mayo 18, 2022
24.2 C
Havana

Reconocidos artistas cubanos por la libertad de expresión y el disenso

Fotos: Pepin el obrero y Jorge Luis Borges

Texto: Darcy Borrero

Movidos por los sucesos más recientes de La Habana, donde jóvenes interpelaron directamente el monolito de la política cultural y exigieron un diálogo para que se tome en cuenta el disenso, varios de los más prestigiosos artistas se pronunciaron de manera pública sobre estos asuntos.

Tanto las libertades de expresión y creación como las garantías de un proceso justo para el rapero preso Denis Solis fueron algunas de las peticiones que apoyaron, junto con una negociación por el cese del hostigamiento hacia quienes hacen arte fuera de la institucionalidad estatal o lo hacen desde las disidencias.

Lo que se vivió frente al Ministerio de Cultura fue una oportunidad para mostrar que los artistas tienen muchas demandas, insatisfacciones con el estado actual de cosas y que no es tiempo de seguir con las viejas consignas. Estos reconocidos rostros de la cultura nacional lo comentan en redes sociales, cada uno a su modo sobre lo sucedido.

Les compartimos de manera íntegra los pronunciamientos de Leoni Torres, Fernando Pérez, Haydée Milanés, Carlos Varela, Camila Arteche y Yuliet Cruz. Aunque muchos otros como Israel Rojas se sumaron al debate virtual.

Leoni Torres (Cantante, 43 años)

Leoni Torres
Foto: Pepin el obrero

Mi obra como músico siempre ha sido desde el amor. Creo que en él como fuerza poderosa para sanar y fortalecer. Por eso siento la necesidad de expresar mi sentir sobre lo que está pasando con el grupo de jóvenes del MSI. Me duele pensar que después de tantos años sigamos sin poder dialogar y que el odio siga prevaleciendo. Cuba es de todos. Las ideas no tienen que ser las mismas, no tenemos que pensar igual. Es un derecho de todos el poder expresarse libremente sin ser castigados.

Yo deseo el bien para mi país y mi gente y para eso debemos ser más inclusivos y respetuosos entre nosotros. Es hora de dialogar. Es hora de aprender a escuchar a los demás. Qué el amor sea más fuerte que nuestras diferencias.

(…) Estoy en contra de las tiendas en una moneda americana que nadie tiene como salario aquí. Estoy en contra de que golpeen a los que piensen diferente”. Me duele pensar que después de tantos años sigamos sin poder dialogar y que el odio siga prevaleciendo (…)

*Leonardo Torres Álvarez nació en Camagüey, el 24 de noviembre de 1977). Vocalista, compositor y productor, catalogado como una de las figuras más importantes de la música cubana. Fue evaluado como cantante en el año 1998 en su ciudad natal y luego de un paso fugaz por el grupo Costa Sur, de Camagüey, y hasta una incursión en el humorismo, en 1999 se alineó en la orquesta Maravillas de Florida y grabó el CD Vieja, pero se mantiene. De esta orquesta —la segunda vigente más antigua de Cuba— pasó a La Charanga Habanera, junto a David Calzado, hasta que lanzó su carrera como solista. Tiene un éxito internacional y en 2016 firmó un contrato con la compañía Magnus Media, productora del cantante Marc Anthony.

Fernando Pérez (Cineasta, 76 años)

Fernando Pérez
Foto: Pepin el obrero

Después de escuchar una transmisión de la TV cubana sobre la congregación espontáneo de de jóvenes artistas para reclamar un diálogo con el Ministerio de Cultura este 27 de noviembre, me veo precisado a aclarar que mi participación en ese evento fue igualmente espontánea sin coordinación previa con ese ministerio como se podía malinterpretar de esa emisión. El sentido de esa decisión está contenido en mis palabras a los jóvenes allí congregados (que cito textualmente aquí porque no se escucharon en esa transmisión): …”estamos aquí para decirle al Ministerio de Cultura que los reciba y eso será el inicio de un nuevo lenguaje que le hace falta a la cultura cubana”.

*Fernando Pérez Valdés  nació en La Habana el 19 de noviembre de 1944. Exitoso como director de cine y escritor cubano, en 1975 debuta como documentalista, realizando igualmente numerosas ediciones del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Inicia su carrera como director de largometraje en 1987 con Clandestinos, película que le valdría un gran reconocimiento de la crítica nacional e internacional. A lo largo de su carrera ha recibido numerosos premios en diferentes festivales tanto en Cuba como en el exterior, siéndole otorgado con el Premio Nacional de Cine en el 2007. Fue merecedor igualmente del Premio Casa de las Américas, por su libro Corresponsales de Guerra.

