agosto 16, 2022
22.2 C
Havana

Apagones en Cuba, de las redes eléctricas a las redes sociales

Foto: Alexandre Meneghini | Reuters

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Por más que el discurso oficial esgrima el argumento del bloqueo como causa de los apagones, por más que los medios estatales narren la epopeya de los operarios que arreglan las termoeléctricas en tiempo récord, no hay un cubano que consiga enfrentar los cortes de electricidad con optimismo.

Con resignación, quizás, porque el cubano ya ha pasado por las verdes y las maduras lo suficiente como para tener un doctorado en todo tipo de crisis: energéticas, económicas, migratorias…; pero el apagón produce una especie de onda expansiva emocional que impide que los afectados se lo tomen con calma.

Excepto en La Habana —porque es un secreto a voces que en la capital apenas se va la corriente—, no se habla de otra cosa en Cuba: en las colas del pollo, en las colas de la farmacia, en las esquinas de barrio y hasta en los centros de trabajo, donde la gente llega a veces sin haber dormido por el calor de la madrugada.

A diferencia de los años 90, cuando los cortes de fluido eléctrico duraban 12 horas, los apagones de hoy no solo generan malestar en los escenarios de la vida cotidiana, sino que saltan instantáneamente a las redes sociales y provocan una amplia gama de publicaciones que van, desde las satíricas hasta las hipercríticas, en dependencia del sentido del humor o la indignación del ciudadano.

La Empresa Eléctrica en varias provincias cubanas ha abierto sus canales de comunicación en Internet para dar a conocer los posibles horarios de afectaciones, pero ni siquiera esa estrategia ha conseguido apaciguar los ánimos de los cubanos que se vuelcan a las redes para drenar su descontento.

“Una cosa es que uno se resigne, estoicamente, a padecer apagón tras apagón, con la esperanza de que algún día, quizá en julio, este ciclo crítico en la generación eléctrica nos dé una tregua y nos permita trabajar y vivir y descansar de nuevo; y otra cosa, bien distinta, es hacer loas de los apagones e intentar poetizarlos”, escribía recientemente en Facebook Pedro de Jesús López Acosta, destacado intelectual cubano que ha conquistado con su obra el Premio Alejo Carpentier en dos ocasiones; ratificando que Facebook es, sin dudas, la red social preferida por los cubanos para hacer catarsis.

Posts de inconformidad e incertidumbre, directas incendiarias, memes y las clásicas fotografías de los hogares en penumbras figuran entre las expresiones más recurrentes en los espacios virtuales por estos días, justo cuando está a punto de comenzar el verano y en materia de generación eléctrica en Cuba aún no se ve —literalmente— la luz al final del túnel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto