junio 24, 2024
28.2 C
Havana

¡La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 17 de junio al 27 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

Androx Rodríguez: “Tener la oportunidad de cambiar algo en alguien”

Texto: Jorge Suñol

Fotos: Cortesía del Entrevistado

Un viernes de junio recibo la notificación de un número desconocido. “Soy la amiga de Andro, Martica”, se presenta a mi chat Martha Luisa Hernández Cadenas, sí, la mismísima Martica Minipunto. Luego se disculpa porque ha olvidado por completo una pregunta que debía responder ella y no mi entrevistado.

Aunque Androx Rodríguez o mal_androx, como se llama en Instagram y como también está registrado en mis contactos, sabe que Martica hablará sobre él, no tiene la idea exacta de qué ha dicho ella de su mejor amigo.

“Con Andro quiero estar siempre bebiendo, cantando en un karaoke, bailando. Con Andro quiero hacer un performance, una película, un viaje a Pinar del Río en auto. Con Andro quiero llorar mis momentos más duros, quiero salir a la calle sin miedo, quiero que vivamos juntos cerca del mar”, así termina su respuesta, luego de contarme la anécdota del cordero, de cómo ha crecido “el niño malcriado de Pinar del Río” y hablarme de ese “humor secreto” que comparte con él.

“No tengo idea de cuándo surgió, pero fluye entre los dos a cualquier hora, en la más increíble circunstancia nos decimos todo con la mirada”, reafirma.

Cuenta Martica que una vez cocinó cordero para su amigo, eso, en una Cuba en crisis, es como un banquete. Por aquel entonces no lo conocía tanto: “Cuando recogí el plato, vi toda la carne que había dejado alrededor del hueso (no son tiempos para derrochar nada). Ni siquiera le hice un comentario, era imposible imaginar que se trataba de un niño malcriado, de un joven recién llegado de Pinar del Río, el migrante, el actor, no sabía cómo comerse eso. Supuse que su mamá aún le picaba los trocitos de carne en el plato. Me dio mucha ternura imaginarlo, incluso, cuando conocí a su mamá, confirmé mi suposición”.

Ahora él ya devora los platos de comida “sin huesos y sin cordero, con ilusión y euforia”, agrega su amiga. Y él, en algún momento ha dicho: “Si quieres ganarte mi corazón: aliméntame (siempre tengo hambre)”.

Martica habla siempre con ternura de Androx: “A veces hay amigos que llegan de manera inesperada y simple, como si siempre hubieran estado ahí. Es fácil reír y amar con ellos, cerca de ellos.  He visto todo lo tierno que puede ser, y me hace sentir protegida, menos sola. De algún modo, espero ser para él un antídoto contra la desprotección o la tristeza, esta ciudad puede ser violenta, hay formas de soledad que no se ven en Instagram. Nosotros nos tenemos”.

“A veces el tiempo no le alcanza, pero tiene mucho talento, mucho respeto por la actuación. Estoy orgullosa de todo lo que ha logrado, ese ángel (tierno y quemador y bellísimo) viene con él, con su sonrisa (mi madre dice que es idéntica a la mía)”, continúa.

Ambos han logrado una complicidad muy grande: “Disfruto mucho la intimidad que compartimos, soy muy desconfiada, y él me conoce y comprende con el mismo afán y malcriadez que tengo para él. Debo confesar que he sentido celos, es terrible, pero ese tipo de pasiones y posesiones entre dos almas que se arropan tanto solo tienen sentido porque no elegimos a quién amar”.

***

Androx Rodríguez es actor, ante todo. Luego aparece su perfil en Instagram. Nos morimos de la risa y decimos que también ha encontrado en las redes sociales otro espacio para entretener, promocionar, colaborar con otras marcas, en fin… crear contenidos. Androx Rodríguez es instagramer y se lo toma muy en serio, aunque casi siempre esté riendo.

Dice un viejo post de enero que tiene 23 tatuajes, ahora puede que más; que comenzó en la actuación en un grupo de Teatro Callejero montando zancos y que tiene manía con estar todo el tiempo tocándose sus rizos, aunque ahora lleva trenzas. Androx es adicto a hacerse fotos en todos los baños que visita. Sus historias en Instagram lo confirman.  Hay una canción a la que siempre vuelve: La gata bajo la lluvia: “Parece meme, pero es real”, aclara él.

Su trabajo como actor se ha centrado, sobre todo, en el teatro. Su camino recién empieza: “Me doy la oportunidad de ir paso a paso y disfrutar de este proceso hermoso que creo que nunca acaba”.

***

¿Cuándo fue que dijiste: “Yo quiero ser actor”? ¿O nunca pensaste en serlo?

-Creo que siempre estuve interesado en serlo, ya sea de una manera consciente o no. Desde niño estuve vinculado al teatro en grupos aficionados, hasta que decidí dejar mi carrera en la UCI y dedicarme por completo a mi trabajo como actor.

¿Cómo sobrellevas las emociones sobre las tablas?  ¿Te cuesta contenerte?

-Las emociones van de la mano con el contexto y las circunstancias por las que esté pasando, hay días que estoy más disponible y otros que no tanto. Pero creo que actuar me ha permitido explorarme un poco más, ser más autocrítico y descubrir mi universo emocional a un nivel más profundo. Y practicar siempre, sobre todo, la empatía.

Ya que hablamos de teatro, ¿cómo llegas a Kilómetro Cero?

