julio 1, 2022
24.2 C
Havana

Más de 144 mil cubanos salen del país: el éxodo supera al Mariel

Fotos: Jorge Luis Borges | CN360 y Twitter

Texto: Hugo León

En 1980 el mundo miró asombrado como desde un puerto cubano salían 125 mil personas con destino a Estados Unidos, en lo que fue la mayor crisis migratoria de la historia de Cuba hasta ese momento. Ahora, 42 años después, un nuevo éxodo batió el récord de cubanos que abandonan la isla.

Entre octubre de 2021 y mayo de 2022, más de 140 mil cubanos fueron detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos, según el departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de la nación norteña.

Esa cifra por sí sola supera la cantidad de emigrados por el Mariel. Pero no es ni la única vía de ingreso a territorio norteamericano, ni Estados Unidos es la única nación a la que emigran los cubanos. Por tanto, el número no es concluyente, la cantidad de cubanos que abandonó Cuba en ese período de tiempo es incluso mayor.

Algunos, por ejemplo, llegan al sur de Florida en pequeñas embarcaciones, como puede constatarse en decenas de reportes de la prensa local.

Otros llegan por avión, utilizando vías legales para salir de Cuba e ingresar en territorio estadounidense, explicó a Cuba Noticias 360 una abogada cubana.

Además de Estados Unidos, es frecuente que los cubanos pongan la mira también en países de Europa, entre ellos España, por la cercanía histórica y la facilidad del idioma español.

Manifestación de cubanos en Madrid

En 2020 vivían en España más de 162 mil cubanos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística de la nación ibérica. Esto lo convierte en el segundo receptor mundial de cubanos, solo por detrás de Estados Unidos. 

Muchos jóvenes emigran al país europeo actualmente con visados de estudios. Otros llegan allá como turistas y luego intentan solicitar residencia legal por diferentes vías, explicó la abogada.

El camino a USA

Un joven cubano recientemente aceptado en Estados Unidos conversó con Cuba Noticias 360 sobre su viaje a través de varios países centroamericanos.

Su travesía tomó casi tres meses debido a malas planificaciones y situaciones tensas con la policía y grupos de coyotes, relató.

Según él, en todos los transportes que utilizó y también donde se hospedó era fácil identificar a decenas de cubanos que hacían el mismo viaje, algo que lo aliviaba pero a la vez lo hacía pensar en las razones por las que tantas personas se arriesgaban.

Algunos tienen suerte y en dos semanas están con su familia en Estados Unidos y hacen un cuento bonito, pero otros nunca llegan, dijo. 

Mi historia no es de las más lindas, llega un momento en que la deportación es el menor de los temores cuando estás en ese viaje, aseguró.

Siete mil dólares costó todo. En Nicaragua y Honduras la cosa fue fácil para él, pero Guatemala y México fueron un infierno en su ruta hacia el norte, dijo.

Él vio a una persona morir y a varios cubanos ser secuestrados. Su hijo y su esposa están en Santa Clara y su prioridad actual es buscar una vía para que ellos también salgan del país, pero que sea de una forma rápida y más segura.

Diez veces más emigrantes hacia Estados Unidos

Los reportes de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza indican que en 2020 cerca de 14 mil cubanos abandonaron la isla con destino a Estados Unidos, lo cual quiere decir que en el presente año fiscal la cantidad se multiplicó por 10, solo hasta la fecha.

Y a diferencia del Mariel, esta vez se van sin permiso

El origen del éxodo del Mariel estuvo en el asalto a la embajada de Perú en La Habana por parte de varios cubanos que penetraron en el recinto en un autobús público y solicitaron asilo político el primero de abril de 1980.

Fidel Castro pidió que entregaran a los asaltantes, bajo la amenaza de retirar la protección a la embajada si no cumplían. El embajador se negó y concedió protección diplomática a los cubanos, por lo que Fidel hizo público que todo el que quisiera asilarse en la embajada de Perú podría hacerlo sin represalias. 

Miles de cubanos se refugiaron entonces en los jardines de la embajada y ante la reacción, Fidel anunció la apertura del puerto Mariel para quienes desearan emigrar del país y autorizó a los exiliados en Miami a recoger a sus familiares en Cuba en ese puerto a partir del 15 de abril.

Ese permiso duró hasta el 31 de octubre de 1980. A diferencia de esto, quienes se marchan de Cuba actualmente lo hacen mientras el gobierno de La Habana ni siquiera reconoce el éxodo, sino que habla de un contexto migratorio complejo, y considera además que los viajes ilegales a Estados Unidos son culpa de la propia política de Washington.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =

Último minuto