agosto 13, 2022
24.2 C
Havana

Euros y dólares siguen al mando en las calles cubanas

Fotos: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Pese a que los carteles de los bancos cubanos se mantienen prácticamente inamovibles, dólares, MLC y euros en el mercado informal tienen un precio variable al igual que en una economía real, y, siendo este el único lugar dode es realmente posible obtenerlos, son sus valores los que rigen, y no los de los bancos.

Marzo inicia en el mercado estatal con una baja en los valores del dólar estadounidense y el euro respecto a jornadas anteriores. En el Banco Central de Cuba la moneda norteña se cotiza en 24.50 y el euro poco por arriba de los 27 pesos cubanos.

Otra cosa es en la calle, que es donde realmente se pueden comprar las monedas anteriormente mencionadas. En el momento en que se escribe esta nota:

-1 euro cuesta 115 CUP

-1 USD cuesta 100 CUP

-1 MLC cuesta 105 CUP

¿Qué significan estos números? 

En primer lugar, tras haberse disparado el precio de las divisas en el mercado informal en pocas semanas, ahora parece estabilizarse de la misma manera que lo hizo rondando los 50 pesos durante varios meses, antes de esta subida, que especialistas avizoran tampoco debe ser la última.

Además, deja claro que el peso cubano (CUP) es la moneda de curso legal en Cuba pero solo en el discurso oficial, siendo la menos últil en materia pragmática, de todas las circulantes en el país. Más allá de la canasta básica y escasos productos en las tiendas, nada se puede comprar con ella en la isla desde la extensión de las tiendas en MLC, donde sí hay una oferta más menos sostenida de aseo, comida, electrodomésticos y productos de primera necesidad. 

La inflación y la devaluación que golpean al CUP desde el mismísimo “Día Cero” (inicio de un intento de unificación monetaria), representan un peso enorme para los cubanos que no tienen acceso a remesas o salarios en divisas extranjeras. 

Los precios actuales de las monedas extranjeras y del MLC son inaccesibles para muchos. Baste decir que el salario básico para Cuba no supera los 2100 pesos, o sea, cerca de 21 MLC, equivalente apenas para comprar un paquete de pollo de 10 kilogramos para todo el mes.

Esta crisis, agravada por los efectos de la pandemia en la economía nacional y privada cubana ha hecho que el aumento de los salarios no sea suficiente, principalmente en el sector estatal, menos competitivo y más lento para tomar medidas de este tipo; aunque muchos negocios cuentapropistas, como los vinculados al marketing digital -sector aún emergente en el país- también han vivido de cerca sus embates. Ya que el estado contaba con un presupuesto para “asumir” dicho aumento salarial, pero los negocios privados tuvieron que, en un margen de tiempo muy breve, aumentar la remuneración de sus trabajadores para seguir siendo más llamativos de cara a la cartera de ofertas laborales del estado. 

La caída del turismo, la pandemia y la recesión económica permanente son factores externos que mantienen baja la disponibilidad de divisas que entran al mercado, pero las medidas tomadas a lo interno tampoco parecen no ayudar.

Los economistas cubanos coinciden en que eliminar las tiendas en MLC, así como preferir cambios flexibles y abrir el sistema financiero de la isla a bancos comerciales extranjeros podría hacer avanzar hacia un crecimiento sostenible el valor del peso cubano y mejorar gradualmente la compleja situación de quienes tienen que subsistir con él. 

En redes sociales diaremente se leen comentarios que evidencian que la población cubano no comprende cómo, pese a conocer la situación, el país no comienza a vender USD en los bancos ni cambia MLC en las tarjetas magnéticas, para que el precio baje progresivamente.

De momento, todas estas medidas parecen tan lejanas como necesarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto