diciembre 1, 2021
14.2 C
Havana

La Habana: 500 años y 740 días

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

San Cristóbal de La Habana cumplirá 500 años y 740 días de fundada este 16 de noviembre. Según la Iglesia católica, San Cristóbal fue un mártir, que, en su búsqueda de la fe un ermitaño le recomendó que podía ayudar a Cristo trasladando en sus brazos a las personas que intentaban cruzar un peligroso río en el cual perecían todas.

San Cristóbal aceptó la encomienda y en una de las ocasiones trasladó a un pequeño niño que pesaba tanto o casi más que el mundo entero. El niño le confesó al final del camino que era el propio Cristo, y desde entonces San Cristóbal inició su camino como el patrón de los viajeros, marineros y atletas.

La Habana, ciudad de mar, acogió entonces el patronazgo de San Cristóbal el 16 de noviembre de 1521 y con esto su historia se afianzó como lugar de viajeros y marineros.

La Habana ha recibido su onomástico cual jardín de la Reina de “Alicia en el país de las maravillas”, algunos súbditos pretenden pintar de rojas las rosas blancas, sin dejar oportunidad a pensar que pueden y deben existir “árboles” con rosas rojas y blancas.

La Habana, ciudad maravilla, lleva más de 365 días con sus fronteras cerradas y sus edificios se han ido ensombreciendo, empolvando, empequeñeciendo, asfixiando. El mundo cambió y La Habana no sabe qué lugar ocupar en él. Siendo históricamente un lugar de paso, la ciudad no sabe en estos momentos reinventarse, y darle santa cobija, no solo a los viajeros, sino también a los habitantes.

En La Habana ya no verás “sábanas blancas colgadas en los balcones”. No importa si las mujeres habaneras no tienen espacio dentro de sus casas para tender esas sábanas, que luego romantizara Gerardo Alfonso en un tema musical, porque lo cierto es que a La Habana ya no le quedan balcones, a no ser los de aquellos lujosos hoteles que una vez más acogerán este 16 de noviembre a los viajeros que buscan encontrar una ciudad, un ideal.

En La Habana está la sede del Parlamento cubano en el lujoso, histórico y dorado Capitolio, pero allí no se reúnen sus diputados. Ellos se reúnen en otro palacio, que está también en la ciudad, pero más apartado de los “queridos” viajeros y los “confundidos” ciudadanos.

La Habana cumple cinco siglos y dos años, pero muchos de sus ciudadanos se encomiendan a San Cristóbal para que los proteja en el viaje que están a punto de iniciar fuera de ella, lejos de Cuba.

La Habana tiene una ceiba nueva en un templete viejo. ¿Cuántas personas le darán la vuelta este 15 de noviembre convertido en 15N, y mientras tocan su corteza sin pliegues, le pedirán a San Cristóbal que cruce sobre sus hombros, sanos y salvos, a todos los habitantes de la ciudad, sobre este inmenso río de odios que se destapa?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 20 =

Último minuto