julio 14, 2024
28.2 C
Havana

La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 11 de julio al 21 de julio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am

Recargar ahora

Terminó el juicio por la deuda cubana en Londres ¿Qué pasará ahora?

Texto: Hugo León

El juicio en el Tribunal de Londres contra el Banco Nacional de Cuba y la República de Cuba por una deuda impaga de 72 millones de euros culminó este jueves tras siete días de vistas, y ahora la decisión queda en manos de una jueza británica que podría tardar meses en anunciar su fallo.

La magistrada Sara Cockerill, de la división mercantil de la Alta Corte no lo tiene fácil, según han comentado expertos en el ámbito. De hecho, la propia jueza advirtió al término de la audiencia del jueves que “no deben esperar oír de ella muy pronto”, debido a la complejidad de este caso tan técnico que incluye cuestiones de derecho inglés y cubano.

Su decisión será sobre si el fondo de capital de riesgo CRF I Limited adquirió legítimamente los derechos que reclama sobre una parte de la deuda cubana, lo cual lo acreditaría como tenedor legal de los bonos gestionados anteriormente por el ICBC Standard Bank y tendría el derecho de reclamar el pago de la deuda.

La reclamación fue interpuesta en 2020 por la firma de inversores CRF I Ltd., con sede en Gran Caimán, y es de momento por alrededor de 72 millones de euros, una pequeña parte de los casi mil 500 millones de dólares de la deuda de Cuba con el grupo.

Entretanto, la parte cubana considera que la firma de inversiones es un “fondo buitre” y no lo reconoce como acreedor legítimo, asegurando que acudieron a  mecanismos ilegales para presentarse como tal.

Además, esgrimen entre sus argumentos que los mecanismos ilegales utilizados llevaron también serias irregularidades cometidas por funcionarios del banco cubano.

Lo que estaba en juicio no es si Cuba tiene que pagar la deuda o no, sino si el grupo de acreedores tiene potestad para reclamar la deuda ante el Tribunal Superior en Londres.

No obstante, entendidos en el tema señalan que el monto de la demanda no es lo esencial. Para ellos, si CRF-I Ltd gana el proceso, esto podría abrir la puerta a nuevos juicios por miles de millones de dólares en préstamos otorgados a Cuba cuando Fidel Castro estaba en el poder, antes de que él mismo considerara que estaban en default y que la deuda de Cuba y del mundo era simplemente impagable.

Una vez se dé a conocer el resultado del juicio, las partes podrán apelar la decisión, así que la batalla legal se antoja larga. 

De acuerdo con el ministro de Justicia cubano Oscar Manuel Silvera Martínez, quien viajó a Londres para el cierre del juicio, la posición de Cuba sigue siendo la misma y el fondo pretendía utilizar una reclamación judicial que fuera desfavorable para Cuba para intentar impedir el libre flujo de fondos desde y hacia la isla, y con ello bloquear el acceso del país a los mercados financieros internacionales.

Los abogados contratados por Cuba sostienen que el traspaso de obligaciones de los prestamistas iniciales a CRF I Ltd. no cumplen los acuerdos exigidos por el gobierno cubano al contraer la deuda y alegan la participación fraudulenta de Raúl Olivera, funcionario cubano encarcelado por autorizar el traspaso.

Por su parte, el equipo de abogados de CRF I Limited alega que la operación de Lozano fue legal y ajustada a las normas, y señaló la experiencia de casi 40 años del funcionario en sus labores.

Además, recordaron que desde el 2013 han intentado negociar con Cuba la reestructuración de la deuda y esa es una oferta que todavía mantienen pero que nunca ha recibido respuesta cubana.

Otra arista menos debatida por los medios estatales cubanos pero sí reflejada con frecuencia en la prensa no oficial, es la relacionada con las decenas de activistas y personas que se manifestaron diariamente frente al sitio del juicio exigiendo que el gobierno cubano pague lo que debe e increpando al equipo de la isla, incluyendo al presentador Humberto López, que fue parte de la comitiva en Londres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí