julio 22, 2024
32.2 C
Havana

¡La Recarga más barata aCuba! 😍

Recarga los Planes MIXTOS para Cuba: Natural, Maquinita y ¡Divino! hasta 20 GB + 165 min + 160 SMS!

Recargar ahora

La cayó comején al teatro de Trinidad

Foto: Oscar Alfonso/ACN

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Para ilustrar hasta qué punto pueden agravarse determinadas situaciones, en el argot popular cubano hay una frase a la medida: “Le cayó comején al piano”; solo que en el caso del Teatro La Caridad, de Trinidad, en el centro sur de Cuba, el refrán se ajusta literalmente: le ha caído comején al piano ubicado en el lobby y también a otros espacios de la emblemática instalación cultural.

La noticia se ha esparcido como pólvora, no solo por la gravedad de la plaga, que ya abarca el ala derecha del tabloncillo, las puertas y el bar, sino sobre todo porque apenas han pasado dos años desde la restauración capital a que fue sometido el Teatro La Caridad.

Imágenes publicadas en redes sociales dan fe del deterioro provocado por el comején, también conocido como termita, en un inmueble construido en 1936, cerrado a cal y canto durante 30 años y reabierto en enero de 2021 como la joya de la corona del aniversario 507 de la tercera villa de Cuba.

Elduys Adrián Zerquera Arboláez, director de la institución, describió a la prensa local los ingentes esfuerzos de los trabajadores del teatro por detener la plaga: “Hemos fumigado con petróleo, gasolina, líquido y hasta el momento, nada; ya el comején aquí se nos hace incontrolable”.

Con el lenguaje propio de no pocos directivos cubanos, Zerquera Arboláez ha calificado la cruzada contra el comején como una colosal batalla y ha asegurado que su colectivo de trabajadores está dispuesto a guerrear contra el insecto.

“Todos los factores del municipio y la provincia conocen de esta situación —ha admitido—, tenemos voluntad, pero nos faltan los recursos; hemos hecho gestiones con otras entidades, pero cobran mucho y no tenemos posibilidades de pagarlo”.

Entre incrédulos y pesimistas, los comentarios en los espacios virtuales y en las esquinas de la ciudad lamentan que un inmueble como ese, salvado prácticamente de sus ruinas al costo de más de un millón de pesos hace apenas dos años, vuelva a perderse, esta vez por un insecto que puede erradicarse con las sustancias químicas y los procedimientos adecuados.

Espacio imprescindible para apreciar lo más autóctono de la cultura local y nacional y único de su tipo en Trinidad, el Teatro La Caridad fue sometido a una compleja restauración que abarcó cubierta, pisos, puertas y ventanas, camerinos, baños, lunetas, luces, audio, objetos de obra y elementos técnicos que pudieron recuperarse gracias a la maestría de obreros, trabajadores por cuenta propia, artistas de la plástica y especialistas.

El esfuerzo de tantos, ahora mismo, está en las minúsculas patas de millones de comejenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí