mayo 27, 2024
28.2 C
Havana

¡La Recarga SALDO 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 14 de mayo al 29 de mayo ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

Matanzas lo vuelve a hacer y ficha a un ex MLB cubano para la Liga Élite

Foto: RL Hevia

Texto: Raul del Pino

Armando Ferrer y los Cocodrilos de Matanzas volvieron a dar un golpe sobre la mesa en el maltrecho béisbol cubano con el fichaje de una estrella del calibre de Rusney Castillo. El avileño, aunque ya vio sus mejores años pasar, es uno de los talentos más grandes que salieron de la isla en la pasada década en busca del sueño de jugar en Grandes Ligas.

Y lo consiguió en una de las franquicias emblemáticas de la MLB, los Boston Red Sox, con los que debutó en 2014 y se mantuvo algunos años sin grandes resultados. Posterior a su salida de los patirrojos, Castillo ha transitado por varias ligas caribeñas, además de un breve paso en 2021 con los Rakuten Golden Eagles del béisbol japonés.

El jugador de 36 años confesó en una entrevista con el periodista Yasel Porto que la idea de regresar a la pelota cubana después de una década surgió del mánager matancero Ferrer, que anteriormente ya había traído a otros jugadores con un pasado profesional como Erisbel Arruebarruena, Yadir Drake, Yadil Mujica, entre otros.

“Hablé con mi representante y le comenté que Cuba había quitado las restricciones de repatriación y decidimos entonces dar el paso. Siempre que pudiera estar jugando y no entrenando, con vistas a poder conseguir después un contrato en otro país más adelante”, señaló.

Castillo igualmente mostró su disposición a integrar algún equipo nacional, aunque precisó que es una decisión de las autoridades cubanas. “Voy a tratar siempre de hacer lo mejor y demostrar lo que todavía puedo dar y apoyar. Si ellos quieren que participe en un evento internacional iré también”, apuntó el que fuera primer bate y jardinero central con la selección antillana en el Mundial de Panamá 2011.

Otro de los temas que tocó fue respecto a la decisión de jugar con Matanzas y no con Ciego de Ávila, novena con el que jugó siete Series Nacionales y resultó pieza medular en la obtención de su primer título en 2012. “Quizá el pueblo avileño se sienta mal, pero lamentablemente en el pasado sucedieron cosas que no tuvieron que ver conmigo ni con ellos, y por eso tomé esta decisión que no fue nada fácil”, comentó.

No obstante, les mandó un mensaje de apoyo para la temporada que se aproxima: “Que no se desanimen porque al final voy a estar jugando en Cuba, y como ha pasado en años anteriores cuando otros jugadores han estado de refuerzo en otras provincias. Siempre voy a tener a Ciego en mi corazón, en específico a los fanáticos”, acotó.

Rusney irrumpió en el béisbol profesional estadounidense con uno de los contratos más grandes ofrecidos a jugador cubano. No obstante, luego de que los Red Sox le dieran 72 millones en 2013, solo estuvo 3 años en el máximo nivel y el resto del tiempo los pasó en la Triple-A con Pawtucket.

Su más reciente desempeño llegó en la última edición de Liga de Verano mexicana con los Mariachis de Guadalajara, aunque solo participó en 13 desafíos y dejó números discretos a la ofensiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí