octubre 3, 2022
18.2 C
Havana

Solsticio de verano: hoy es el día más largo del año

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El verano astronómico comienza hoy 21 de junio para marcar el día más largo del año, el solsticio de verano, aunque las altas temperaturas se sientan hace bastantes jornadas atrás.

Astronómicamente el solsticio de verano ocurre cuando el semieje del planeta está más inclinado hacia la estrella de su órbita, provocando que el día sea el más largo del año, mientras que en el hemisferio opuesto se produce el día más corto del año y la llegada de la estación opuesta.

Este año el verano durará 93 días, culminando el 23 de septiembre para dar paso al equinoccio de otoño. Pero hay que destacar que el solsticio de verano no se produce todos los años ni el mismo día ni a la misma hora. 

Este es el día más largo precisamente porque al tener una inclinación más elevada, la Tierra recibe cantidades de luz solar muy diferentes en las distintas zonas de su superficie. 

Así, en el hemisferio norte se provoca el día más largo del año y la noche más corta y en el sur justamente lo contrario. 

Cada año se producen dos solsticios, el primero sería este de junio que da la bienvenida al verano, y el segundo tendría lugar en diciembre, entre los días 21 y 22, para recibir el invierno.

Científicamente, según explica la NASA, la Tierra orbita alrededor del Sol en ángulo y su eje inclinado siempre apunta en la misma dirección. Entonces, durante el año, diferentes partes de la Tierra reciben los rayos directos del Sol. Cuando este alcanza su cúspide en el hemisferio norte sucede el solsticio de verano.

Es ahí cuando el Sol está directamente sobre el Trópico de Cáncer, y todos los lugares al norte de este tienen el día más largo del año. Aunque eso sí, desde jornadas anteriores los días se han ido alargando y luego comenzarán a acortarse nuevamente.

Algunos rituales y celebraciones del solsticio de verano

Sin dudas, uno de los monumentos más relacionados con el solsticio de verano es Stonehenge, en el Reino Unido. 

Este monumento formado por grandes bloques de piedra de la Edad de Bronce atrae gran cantidad de personas cada año coincidiendo con esta fecha, debido a que al inicio del solsticio, cuando sale el sol, su luz atraviesa justamente el eje central del conjunto de rocas.

En España, por otro lado, se relaciona al solsticio de verano con la víspera de la celebración de San Juan. Aunque es erróneo pensar que coincide cada año con la noche más corta del año, pues esta festividad tiene lugar siempre el 24 de junio.

No obstante, existen rituales para que esa celebración marque el solsticio. Por ejemplo se encienden hogueras “para dar más fuerza al Sol”, ya que a partir de este día, aunque parezca contradictorio, el Sol se “debilitará” dejando días cada vez más cortos, iniciando el camino hacia el otoño.

Los más supersticiosos tienen la tradición de escribir en un papel aquellas cosas de las que nos queremos desprender y luego quemarlos en una hoguera. Esto atraería la felicidad y la buena suerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto