marzo 4, 2024
19.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Paquito D’Rivera lleva su música a las calles

Foto: Annika Metsla | Festival Jazzkaar | Flickr

Texto: Hugo León

Pocos días después de su doble premiación en los Latin Grammy 2023, a Paquito D’Rivera se le ha visto en las calles compartiendo breves notas musicales y su perpetua sonrisa, que le valieron decenas de comentarios y miles de reacciones en redes sociales.

Para asombro de muchos, el instrumento que tocaba Paquito D’Rivera se trataba de un Ophicleide, considerado por los expertos como el “abuelo” del saxofón. El Ophicleide pertenece a la familia de los instrumentos de viento-metal y a veces es confundido con la tuba, porque tienen algunas similitudes en cuanto a su función y sonido.

Pero se trata de un instrumento antiguo que data del siglo XIX, y si bien era popular en la música clásica, fue reemplazado por otros similares como la propia tuba en los 1900s. De ahí el asombro de muchos internautas, al ver a D’Rivera interpretando una breve melodía con este antiquísimo objeto.

Sus seguidores no tardaron en comentar que se trata de “uno de los mejores músicos del mundo”, y no es para menos: durante décadas este gran cubano ha regalado a millones la sonoridad propia de la isla y ha influido en el arte con sus composiciones y su capacidad creativa.

“¡Feliz miércoles a todos!”, deseó el artista en el breve texto que publicó en Instagram, algo que no sería difícil después de verle tocar con la mezcla de elegancia, humildad y alegría que lo caracteriza, aunque fuera por apenas unos escasos segundos.

Hace algunos días el artista compartió otras imágenes informando a sus seguidores que estaba de visita en Almería, España, país donde recibió los dos Latin Grammy recientemente.

Paquito D’Rivera, nacido en 1948, es reconocido por su versatilidad como compositor y arreglista y sus dotes musicales tocando el clarinete y el saxofón, entre otros instrumentos. Su contribución a la música cubana y también en el ámbito internacional lo han convertido en un paradigma para varias generaciones.

En Cuba, fue uno de los miembros fundadores del influyente grupo Irakere, una de las agrupaciones más innovadoras y emblemáticas de la escena musical cubana del pasado siglo. Allí compartió escenario con otros grandes como Chucho Valdés y Arturo Sandoval.

Luego, al marcharse de la isla en la década de 1980, se ganó rápidamente un lugar entre los grandes del jazz internacional, como Dizzy Gillespie, con quien fundó en el 88 la United Nations Orchestra.

Es, además, un notable compositor de jazz y de música clásica y sus creaciones han sido estrenadas por orquestas de renombre mundial.

Lo que pocos saben es que además ha escrito dos libros, el primero de ellos se titula “Mi vida saxual”, con carácter autobiográfico, y el segundo es una novela llamada “Oh!, La Habana”, que relata el rico ambiente artístico de la Cuba de los años 40-50.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí