mayo 28, 2024
28.2 C
Havana

¡La Recarga SALDO 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 14 de mayo al 29 de mayo ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

Díaz-Canel, insatisfecho con su gestión en medio de “desafíos y adversidades”

Texto: Hugo León

“Siento una enorme insatisfacción por no haber sido capaz de lograr, desde la conducción del país, los resultados que necesita el pueblo cubano para alcanzar la anhelada prosperidad», afirmó este miércoles el presidente cubano Miguel Díaz-Canel frente al Parlamento cubano.

En su discurso de clausura del X Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en el Palacio de Convenciones de La Habana, el mandatario rindió cuentas de su gestión ante este órgano supremo del Estado, momento que aprovechó para describir la situación económica del país y ser autocrítico sobre el trabajo realizado.

De acuerdo con el presidente, el escenario en que ha desempeñado sus responsabilidades ha estado “preñado de desafíos y adversidades que nos han impedido avanzar como nos propusimos”.

“Espero que nadie lo reciba como justificación o queja”, dijo, y agregó que el presente año ha sido particularmente complicado en el escenario internacional y que sucede a dos años también extremadamente complejos.

Acerca del ámbito internacional mencionó que el conflicto militar en Europa (la guerra entre Rusia y Ucrania) ha generado problemas y ha agravado otros ya existentes, relacionados entre otras cosas con los efectos de aún presentes de la pandemia de Covid-19 y sus consecuencias para los precios de los alimentos, las medicinas, el transporte y más.

Díaz-Canel dijo además que se trataba de “un escenario amenazado por el nocivo empeño imperialista de pretender dividir al mundo y generar exclusiones y estigmatizaciones” y la tendencia de Estados Unidos a abusar de su poder económico y financiero para aplicar la coerción económica.

Avanzamos en las relaciones con la región, donde han llegado al gobierno fuerzas políticas comprometidas con proyectos orientados a la justicia social y la defensa de la soberanía, dijo en referencia a la llegada al poder de gobiernos de izquierda en la región y la reelección de otros de este mismo corte.

Sobre las relaciones con Estados Unidos, el mandatario cubano reprochó la existencia del bloqueo y de una conducta en su política exterior que llamó deshonesta, pero reconoció pasos muy discretos dirigidos a encaminar la cooperación bilateral para el cumplimiento de los acuerdos migratorios y también en otras áreas de prioridad entre ambos países.

Dijo que el objetivo sigue siendo promover los lazos más amplios con ese país y su pueblo “que incluye ya a cerca de dos millones de personas de origen cubano o descendientes de ellas”.

Como parte de su rendición de cuentas Díaz-Canel destacó el amplio ejercicio legislativo desarrollado, en aras de promulgar leyes que desarrollan los contenidos de la Constitución.

El jefe de Estado cubano expresó que solo decir que la economía transita por una compleja situación, donde se combinan los efectos de la pandemia, el recrudecimiento del bloqueo y la inflación internacional es lo innegable pero no resuelve el problema, lo que toca es buscar salidas, innovar y romper el círculo, dijo.

Según el presidente, “en los últimos años se han producido importantes desequilibrios macroeconómicos como resultado de la pérdida de los ingresos en divisas,los elevados déficits fiscales, el incremento de los ingresos de personas naturales sin respaldo productivo, la parcial dolarización de la economía y la débil respuesta productiva para generar oferta de bienes y servicios, entre otros”.

Estos desequilibrios, explicó, se expresan principalmente en los niveles de inflación, escasez de oferta, depreciación e inconvertibilidad de la moneda nacional, fenómenos que han producido un deterioro sustancial del poder adquisitivo de los ingresos de los trabajadores y pensionados y de las condiciones de vida de la población.

Reconoció que la mejora en el bienestar del pueblo requiere de la reactivación de las capacidades productivas nacionales y de la captación de más divisas, y dijo que esto no será posible sin la corrección, dentro de determinados límites, de los desequilibrios macroeconómicos señalados.

El presidente cubano hizo referencia al Plan de la Economía presentado para 2023, que concibe un programa de estabilización macroeconómica, el cual supone una transformación esencial en la gestión macroeconómica y en la coordinación entre el Plan, el Presupuesto del Estado y la Programación Monetaria, explicó.

Pese a los problemas, dijo, se producen aprendizajes, se alcanza un crecimiento y se ganan experiencias para rebasar los momentos difíciles con decisión, con la ecuanimidad necesaria para cada paso y acción.

“El 2023 debe ser mejor, pero lograrlo demanda no solo de un plan integral, sino de eliminar el burocratismo, quitar más trabas y superar la autocomplacencia”, afirmó el jefe de Estado.

Si aprendimos las más duras lecciones del año que termina, podemos disponernos a enfrentar en mejores condiciones el año que estamos cerca de comenzar, expresó. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí