noviembre 26, 2021
22.2 C
Havana

Test anales, la nueva vía de China para detectar el coronavirus

Texto: Karla Castillo

Más que criticada ha sido la nueva técnica empleada por los chinos como vía para detectar el Covid-19, que, según medios extranjeros, consiste en el uso de pruebas rectales.

El doctor Li Tongzeng, del hospital You’an de Pekín, declaró al canal de televisión CCTV, que el test rectal “aumenta la tasa de detección de personas infectadas porque el coronavirus permanece más tiempo en el ano que en las vías respiratorias”.

CCTV informó que autoridades sanitarias chinas han comenzado a utilizar esta forma para detectar el virus, un tratamiento considerado eficaz pero invasivo, probado en residentes de barrios con casos confirmados de coronavirus en Beijing, así como en personas en instalaciones de cuarentena.

Sin embargo, ese mismo canal informó que las pruebas rectales no se generalizarán porque “no son lo suficientemente prácticas”, mientras tanto, las personas que viajen al país tienen que presentar dos pruebas negativas a la COVID-19 (PCR y serológicas) antes de embarcar y realizar a su llegada y a su cargo una cuarentena de al menos 14 días en un hotel.

La noticia ha generado revuelo en las redes sociales, y específicamente en la plataforma digital china Weibo, se han expresado con una mezcla de alegría, horror, sensación de humillación y hasta humor negro.

“He tenido dos hisopados anales, cada vez que hice uno tuve que hacer un hisopado de garganta después. Tenía tanto miedo de que la enfermera se olvidara de usar un nuevo hisopo”, bromeó uno de los usuarios.

Actualmente, China se enfrenta a un nuevo brote del virus, y debido a esto, algunas ciudades quedan aisladas del resto del país, y es en ellas donde se efectúan pruebas masivas, esencialmente a través de la garganta y la nariz.

Para los especialistas, el principal inconveniente de efectuar los test anales radica en que sólo se ha podido usar en grupos selectos, como en centros de aislamiento, porque, aunque son más precisos que las muestras tomadas de la garganta, conocen que no es tan factible ni cómodo comparado con los ya conocidos PCR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 13 =

Último minuto