junio 13, 2024
26.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

Luisa María Güell: La niña de la voz de oro que conquistó al mundo

Foto: Luisa María Güell | Facebook

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

En La Habana nació la prodigiosa Luisa María Güell, una artista que desde temprana edad demostró su destreza en diversas disciplinas, abarcando una amplia formación con elementos del piano, el ballet, el baile español y el arte dramático. De todos ellos se nutrió y cimentó las bases de una carrera que la catapultaría más adelante a la fama.

Sus inicios fueron a los cinco años en un programa infantil de Radio Mambí llamado “Estrellas Infantiles”. Un año después llegaría a la televisión, en un programa dirigido por Don Jose Sanabria y nombrado “Las estrellas infantiles del Viejito Chichi”, siempre impulsada por su madre, fiel admiradora de Libertad Lamarque.

Le llamaban ‘La niña de la voz de oro’, según contó en una entrevista para el portal digital de Javier de Lucas, y en la isla se pudo disfrutar de ese talento tanto en la radio, la televisión como el cabaret. Luisa María conoció todos los entresijos de las artes en Cuba y conoció también el dolor, la impotencia de estar en un lugar del que quería salir.

Ya para 1964, la artista sería una joven estrella en los escenarios del país, admirada por muchos y con una voz inconfundible. A su talento musical le acompañaba un carisma único, con los cuales logró posicionar varios éxitos entre los preferidos del público.

A pesar de la fama, Luisa María quería irse de Cuba y tras mucho sufrimiento, porque estuvo en uno de los campos de trabajo forzado del llamado ‘Cordón de La Habana’ por “gusana”, logró salir a España en 1968.

Fue allí que comenzó otra parte importante de su carrera, marcando además un hito como artista gracias a la colaboración que realizara con el compositor Manuel Alejandro en 1969 y que la llevó a ganar el primer premio en el Festival de la Canción Internacional de Málaga.

El punto más álgido de su trayectoria fue para muchos aquel año de 1979 cuando recibió en París la prestigiosa Medalla de Oro Edith Piaf como autora y compositora otorgada por la Sociedad de autores, compositores y editores de Francia. Con ella se convirtió en la primera artista no francesa en alcanzarla y demostró el impacto de su música a nivel internacional y sus habilidades para emocionar al público desde su arte.

Otro momento importante en su trabajo fue la musicalización e interpretación de “La edad de oro”, de José Martí, trabajo que la hizo merecedora del premio “In the company of women”.

Cantante, actriz y compositora, Luisa María Güell ha sido además un símbolo de la perseverancia y la pasión por la música. Con su amplio registro vocal y su capacidad interpretativa logró transmitir emociones que van desde un dramatismo arrollador a una ternura sin igual.

Unido a la música y a la televisión llegó también el cine, gracias a “El Huésped”, una película filmada en Cuba después del triunfo de la Revolución, pero que no fue proyectada hasta el año 2013 cuando el espacio “De cierta manera” decidió transmitirla en la televisión estatal. Luisa María tuvo que esperar casi 50 años para verla, cuando fue proyectada en el Miami Dade College.

“El Huésped” fue dirigida por Eduardo Manet y filmada en el conocido poblado holguinero de Gibara y en Campo Florido, al Este de La Habana. La historia cuenta el amor frustrado entre un capitán de la aviación norteamericana y la dueña de una pensión de provincia, a principios de la década de 1960, protagonizada además de Güell, por Raquel Revuelta y Enrique Almirante.

Radicada en EE. UU., Luisa María es recordada como una de las intérpretes más populares de la juventud cubana de su época. A 55 años de su partida de Cuba muchos en el país recordarán no sólo su temprana incursión en la televisión, sino por toda esa trayectoria musical que supo labrarse posteriormente a nivel internacional.

Fue en 1982 cuando se radicó en Miami, donde continuó produciendo sus discos y realizando espectáculos. Uno de los más conocidos fue el que ofreciera en el 2018 en el Miami Dade County Auditorium con motivo de sus 50 años en el exilio.

Hoy atesora en su haber más de 30 discos, entre los últimos está precisamente el que realizara en 2003 y que tituló “Frijoles Negros y Arroz Blanco”, un fonograma de música cubana, en la cual no había incursionado hasta ese momento.

Amante de la poesía, en sus espectáculos se podían disfrutar de poemas de Reinaldo Arenas, Armando Valladares, Octavio Paz, Alfonsina Storni, Sor Juana Inés de la Cruz y, por supuesto, de José Martí.

Una artista en toda su amplitud, esa sería la mejor definición de Luisa María Güell. Pasión y talento sin fronteras, lo que desbordaba cada vez que pisaba un escenario. Voz inigualable y presencia arrolladora, dos de sus muchos dones en escena. Con todo ello se ganó no sólo una relevancia en el mundo de la canción, sino que logró dejar un testimonio del verdadero poder del arte, un arte que mantiene muy vivo hoy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí