febrero 20, 2024
22.2 C
Havana

Ministerio de Cultura suspende el diálogo con artistas cubanos

Texto: Amanda Montesinos

El Ministerio de Cultura de Cuba publicó este viernes una nota oficial en la que interrumpe el diálogo con artistas, intelectuales y ciudadanía en general, comenzado una semana antes el 27 de noviembre en horas de la noche. “El Ministro de Cultura no se reunirá con personas que tienen contacto directo y reciben financiamiento, apoyo logístico y respaldo propagandístico del Gobierno de los Estados Unidos y sus funcionarios. Tampoco lo hará con medios de prensa financiados por agencias federales estadounidenses”, le lee en el comunicado.

Según describe, el primer encuentro con el denominado 27N, ocurrió cuando al menos unas doscientas personas se congregaron frente a la institución cultural con reclamos diversos. “Nuestro horizonte es crear una referencia ética, política, humana, de justicia social, de inclusión, de democracia, de rechazo a todas las formas de discriminación, para posibilitar un ambiente de diálogo y reconciliación en Cuba y en todos los lugares del mundo donde vivan cubanos y cubanas”, reza la declaración del grupo movilizado ese día desde horas de la mañana.

Sus demandas fueron resumidas en un post en Facebook, e incluyen el “cese del hostigamiento, la represión, la censura, el descrédito y la difamación por parte de las autoridades y los medios oficiales a la comunidad artística e intelectual cubana, y a todo ciudadano que disienta de las políticas del Estado”.

La postura del ministerio, y de las instituciones del estado y prensa oficial en general, insiste en que estas personas llegaron hasta allí “por convocatoria en redes de grupos con otros intereses”, refiriéndose al llamado Movimiento San Isidro. Algunos de los miembros de este grupo se habían declarado en huelga de hambre y de hambre y sed días antes para demandar la liberación del rapero Denis Solís —quien se encuentra sancionado a ocho meses de privación de libertad por desacato a la autoridad policial—, y se encontraban detenidos durante la realización del referido encuentro, según informó el grupo en sus perfiles de redes sociales.

Durante el primer encuentro, que no ocurrió hasta las diez de la noche del 27 de noviembre, unas treinta personas, accedieron a las oficinas del ministerio para reunirse con el viceministro Fernando Rojas y otras autoridades de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la Unión Nacional de Escritores y Artistas (UNEAC). Entre ellas se encontraban el actor Jorge Perugorría, el cineasta Fernando Pérez y la artista Tania Brugueras. La reunión duró aproximadamente cuatro horas, y culminó cuando ambas partes se comprometieron a celebrar encuentros periódicos para solventar las diferencias.

Otros acuerdos de esa noche, según dieron a conocer los artistas Yunior García, Katherine Bisquet y Tania Brugueras al salir del ministerio, sobre las dos de la madrugada, fueron que las autoridades invocadas “se van a interesar por las situaciones de Denis Solís y Luis Manuel Alcántara con urgencia; se realizará una agenda de temas múltiples con propuestas de ambas partes; se va a revisar la declaración de la AHS; podremos reunirnos sin ser hostigados en los espacios independientes [de creación], hay tregua con los espacios independientes; el ministro [de cultura] se va a reunir con nosotros a partir del miércoles de la semana que viene”.

En la semana que ha transcurrido desde el primer encuentro hasta el reciente comunicado del Ministerio de Cultura, ha sido notable el despliegue de una intensa campaña mediática de la prensa oficial, cuyo resultado final conduce a la deslegitimación del diálogo propuesto por el grupo que ahora se denomina 27N. En los reportes oficiales, hasta el momento, no se ha ofrecido evidencia de la injerencia directa del gobierno de Estados Unidos entre las personas que defienden la posición de mantener las conversaciones con las autoridades cubanas.

Como parte de los preacuerdos quedó establecido por ambas partes que se celebraría una segunda reunión esta semana, para la que se conciliarían listas de temas y participantes con anterioridad. En el comunicado oficial de esta mañana, el Ministerio incluye lo que califica de un “correo insolente”, en el que el 27N envía su propuesta de participantes y pide condiciones específicas para sostener el diálogo.

Los siete puntos contenidos fueron:

1- Dado el acoso, hostigamiento y criminalización hacia los participantes en el 27N y el MSI pedimos garantías de seguridad y protección para todos los que vamos a la reunión y para los que quieran estar afuera.

2- Dado que la lista de representantes enviada al MINCULT contiene los nombres de personas elegidas democráticamente por los manifestantes del 27N, la participación de dichos representantes en la reunión no puede ser negociable.

3- Dado que vamos a tratar temas legales, nos acompañará el jurista Julio A. Fernández Estrada como asesor legal en esta reunión.

4- Dado que los temas en la agenda superan las facultades del Ministro de Cultura y dado que, en momentos anteriores de nuestra historia en los que ha habido crisis en el campo de la cultura, ha sido siempre la máxima autoridad del país quien se ha sentado a dialogar, pedimos al presidente Miguel Díaz-Canel su presencia en esta reunión, así como de un representante facultado del Ministerio del Interior y el Ministerio de Justicia.

5- Dado que los que están dentro de la reunión se deben y representan a cientos de personas que no estarán presentes; dado que en la experiencia anterior se violaron acuerdos, y que los medios oficiales sólo informaron de lo acontecido en la reunión a través del NTV en la versión del viceministro Fernando Rojas, sin posibilidad de réplica en ese medio, requerimos la presencia de prensa independiente para que grabe y cubra la reunión. Asimismo, pedimos que estén presentes los medios oficiales que requiera el MINCULT.

6- Pedimos que al final de la reunión se haga una declaración pública en conjunto (un representante del MINCULT y un representante del 27N) donde se expongan todos los acuerdos a los cuales se hayan llegado entre ambas partes.

7- No consideramos pertinente presentarnos a la reunión hasta que estas garantías hayan sido dadas públicamente.

El ministerio desmiente los presupuestos que considera contenidos en el correo, y califica al grupo como “carente de legitimidad y ética para emplazar a las instituciones de la cultura cubana”.

Por su parte, el 27N alerta desde sus plataformas sociales que “varios de los jóvenes presentes en la reunión del 27N, junto a otros que nos han acompañado en la concertación de la agenda para el diálogo con el Mincult, SE ENCUENTRAN BAJO ESTRICTA VIGILANCIA Y ASEDIO e incluso algunos hemos sido detenidos. Creemos que estos hechos ponen en riesgo el progreso de las conversaciones que deberían ocurrir en un clima de respeto y paz”.

A partir del primer encuentro, el cineasta Fernando Pérez consideró que era el momento “con todas las contradicciones que tenemos aquí dentro, de que haya diálogo con aquellos que han estado excluidos, no solamente por posicionamientos creadores, sino también por posiciones políticas”, dijo en una entrevista con Periodismo de Barrio. El cantautor cubano Silvio Rodríguez se ha pronunciado en su blog sobre el giro abrupto de los acontecimientos. Su impresión es que “se agarraron de lo que fuera para suspender el diálogo, para quitárselo de arriba”. Es de esperar que otros posicionamientos ocurran próximamente, tal y como ha sucedido en los perfiles de destacadas personalidades de la cultura cubana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí