundamental.

Sola, siempre sola en la calle, trabaja como empleada en una oficina de correos junto al mensajero César (Nassiry Lugo) y Cunda (Daysi Granados), la administradora que tiene como misión convertir el sitio en Unidad Modelo.

Hasta que un día a Carla se le derrama un café sobre una de las cartas y descubre su pasión desaforada por ayudar anónimamente a los demás. César piensa que es una locura, pero la apoya en su afán de mejorar la vida a las personas. Y es cuando le llega la noticia que se ganó la Lotería de Visas y que puede reunirse con sus padres. Ella debe decidir entre irse y ocuparse de sus asuntos o quedarse y seguir ayudando a los demás.

«Nada» más allá de volver sobre el fenómeno migratorio en los cubanos y los deseos de prosperidad hacia una mejor solvencia económica, cuenta con un elenco de lujo, donde destacan nombres como Paula Alí, Broselianda Hernández, Raúl Pomares, Edith Massola, y Nilda Collado, entre otros rostros conocidos del séptimo arte.

El filme ha sido multipremiado no solo en festivales cubanos, sino también a nivel internacional en países como Puerto Rico, Bolivia, México, Estados Unidos, Francia e Italia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 5 =

Último minuto