-Llego por la recomendación de unos colegas y amigos. Luego Liliana Lam (su directora) me contacta y me habla a cerca de la puesta (que yo no había podido ver en su temporada de estreno). Y es aquí donde me propone el personaje de Tony, el cual interpretaba antes mi amigo Leodanis Parlay.

Fue todo muy rápido para mí, solo pude prepararme para mi estreno en 3 semanas, y había que estudiar.  Tuve la suerte de estar con un elenco maravilloso, que desde el día uno me ayudó y me apoyó mucho. Disfruté mucho a Tony.

Vayamos un poco atrás. Háblame de Los Pájaros Negros, ¿cuánto te aportó?

-Los Pájaros Negros (2020) fue mi primera obra teatral en La Habana, y agradezco la oportunidad que me dio Agnieska Hernández, su directora. Oportunidad que se dio gracias a que Martica Minipunto me invitó a participar en una colaboración que hicieron junto a otras dramaturgas. Y esto fue lo que dio paso a que Agnieska me pudiese conocer.

Todo proceso creativo te va aportar algo. Fue un aprendizaje constante para mí. Aprendía a diario de mis compañeros en escena, además de los buenos amigos con los que me quedé.

¿Has construido un personaje carismático en tus redes sociales? ¿Qué se esconde detrás de todo eso?

-Jajajajaj, no escondo nada. Empecé haciéndolo en el tiempo de cuarentena por pura diversión. Luego noté que mi contenido hacía que otros se divirtieran, y disfruto mucho cuando las personas ríen y aunque sea por 10 segundos se olvidan de sus problemas.

He de decir que con estos videos he logrado romper con la timidez y creo que me ha funcionado mostrarme tal cual soy. Si nos mostramos auténticos en las redes sociales podemos empatizar con muchas más personas. Ahora me sorprende como he llegado a tener seguidores en otras partes del mundo, nuevas amistades y la generosidad de mucha gente que sigue mi contenido y que me agradece a diario todos mis videos.

¿Cómo enfrentas el bullying en redes cuando has asumido un trabajo más serio desde tus perfiles? ¿“Serio” sería la palabra?

– Hasta ahora nunca he tenido la mala experiencia de encontrarme en esa situación directamente. Igualmente creo que en caso de que pasara no me afectaría tanto, pues siento que en todo este tiempo he logrado sentar base de confianza y seguridad en mí mismo, los cuales me ayudan y son un soporte muy fuerte en todos los aspectos de mi vida.

Y sí, serio es la palabra.

¿Qué es lo que más recuerdas de niño?

 -A mi abuelo regresando del trabajo todos los días con un pozuelo lleno de compota de mango para mí.

¿Tus temores e inseguridades te han servido de punto de inflexión?

– Me han servido muchas veces de herramienta para mi trabajo, y durante este proceso, inevitablemente he tenido que enfrentarlos, por lo que ahora siento que los conozco un poco más y puedo manejarlos.

Ser actor en Cuba supone enfrentarse a más de un obstáculo. Aunque nadie ha dicho que en ningún país sea fácil, ni ninguna profesión lo sea. ¿Qué es lo que siempre tratas de recalcar en tus trabajos?

– Siento que hacer teatro es un acto de amor, la verdadera ganancia es tener la oportunidad de cambiar algo en alguien y poder superarse uno como persona. Para mi actuar es un proceso extremadamente humano. Todo lo que digo o hago cuando me enfrento a un personaje está calzado por mis experiencias de vida, en todos hay una parte de mí.

¿Cuál fue el día más feliz de tu vida?

– Esta pregunta es difícil de responder, porque creo que soy una persona privilegiada y podríamos tener una larga conversación contándote días felices.

Ahora sí, ¿por qué Martica Minipunto?

– Mi relación con Marty comenzó hace unos años por pura coincidencia. Desde que nos conocimos hemos tenido una empatía muy grande. Es esa persona que todos los días necesito ver, escribirle, escucharla, hablarle, o simplemente enviarle un meme a las 3 de la madrugada. Con ella siempre me siento seguro. Cuidamos mucho el uno del otro, es una relación hermosa de pura retroalimentación. Marty, más que mi amiga, es mi AMOR.

¿Un recuerdo triste en tu vida? O una circunstancia

– Siempre es una experiencia triste cada vez que tengo que despedir a uno de mis amigos (y en estos tiempos he tenido demasiadas despedidas), porque soy muy dado a ellos. Pero soy muy optimista, y sé que en cualquier momento nos volveremos a encontrar.

¿Cómo es Androx mientras está desconectado? ¿Mientras ríe en su grupo de amigos?

– Soy la misma energía y vibra que ves en mis redes sociales. Y de un tiempo hacia acá me he propuesto no limitarme. Quiero hacer y decir todo lo que siento, siempre y cuando esto no le haga daño a nadie. Siempre intento hacer feliz a todo el que me rodea, yo siempre digo que ese es uno de mis propósitos en la vida.

¿Te gustan los abrazos? El teatro, creo, es como abrazarse desnudo…

– Sí, y como al Teatro, los necesito para vivir.

Háblame de tus sueños o utopías.

– Ser feliz

¿Algo que nunca has dicho en público?

– Tengo trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Lo más reciente fue que hace unos días salí, “caminé toda La Habana” y a mitad del día, gracias a una amiga, me percaté que llevaba puesto zapatos diferentes (uno negro y uno blanco).

Y suelta una carcajada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí