julio 1, 2022
24.2 C
Havana

¿Volverán los apagones? La mayor termoeléctrica de Cuba vuelve a salir de servicio

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

La termoeléctrica cubana Antonio Guiteras, la mayor del país, volvió a salir de servicio de manera imprevista, apenas un mes después de reiniciar sus actividades por una avería, informó el fin de semana la Unión Eléctrica (UNE).

A causa de esto, y de que varias termoeléctricas están en proceso de mantenimiento para el aseguramiento del verano, la reserva para que el sistema eléctrico nacional opere con normalidad es insuficiente, comunicó la compañía, única proveedora de energía eléctrica del país.

Estas circunstancias provocarán afectaciones al servicio durante los horarios de mayor demanda, añadió el comunicado.

Según la compañía se trabaja de manera ininterrumpida para devolver la unidad de la termoeléctrica Guiteras a la operación del sistema eléctrico nacional y se adoptaron medidas para la reducción del consumo en el sector estatal.

Foto: RRSS

A mediados del mes de marzo, Guiteras volvió a operar, después de varias roturas que detuvieron la planta y que causaron apagones de hasta ocho horas en varias localidades del centro y el oriente del país.

En el caso de La Habana, según varios capitalinos, los apagones no pasaban de las cuatro horas pero eran casi a diario en algunos municipios.

También hace tres semanas salieron de servicio todas las unidades de la termoeléctrica Máximo Gómez, de Mariel y dos en Santa Cruz, además de la central Renté en Santiago de Cuba.

En varias ocasiones la UNE ha reconocido que los apagones en Cuba se deben fundamentalmente a que el parque de generación de energía está envejecido, lo cual atenta contra su funcionamiento a tope de capacidad.

Más del 40 por ciento de la potencia de generación de electricidad se produce con centrales termoeléctricas, de acuerdo al gobierno de la isla.

Las termoeléctricas fueron diseñadas para tener una vida útil de entre 30 y 35 años y en Cuba casi todas pasan de ese tiempo de explotación, explicó la Unión Eléctrica el año pasado a raíz de otro sinnúmero de averías que también provocaron serios cortes en la electricidad y en consecuencia, malestar en la población.

También especialistas de la UNE comentaban que otra causa de peso en las averías es la calidad del combustible empleado en las unidades térmicas. El crudo nacional utilizado tiene características químicas que obligan a incrementar el régimen de limpieza de las calderas, acortar los plazos para los mantenimientos y hacer los mismos más profundos; así como utilizar aditivos químicos que mejoren la calidad del crudo empleado.

Con todo lo anterior, los bloques térmicos presentan una situación de deterioro que se va agravando con el tiempo, haciendo que pierdan su estabilidad y seguridad, con muchas salidas imprevistas por averías y limitaciones en la potencia necesaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 9 =

Último minuto