noviembre 29, 2022
21.2 C
Havana

Mario Balmaseda: la verdad del actor, un actor de verdad

Foto: RRSS

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El actor Mario Balmaseda, Premio Nacional de Cine 2021, creó personajes en las pantallas de cine y la televisión, así como en el teatro. Los caracteres son muchos, pero Balmaseda supo transitar, casi hasta el final de sus días por varias generaciones de actores y directores a los cuales mostró esa “verdad” que lo identificaba como actor.

Como una marca a fuego quedaron el Mario que presenta Sara Gómez en De cierta manera (1974), Manolo en La inútil muerte de mi socio Manolo(Julio García Espinosa, 1989) y Otto en La obra del siglo (Carlos Quintela, 2015).

No puede decirse que estos tres personajes interpretados por Balmaseda sean exactamente el mismo, pero son algunos de los más icónicos que unen en el recuerdo de varias generaciones al actor cubano, recientemente fallecido.

Según declaró en una entrevista el propio Balmaseda: “Ninguna película me ha cambiado la vida como De cierta manera. Es la única película que me ha hecho reflexionar sobre el cine; preguntarme: ¿pero esto es cine? ¿esto se puede hacer así?”

En el filme La inútil muerte…, el Manolo de Balmaseda se reconcilia con el Mario de De cierta… Vuelve aquí la gestualidad que Balmaseda incorpora a sus personajes y que no solo representa su experiencia teatral, sino una forma muy precisa de concebir a estos hombres cubanos.

Específicamente en el filme dirigido por Julio García Espinosa, Balmaseda desplaza su corporalidad entre la de un bailarín y un boxeador en el ring.

Con La obra… Balmaseda carga en sus hombros los espíritus de estos personajes pasados, almas masculinas que Carlos Quintela invocó en su trabajo con él, a la vez que homenajeaba al propio actor y a los directores con los que colaboró.

Quintela utiliza confesamente planos de la cinta de Sara Gómez, quizás a modo nostálgico para jugar con la posibilidad de que Mario y Otto son el mismo hombre. Pero la sensación de miedo del último deja más preguntas.

El rostro seco de un Balmaseda que mira a cámara y concentra toda la fuerza de su actuación en la mirada, deja algunas preguntas para que cada cual las responda según sus niveles deconstructivos.

En los tres filmes está Balmaseda y sus personajes “de ficción” intentando ver qué papel juegan en la historia, cómo enfrentarán los conflictos o si dejarán que estos los definan. Estas películas y sus obras de teatro estarán ahí para volver a encontrar una y otra vez la verdad del actor que fue Mario Balmaseda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here