junio 13, 2024
26.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

La guerra en Ucrania llega a su primer año

Texto: Hugo León

Ciudades arrasadas, tensión global y cientos de miles de muertes después, la guerra en Ucrania cumplió este 24 de febrero su primer año. Un triste aniversario que recuerda cuán fina es la cuerda sobre la que camina el mundo, tirada de ambos extremos por grandes intereses que compiten entre sí.

El 24 de febrero del año pasado inició lo que Putin llama “Operación especial” y para Occidente es una violación de los convenios internacionales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y una batalla por la democracia.

La propia ONU tiene cifras contundentes que describen la peor parte de la guerra: al menos 18 mil 955 víctimas civiles entre muertos y fallecidos y más de ocho millones de desplazados desde que comenzó el conflicto, además de la escalofriante cantidad de más de 100 mil soldados muertos en cada bando, según informes de inteligencia de Washington y Moscú.

El pulso entre el Kremlin y Kiev perdura

Putin y Zelensky, presidentes de Rusia y Ucrania respectivamente, han dejado claro que aspiran a la victoria en la guerra y la contienda se antoja delicada. El invasor, una potencia nuclear con el segundo ejército más poderoso del mundo, enfrenta a una Ucrania que no se da por vencida y que tiene parte del músculo militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como respaldo.

Este bloque militar ha cumplido su promesa hasta el momento: ningún militar suyo ha pisado suelo ucraniano para enfrentar al ejército ruso y sus armas, municiones y material bélico han dado soporte a las fuerzas armadas ucranianas.

Kiev tiene claro que vencer al invasor no es tarea fácil y Moscú, por su parte, ya declaró que la operación continuará “hasta que se cumplan sus objetivos”.

Los “objetivos” según Moscú

En una entrevista de julio de 2022, el ministro de Relaciones Exteriores ruso recordó que la ofensiva partió con la idea de desnazificar y desmilitarizar a Ucrania y eliminar presuntas amenazas al territorio ruso. 

En diciembre, la cartera de Defensa de Rusia indicó que se habían cumplido los objetivos básicos de la operación militar especial y más recientemente aseguró que los ataques no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica. Que las noticias y las fotos no sean capaces de confirmar esto último, ya es otra cosa.

La visión de Occidente

Sin el apoyo de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos probablemente Ucrania no hubiera podido resistir el embate del ejército ruso, de ahí que la visión que aporta este bloque sobre la guerra cobra importancia.

Para Occidente, Moscú no solamente ha fallado en ocupar Ucrania y derrocar a su presidente Volodymyr Zelensky, sino que Kiev está más cerca que nunca de la UE y de Washington en temas de colaboración y la batalla mediática ha sido el fuerte de Zelensky, que incluso visitó Estados Unidos y que a lo largo de la guerra ha recibido a más de 50 jefes de Estado y líderes mundiales en su suelo patrio.

La guerra ha costado a Rusia miles de millones en suministros y sanciones contra su industria y su economía en general. Lo mismo aplica para Estados Unidos y sus socios europeos con los paquetes de ayuda económica y militar a Kiev, y en este punto, es evidente que el conflicto es más de resistencia y una batalla de logística, que una guerra relámpago.

Sobre el impacto global baste decir que algunos estudiosos ya conciben la guerra en Ucrania como uno de los acontecimientos más traumáticos de los últimos años, junto con los atentados de 2001 a Estados Unidos y la pandemia de Covid-19 en 2020. 

Otros investigadores aseguran que se trata de uno de los eventos que más ha impactado desde el fin de la Guerra Fría, por su trascendencia en la geopolítica y la economía contemporáneas.

Cuándo y cómo terminará la guerra son las preguntas que todos se hacen y que a la vez parecen incapaces de responder hasta los más versados en el tema. Por lo pronto, ni está claro un vencedor, ni Rusia puede permitirse perderla, pero tampoco Occidente, o sería esta la vuelta al belicismo de ocupación como un instrumento de política exterior, coinciden los expertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí