mayo 17, 2022
20.2 C
Havana

Nueva ola de Covid dispara contagios en Cuba

Un incremento de más de 500 contagios diarios

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Con un incremento de más de 500 contagios en los últimos dos días la situación epidemiológica en Cuba apunta de nuevo a complicarse, marcada por la presencia de la cepa Ómicron, la principal que circula hoy en el país, según reportes de la televisión cubana.

Luego de un 2021 que hizo colapsar el sistema de salud pública cuando los casos positivos llegaron a superar los 9 mil al día y las muertes se acercaron al centenar diario, de acuerdo a reportes oficiales dados a conocer por medios de prensa estatales y que pudo controlarse casi a finales del año, hoy vuelve a preocupar a las autoridades el rápido incremento de los infectados.

Tal coyuntura puede añadir una dosis importante de inquietud al contexto económico, social y político imperante y que tuvo su agravamiento tras el ordenamiento monetario dictado por el gobierno desde inicios del 2021.

Al cierre del día de ayer, 8 de enero, resultaron positivas al coronavirus dos mil 723 personas en tanto se encuentran ingresadas dieciocho mil 574 pacientes, sospechosos nueve mil 728, en vigilancia 351 y confirmados activos ocho 495, de acuerdo con el reciente parte del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

Las provincias con más incidencias del virus son Cienfuegos, Camagüey, Matanzas,  Mayabeque, Las Tunas y el municipio especial Isla de la Juventud, aunque de manera general todas crecen en la transmisión de la enfermedad; trascendió en reunión del grupo temporal de trabajo del gobierno para el enfrentamiento al Covid-19, en el cual el ministro del MINSAP, José Ángel Portal Miranda, informó también que en Cuba circulan otros tres virus respiratorios, entre estos la influenza habitual por esta época del año.

El titular de salud expuso en cuanto a las medidas para tratar la nueva ola de Covid-19, que para los ingresos en instituciones hospitalarias se dará prioridad a aquellos que estén en condiciones de vulnerabilidad, niños menores de dos años y embarazadas.

En el encuentro el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, se refirió a que continúan los estudios en el hospital Pedro Kouri (IPK), para determinar la prevalencia de las diferentes cepas que circulan en el país entre ellas la Ómicron, sobre la cual “se evalúa el nivel de eficacia y resistencia a las vacunas cubanas”.

Cuba, con el 86 por ciento de su población completamente inmunizada, es el segundo país de más de un millón de habitantes con una mayor tasa de vacunación, por detrás tan solo de Emiratos Árabes Unidos, remarcan estadísticas de las autoridades sanitarias y de gobierno, difundidas por la agencia de prensa EFE.

En el actual escenario infeccioso desde el 5 enero último, aparte de presentar PCR negativo, los viajeros deben mostrar un certificado de vacunación de sus estados de origen con la pauta completa de la vacuna aplicada.

El MINSAP detalló que los viajeros extranjeros que arriban a Cuba y forman parte de la matrícula de escuelas internacionales, becas en instituciones cubanas, técnicos y colaboradores extranjeros que se albergan, realizarán en sus respectivos centros una cuarentena de ocho días, y se les realizará un PCR al séptimo día de su llegada.

Estas medidas se suman a las vigentes desde diciembre para los viajeros procedentes de  Sudáfrica, Lesotho, Bostswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia, Malawi, Esuatini (Zuazilandia), quienes según información oficial, cumplen cuarentena a su llegada a territorio nacional en hoteles acondicionados al respecto, donde cubren sus gastos de estadía.

A los viajeros que arriben de Bélgica, Israel, Hong Kong, Egipto, Turquía, y el resto de los países de África subsahariana se imponen iguales iniciativas que con las anteriores naciones, con excepción de la cuarentena y el PCR al sexto día.

Al resto de los visitantes se les realiza un PCR a su llegada al aeropuerto, de manera tal que si da negativo pueden ir hacia su lugar de destino.

Aún no se nota alarma entre los cubanos en general por el aumento de la incidencia del SARC-CoV-2, quienes en su generalidad, aunque conocen de la circulación de la contagiosa cepa Ómicron y comentan al respecto, se mantienen en sus actividades diarias en centros laborales, culturales y recreativos, así como en las habituales largas y abultadas filas -cada vez mayores- para adquirir pertrechos para sus hogares.

Aunque funcionarios de salud pública y del gobierno, así como científicos advierten de la necesidad de ser totalmente estrictos en las medidas de seguridad higiénico-sanitarias como el distanciamiento, el lavado frecuente de las manos y uso de gel o hipoclorito, entre otras, las vida continúa en la isla con cierta normalidad, incluso cuando los pronósticos matemáticos, aseguran que la incidencia de contagios y muertes por Covid-19 debe continuar en las próximas semanas.

A esta situación epidemiológica se añade otro problema, al menos en La Habana, con la falta o escasez de test de antígenos estos solo se practican a embarazadas y niños pequeños, en momentos en que los hospitales están recibiendo un gran número de personas con la enfermedad.

El gobierno ha dicho que no va a cerrar las fronteras. Se mantienen abiertos bares y clubes nocturnos con gran afluencia de público, al igual que continúan conciertos y otras actividades culturales, tanto en espacios cerrados como al aire libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + uno =

Último minuto