septiembre 20, 2021
26.2 C
Havana

Major, el perro rescatado que vivirá en la Casa Blanca

Foto: Tomada de Twitter

Texto: Viviana Díaz

Los recientes comicios en Estados Unidos han dejado más de una sorpresa: la salida de Donald Trump de la presidencia, la proyección de Kamala Harris como la primera mujer y descendiente de inmigrantes en llegar a la oficina, y la llegada de un perro rescatado a la Casa Blanca.

Con la elección de Joe Biden como presidente, regresa una larga tradición de alrededor de 100 años de la presencia de mascotas en Pennsylvania Avenue 1600, solo rota por el actual inquilino y magnate empresarial. 

Las “primeras mascotas” serán los pastores alemanes Champ y Major, este último rescatado por la familia Biden en 2018 de un refugio canino en Delaware.

La historia de Major muestra el poder de la posibilidad: un perro de refugio que una vez luchó por su vida vivirá en la Casa Blanca en unos pocos meses. No todos los animales del refugio comparten la fortuna de Major. Esperamos sinceramente que su historia resalte la importancia de la adopción de animales e inspire a las personas de esta gran nación, mencionaron en sus redes la Delaware Humane Association.

Major no es la primera mascota rescatada que llega a la Casa Blanca. Antes estuvo Yuki, un cachorro mestizo abandonado en una gasolinera en Texas y adoptado por el presidente Lyndon B. Johnson y su hija Luci; y Socks, el gato de los Clinton, que también fue rescatado.

La tradición de tener mascotas en la Casa Blanca se remonta a cuando Thomas Jefferson tuvo un ruiseñor y un par de oseznos durante su presidencia. Luego, a lo largo de los años se ha mantenido esta costumbre que ha convertido a muchas de las “primeras mascotas” en verdaderas celebridades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =

Último minuto