Haydée Milanés (cantante, 40 años):

He estado muy atenta a lo que está ocurriendo hace varios días con lxs muchachxs del movimiento de San Isidro, esperando a que ocurra un gesto de diálogo para con ellos, que de manera pacífica resuelva esta situación tan dolorosa para nuestra nación.

En esta espera ya me he agotado, mientras pasan los días y siete jóvenes cubanos (entre ellos uno de dieciocho años) se encuentran en una huelga de hambre y de sed. Me parece desproporcionado el tratamiento que se les ha dado a estxs muchachxs, que únicamente expresan sus ideas libremente y las defienden de manera pacífica.

Haydé Milanés
Foto: Pepin el obrero

Después de ver que llevan cuatro días sin tomar alimentos ni agua, podemos decir q ya no se trata de que estemos de acuerdo o no con sus ideas o con su forma de pensar. En este punto, infelizmente y con dolor, ya no se puede hablar de respeto ni de tolerancia (esa que necesita tanto nuestro país); en este punto se trata de que hay personas que pueden morir en unas horas, de que sus cuerpos pueden comenzar a colapsar en cualquier momento.

Llamo al amor, la paz, al sentido común, al diálogo y a la inteligencia de los cubanos.

(…)

Llego a casa y me encuentro con la noticia de que han sacado de forma violenta a todas las personas que se encontraban desde hace varios días en la sede de San Isidro, varixs de ellxs en huelga de hambre. Personas pacíficas. Hemos pedido diálogo. No hemos sido escuchados. ¿Esta ha sido la salida que han encontrado?

Siento vergüenza y horror.

*Haydéees una cantante cubana, compositora, arreglista y productora musical nacida en 1980 en La Habana, Cuba. Es hija de la figura de la nueva trova, Pablo Milanés, junto a quien ha interpretado resonantes temas que se incluyen en la banda sonora sentimental del país. La joven intérprete, reconocida por su apoyo a las minorías y a las demandas sociales de la comunidad LGBTI+ y de protectores de animales, es ya representativa de la nueva escena musical cubana.

Carlos Varela (cantante y compositor, 57 años)

Si no escribo estas palabras estaría negándome a mí mismo y a mi historia. No conozco personalmente a ninguno de los muchachos de San Isidro, pero eso no es lo que importa hoy. Cualquier ser humano que esté dispuesto a morir por una causa, sea cual sea, merece ser escuchado con respeto.

Soy humano, no me pidas entonces que mire hacia otro lado. No seré cómplice del silencio del coro. Veo con mucha tristeza y vergüenza a donde hemos llegado.  ¿Qué nos ha pasado?

Sobre las líneas de mis canciones viajan muchas heridas invisibles. Hace varias décadas atrás, cuando esos muchachos de San Isidro eran solo unos niños o no habían nacido, mis canciones y yo ya estábamos pasando por algo parecido. También quisieron apagarme, borrarme, marginarme, censurarme y, como a una gran parte de mi generación que no aguantó la presión, invitarme a irme de Cuba. Lo increíble es que muchos de los que desde el mismo poder me acusaron y persiguieron, finalmente terminaron largándose de aquí. ¿Y entonces? Yo jamás acusé a ninguno de mercenario por irse, por traicionar lo que ellos supuestamente defendían. Simplemente seguí siendo yo, “sentado en el contén del barrio”, haciendo mi obra.

Carlos Varela
Foto: Pepin el obrero

No se puede ir por ahí pregonando que los cubanos somos los más valientes, “el hombre nuevo y solidario”, el ser humano modelo que sueña y desea un mundo mejor, si primero no soñamos y peleamos para tener un país mejor. Un país que verdaderamente nos incluya a todos, estén donde estén, piensen como piensen. Ya es hora de sentarse a dialogar y a escucharse, porque todos, vivamos donde vivamos, pensemos como pensemos, seguimos siendo parte de esta nación. Los de San Isidro también forman parte de este país. Tener diferencias ideológicas, generar cambios, pensar caminos distintos para construir la polifonía de voces de un país, es legítimo y sano. Eso no debería decidirlo, ni limitarlo, mucho menos regularlo un gobierno en nombre de una u otra ideología. ¿Con qué derecho alguien puede decidir quién es artista y quién no? ¿Quién es cubano y quién no?

