mayo 28, 2024
27.2 C
Havana

¡La Recarga SALDO 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 14 de mayo al 29 de mayo ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

Cuba, un país sin huevos

Roy Leyra | CN360

Texto: Hugo León

¿Algún cubano que viva en la isla recuerda lo que es desayunar con huevos fritos o tortilla, aunque sea el fin de semana? Parece chiste, pero es en realidad algo preocupante: nuevamente un producto que debería ser común y que solía abundar hace algunos años, se convierte en un lujo. 

Así ha sucedido por momentos con el aceite, con los cigarros, el pan y, más recientemente, los huevos. Todos los mencionados son de producción nacional y sin embargo, su precio es altísimo y por norma son difíciles de encontrar.

Un cartón de huevos, por ejemplo, cuesta de mil 500 hasta mil 700 pesos actualmente en La Habana y en el centro del país un poco menos, mil 300. Eso además de los mil 500 problemas para encontrarlo. 

Como resultado de la espiral inflacionaria que golpea Cuba, un cartón de huevos cuesta tanto como la pensión completa de varias categorías de retirados, o la mitad del salario mínimo de un trabajador cubano.

La canasta básica estipula por lo general cinco huevos por consumidor al mes, con un costo de dos pesos y 20 centavos, aunque en ocasiones llegan siete unidades con el mismo precio. En contraste, hace menos de un lustro venían por la cuota al menos 11 para cada persona y su precio era menos de la mitad del actual.

Tampoco es posible encontrar este producto por venta liberada, a diferencia de hace algunos años, así que ver a una persona con dos o tres cartones de huevos por la calle ya no solo es difícil, sino en muchos casos ilegal.

En los barrios de la periferia habanera era común que los vendedores de huevos anunciaran a viva voz frente a los edificios que los cartones costaban 60 pesos. Después, 100, 150, 300… hasta que desaparecieron los vendedores, y los huevos.

¿Dónde está el problema, en la gallina o el huevo?

De la misma forma que en el dilema de quién llegó primero, la gallina o el huevo, cabe preguntarse dónde está el problema que impide que el antes conocido como “salvavidas” sea tan esquivo en las mesas cubanas actualmente.

Durante el 2019, las autoridades cubanas indicaron que en la isla existía una crisis en la industria avícola por la falta de producción de huevos y que, a su vez, esta situación se debía a un atraso en los elementos imprescindibles para realizar el pienso que debía alimentar a las aves.

No obstante, en varios momentos de ese año los medios estatales publicaron trabajos destacando los retos de la industria avícola pero también señalando incrementos en los niveles productivos e incluso previendo sobrecumplimientos en algunos casos.

Mientras tanto, desde las empresas avícolas se explicaba que la eficiencia de la producción rondaba el 70 por ciento, es decir, que de cada 100 gallinas, 70 ponían diariamente al menos un huevo.

Tres años después, bien puede afirmarse que la situación está peor, pues al menos los huevos están tres veces más caros.

En Ciego de Ávila, por ejemplo, provincia con un peso importante en la producción nacional de huevos, empresas que alguna vez produjeron 126 millones de huevos en un año, cerraron septiembre con unos 60 millones, según cifras de la prensa local.

Según estas informaciones, que vieron la luz hace unos tres meses, más de la mitad de las gallinas de esa provincia no está poniendo. El artículo explica que las gallinas se han quedado varios días sin comer y otras han picoteado una escasa mezcla de proteínas. 

Otras no han tenido el agua a tiempo por falta de corriente ni tampoco luz suficiente para estimular la puesta, algunas han estado produciendo muchos más meses de lo indicado, entre otras causas.

En Santiago de Cuba la situación es peor. Según el periódico Invasor el porcentaje de posturas rozaba el 10 por ciento, de cada 100 gallinas solamente 10 estaban poniendo al día.

Todo esto influye en que los huevos estén “perdidos”. De acuerdo con la directora de la Empresa Avícola de Ciego de Ávila, Katia Leyda Martínez, el país necesita diariamente unos seis millones de huevos para sus encargos priorizados y apenas andamos por los dos, tres.

Por lo pronto, tal vez lo más recomendable sea guardar un poco de aceite, para cuando aparezcan los huevos, tener ambas cosas y poder disfrutar de tan “ostentosas” recetas como el arroz con huevo frito y platanitos fritos que le encanta a los cubanos… si es que entonces aparece el platanito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí