enero 22, 2022
19.2 C
Havana

Últimas coordenadas de los videojuegos en Cuba

¿Van por buen camino?

Texto: Karla Castillo

Debido al poco apoyo institucional en el país, los ecosistemas de gamers y el universo del videojuego han encontrado vías propias para salir adelante con iniciativas que permitan fomentar la cultura de los deportes electrónicos en Cuba.

En este 2020, según Javier Vidal, presidente de la Agrupación de Deportes Electrónicos de Cuba (ADEC), el estado del videojuego es el mejor que se ha tenido en años, y que parece ir mejorando con varios proyectos tanto estatales o de estudios independientes.

“Los videojuegos en Cuba siempre han sido un tema tabú: esa fue la primera barrera que se tuvo que romper. Las instituciones no tomaban a los videojuegos como algo serio, y solo hace unos años fue que comenzó el desarrollo de los mismos como industria”, explicó Vidal.

Para la ADEC misma, este ha sido un año de triunfos, después de surgir en 2007 y perseguir por 13 años reconocimiento institucional, finalmente la Unión de Informáticos de Cuba (UIC) la reconoce como uno de sus clubes, y a la vez, llegó la afiliación con la Global Esports Federation.

Ya al tener amparo y apoyo institucional, ganan en seriedad y se facilitan los trámites. Por ejemplo, con el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), quien siempre ha tenido recelos con los videojuegos.

Desde el 2018, con los datos móviles, la agrupación migró su infraestructura completa al mundo online, lo que permitió mejor comunicación con comunidades de gamers de todo el país, y el desarrollo de torneos en línea que han tenido resultados a nivel internacional.

A pesar de todas las trabas, en Cuba existen comunidades de gamers estructuradas, totalmente activas y cosechando logros en competencias tanto dentro como fuera del país, principalmente en torneos realizados en Latinoamérica.

Las más activas a nivel de dispositivos móviles son las comunidades de Clash Royale, Browl Stars, Clash of Clans, Call of Duty Mobile. Mientras que, de juegos en computadoras, son las de StarCraft 2, Hearthstone, Dota 2 y Super Smash Bros, junto a Auto Chess que se juega en ambas modalidades.

“A día de hoy, 2020, con todas las características y el hecho de haber migrado al entorno digital las comunidades más activas son las de juegos online”, afirmó el presidente de la ADEC.

Como organización, la ADEC también estudia el ecosistema de deportes electrónicos a nivel mundial para, de forma estratégica, insertar títulos en Cuba con mucha fuerza a nivel internacional y crear comunidades, pensando en incluirse en esas competencias.

Vidal insiste en que este año ha sido el más relevante que han tenido también en ese sentido. Por ejemplo, en Hearthstone, el jugador cubano Overlord, ganó un importante torneo, mientras que el equipo de Clash Royal está compitiendo en otro llamado World Royal League, por naciones, y en el que pasaron de primeros en su grupo, con un récord perfecto de cuatro victorias y cero derrotas.

“Como jugador, creo que hay muchas maneras de competir desde Cuba sin tantas complicaciones o que represente un gasto muy excesivo, por supuesto, vamos a necesitar que la conectividad mejore para poder hacer cosas que no podemos hacer actualmente”, añadió Vidal.

Concluye afirmando que todavía en el país no es viable dedicarse por completo a los videojuegos como profesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 16 =

Último minuto