Ser crítico en la sociedad en la que uno vive tiene que ser un derecho intocable. Si a todos los que tengan ideas críticas, opuestas y diferentes los amenazan, agreden, censuran, regulan y encierran, entonces terminaremos presos de conciencia muchos millones de habitantes.

Que un pueblo haga silencio no significa que no piense.

No se puede seguir cortándole las alas a la libertad de expresión, a la libertad de pensamiento y a la libertad individual que es en el siglo XXI, un derecho fundamental de todo ser humano.

Esa no es la Cuba que yo soñé. Todo lo que está sucediendo puede llegar a ser contradictorio con el cartel y el eslogan de “Cuba Salva”.

Los actos de repudio entre cubanos, hombres y mujeres insultando, golpeando e injuriando nunca debieron ocurrir. Estos gestos infames seguirán siendo una vergüenza nacional. Los actos de repudio deben parar de una vez y por todas. Esa intolerancia hacia lo

diferente, ese miedo al debate, a lo alternativo y opuesto la llevamos inoculada en la sangre y resulta una verdadera mancha a nuestra identidad. Miles de cubanos que participaron en los actos de repudio de los ochenta y noventa ahora viven lejos de esta isla. Algunos enmudecen de vergüenza, muchos hoy piensan diferente, pero saben que solo hay un culpable: el miedo. El miedo puede mover masas, basta con seguir atentamente la historia de la humanidad.

Lo que pase en Cuba y a los cubanos estén donde estén me lastima, me hiere y me duele. Como he dicho antes, no conozco a los muchachos de San Isidro, pero eso no es lo que importa hoy. Ellos son también jóvenes y rebeldes a su manera y si ahora están haciendo una huelga de hambre para defender su derecho a pensar diferente y a expresarlo libremente hay que escucharlos.

Ya es hora de sentarse a dialogar. ¿Es tan difícil eso? ¿Tan largos fueron los monólogos que olvidamos escuchar?

Ellos están defendiendo sus derechos que son también los de muchos que hoy se esconden detrás del silencio. Los mismos derechos por los que yo he luchado durante 35 años escribiendo canciones; el derecho a pensar y expresarse libremente.

¿Eso es acaso un delito?

¿Será que tendremos que borrar de una vez la palabra DIÁLOGO del diccionario de cubanismos?

Si yo no escribo estas palabras

estaría negando mi necesidad de defender y apostar por el diálogo como el mejor camino para luchar contra la violencia.

Rodeado de amenazas y conjeturas, nacieron buena parte de mis canciones, al calor de la censura y el silencio de los otros.

¿Cuándo serán escuchados los nietos de Guillermo Tell?

Ahora ellos tienen la palabra.

*Carlos Varela (nacido el 11 de abril de 1963 en La Habana) es un músico y cantautor cubano fiel exponente de la nueva trova cubana de los últimos tiempos. De la generación de Santiago Feliú, Gerardo Alfonso y Frank Delgado la cual es posterior a la de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, referentes para sus temas: Monedas al aire, Como los peces, Tropicollage, Lucas y Lucía, etc., pero con un toque más actual con respecto a sus tiempos y tratando por sobre todo temas sociales actuales de la Cuba de hoy, teniendo algunos problemas con el régimen político por sus letras que, si bien no se muestran totalmente opuestas al régimen cubano, hablan en muchas ocasiones de los principales problemas sociales, económicos y políticos que azotan a su país.

Camila Arteche (actriz, 30 años)

Siento y tengo la necesidad de expresarme a favor del diálogo entre generaciones, de la oportunidad de las personas para hablar, para ser escuchadas, porque como mujer, como joven, como actriz siempre exijo mis derechos para manifestarme… Aunque estoy lejos de Cuba, no puedo dejar de ponerme en el lugar de quienes están allí pidiendo y exigiendo manifestar sus criterios, sobre todo porque se trata de un grupo de artistas de mi generación, del cual me siento demasiado orgullosa ahora mismo.

