febrero 5, 2023
25.2 C
Havana

Florida, estandarte republicano en Estados Unidos

Texto: Hugo León

Los políticos republicanos Marco Rubio y Ron DeSantis ganaron sus respectivos duelos en Florida en las elecciones de término medio que tuvieron lugar este martes en Estados Unidos, cumpliendo así con las predicciones en ambos casos y tiñendo de rojo el llamado Estado del sol.

El primero, el senador Marco Rubio, ganó su batalla por la reelección sobre la demócrata Val Demmings y entró así en un tercer período de seis años en el cargo, con el 55,6 por ciento de los votos.

Rubio celebró en el condado de Miami-Dade, donde expresó a los invitados que las elecciones envían un mensaje: no ignoren a la clase trabajadora.

Entretanto, DeSantis también tuvo una reelección dominante en el cargo de gobernador del Estado y en su discurso de agradecimiento aseguró que después de cuatro años de trabajo, el pueblo entregó su veredicto y la libertad está en Florida para quedarse.

Ron DeSantis, republicano reelecto gobernador de Florida.

“Gracias al enorme respaldo del pueblo de Florida no solo ganamos la elección, sino que hemos reescrito el mapa político estadounidense. Gracias por honrarnos con esta victoria que durará muchos años”, expresó el gobernador.

Mientras tanto, en el distrito 27, el de mayor número de hispanos en todo Miami-Dade, se reeligió a la candidata republicana María Elvira Salazar, representante en el Congreso. Salazar derrotó a la demócrata Annette Taddeo, dando la razón a las encuestas.

Florida, de estado bisagra a bastión republicano

Antes llamado estado bisagra por no darse por sentado su voto, ahora Florida se viste de rojo republicano y vota por el partido conservador.
Los republicanos Marco Rubio y María Elvira Salazar (izq y centro de la foto), ganadores durante las elecciones del martes.

La marea roja republicana tuvo una victoria evidente en el estado sureño de Florida, territorio clave para las aspiraciones de cualquier presidente o partido. Minutos después de las 8 de la noche del martes, y con algo más del 70 por ciento de los votos escrutados, DeSantis ya podía considerarse ganador.

Si bien a nivel nacional se vislumbraba una derrota demócrata antes del comienzo de las votaciones, en el caso de Florida, que ha sido considerado como un estado “bisagra”, ha quedado claro que ese territorio pasó de ser de los que no tiene un patrón de voto fijo para convertirse en un bastión conservador.

Poco importó que el gobernador republicano aprobara algunas leyes controvertidas, en temas controversiales como el aborto y la comunidad LGBTI, o que firmara una ley migratora que buscaba frenar el flujo masivo de migrantes indocumentados que llegan al Estado.

Según datos de medios locales, había más electores registrados como republicanos que como demócratas para estas elecciones, más republicanos que votaron anticipadamente que demócratas, y por si esto fuera poco, en las últimas dos décadas no ha habido un gobernador demócrata en el Estado del sol.

En los últimos años se dio por sentado que el voto latino estadounidense prefería al Partido Demócrata. Aunque la comunidad cubana de Miami ha sido tradicionalmente conservadora, por varios años esta ciudad era considerada el gran baluarte demócrata del Estado, hasta el martes 8 de noviembre. Los demócratas también fueron derrotados en Miami y el agradecimiento de Ron DeSantis al condado de Miami Dade estuvieron entre las frases iniciales de su discurso al celebrar su reelección.

La ventaja obtenida por el partido rojo en Miami demuestra su fortaleza entre cubanos emigrados y votantes con orígenes en otros países del área.

María Elvira Salazar, una de las ganadoras de la jornada, resumió el hecho con las palabras del ex presidente Ronald Reagan, quien afirmaba que los latinos son republicanos, solo que todavía no lo saben.

La gran revelación, ¿Trump vs DeSantis?

El giro a la derecha en Florida y la victoria de Desantis le aseguran ser uno de los grandes ganadores de las elecciones. Estudiosos del tema político en Estados Unidos y múltiples medios de esa nación se preguntaron este martes qué es lo próximo para él y cuándo se postularía a la presidencia.

La carrera política del gobernador está en su apogeo, coinciden los estrategas políticos, y de postularse al cargo más importante del país, sería la primera vez que lo haga un gobernador en funciones de Florida.

Varios analistas citados por El Nuevo Herald destacan que DeSantis está preparado para buscar la nominación republicana a la presidencia en 2024, aunque esto significa que podría encontrarse en el camino con el ex presidente Donald Trump, quien ha dicho recientemente que el día 15 hará un gran anuncio y todos esperan que esté relacionado con su entrada en campaña política por la presidencia una vez más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here