Camila Arteche
Foto: Jorge Luis Borges

*Camila Arteche Pazó (La Habana, 12 de abril de 1990), más conocida como Camila Arteche es una actriz y presentadora cubana titulada de la Escuela Nacional de Artes (ENA) con experiencia en cine, teatro, radio, televisión y cabaret. Desde muy pequeña se interesó por la actuación y a los 17 años se enfrenta a su primer trabajo profesional en la telenovela cubana «Aquí Estamos». Ha incursionado en la radio, la televisión, el cine y el teatro con los grupos El Público de Carlos Díaz y Jazz Vila Projects de Jazz Vilá. Ha participado en largometrajes como “Sergio y Serguéi” y “El Acompañante”. Su personaje Lisandra en El acompañante mereció el premio de la Asociación de Cronistas del Espectáculo de Nueva York en la categoría de mejor actriz de reparto

Yuliet Cruz (actriz, 40 años)

Nací el 1ro de Octubre de 1980. En ese momento muchos cubanos abandonaban la isla. Se iban por el Mariel. No fue hasta que me hice más grandecita que empecé a leer y a buscar información sobre lo que había ocurrido y vi recortes de periódicos, documentales, noticias de los que ya se habían ido y de los que se habían quedado. Vi con mis propios ojos la familia de mi amiga de la infancia dividida por la política.

Hoy soy madre y tengo una familia grande donde cada uno piensa distinto al otro, donde cada uno tiene sus puntos de vista y no siempre estamos de acuerdo en muchos temas, pero eso es precisamente lo que hace que me cuestione y nos cuestionemos si estamos obrando bien. Si realmente la manera en la que estamos haciendo las cosas es la mejor manera. Pero claro estoy hablando de familias donde el amor es más grande que nuestras diferencias y el respeto es una ley inquebrantable.

Yuliet Cruz
Foto: Jorge Luis Borges

Pienso que esto mismo aplica en la sociedad. Somos millones de personas viviendo en un país, donde cada uno cuenta y debe ser escuchado. Y cuenta, no solo para que diga lo que es políticamente correcto, si no para que diga en lo que no está de acuerdo. Y eso no puede ser motivo de castigo, ni hostigamiento. Disentir está bien. Decir lo que piensas No puede ser un DELITO, es un DERECHO. Por desgracia veo que están volviendo los fantasmas del pasado y me asusta porque pensé que lo vivido en los 80 había servido de lección. Es doloroso ver el repudio a voz en cuello, de cubanos contra cubanos, otra vez. Alentados por la división, que nos ha hecho y sigue haciéndonos mucho daño. Y lo que más me aterra es que nadie parece darse cuenta de que el odio tiene consecuencias. Una sociedad dividida no puede crecer fuerte, será vulnerable. Y no. No quiero más eso. Deseo una sociedad que se cure, que vea de frente sus errores y sanemos. Que el único objetivo sea tener un mejor país para todos, los que vivimos en él y fuera. Hay que sacar la VIOLENCIA, el ODIO y la INTOLERANCIA de nuestras vidas. La política no puede seguir dividiéndonos. Necesitamos tener más EMPATÍA y TOLERANCIA. Que no haya más enfrentamientos, ni golpes, ni gritos, ni que nadie más ponga su vida en peligro para ser escuchado y los que hablen no sean castigados. Este año hemos visto mucha gente querida partir, hemos sido testigos de una pandemia que ha cobrado muchas vidas. Hay mucho dolor y mucho por lo que luchar.  Concentrémonos en avanzar. Podemos vivir en una mejor sociedad. Cuba necesita de todos los cubanos, los necesitamos. Para tener un mejor país, se necesitan ciudadanos que deseen lo mismo, El BIENESTAR. Podemos estar UNIDOS. ¨Desde el amor se pueden hacer grandes cambios¨. No tenemos que pensar igual, solo necesitamos el mismo RESPETO.

Una nota de amor y paz.

*Yuliet Cruz Delgado (La Habana, 1980) conocida como Yuliet Cruz es una actriz y presentadora cubana con carrera en cine, teatro y televisión. Entre sus principales trabajos aparecen protagónicos en largos como Conducta (2014), La película de Ana (2012), Melaza (2012) o Habana Eva (2010). ‘Conducta’ y ‘Esteban y el piano’ han sido otras de sus deslumbrantes actuaciones. También ha sido parte de puestas teatrales como Fíchenla si pueden o Talco, bajo la dirección de Carlos Celdrán en Argos Teatro. Su Luz Marina en Aire Frío se ha llevado las palmas en cada una de las salidas a escena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 4 =

Último minuto