enero 22, 2022
19.2 C
Havana

Remesas a Cuba por Western Union se interrumpirán el 23 de noviembre

Foto: Manuel Larrañaga

Texto: Darcy Borrero

Luego de buscar alternativas para mantener abierto el servicio de remesas entre Estados Unidos y Cuba, la representación de Western Union en la isla anunció este 13 de noviembre que se pondrá fin a su presencia por más de 20 años en el territorio nacional, pues no lograron encontrar una solución en el plazo reducido de 30 días ofrecido por el gobierno de Donald Trump.

Este cese de operaciones en el archipiélago se produce como resultado de una política de restricciones selectiva que busca incidir en la cúpula cubana a través del reconocimiento de entidades restringidas como Fincimex, que es con la que hasta el momento ha negociado WU. “En particular, la incorporación de la institución financiera FINCIMEX a la Lista de entidades restringidas de Cuba ayudará a abordar los intentos del régimen por controlar el flujo de divisas que pertenece al pueblo cubano. La gente debería tener la libertad de decidir qué hacer con su propio dinero”, se lee en la página de la Embajada estadounidense en La Habana.

“El gobierno de Estados Unidos ha emitido una nueva regla con respecto al envío de dinero de Estados Unidos a Cuba. La regla se publicó el 27 de octubre del 2020 y proporcionó un período de 30 días para la implementación de las nuevas restricciones. Lamentamos profundamente esta situación y su impacto para nuestros clientes”, compartió la empresa desde su blog dedicado a la nación antillana.

Como última fecha para envíos de dinero desde los Estados Unidos a Cuba WU ha establecido el 22 de noviembre del 2020, a las 11 PM hora del este en la nación norteña; mientras que tendrá que ser cobrado en las locaciones de Western Union en Cuba antes de las 6:00 PM del 23 de noviembre del 2020 (hora de Cuba).

Para la parte cubana se resumen los hechos en que desde Estados Unidos se intenta establecer una matriz de opinión consistente en que las remesas no se interrumpirían si Cuba aceptara establecer una red de pagos en Cuba diferente a la red actual. “Una vez más, mienten”, dice el comunicado de Fincimex.

La ex Encargada de Negocios de la Embajada de EE.UU. en La Habana Mara Tekach dijo a medios independientes que “Cuba es el único país del hemisferio donde las fuerzas militares controlan y se embolsan las remesas de sus ciudadanos”.

“Las remesas siguen y van a seguir fluyendo hacia Cuba, pero lo que sí no van a poder es hacerlo bajo el control de las fuerzas militares”…Nos vamos a asegurar que el dinero llegue a las familias cubanas”, prometió.

Sin embargo, a la fecha del 13 de noviembre no aparecen soluciones a la vista. «Sabemos lo importante que es estar seguros de que sus seres queridos en Cuba sean atendidos, y la transferencia de dinero es parte de eso. Lamentamos informarle que tiene un tiempo limitado para enviar dinero a sus seres queridos en Cuba», publicó WU.

Enfatizó que el dinero que se envía a Cuba sirve para el pago de alimentos, renta y otros gastos o para apoyar a microempresas. “Le aseguramos nuestro compromiso de que continuaremos explorando todas las alternativas posibles en busca de una solución. En esta etapa, no tenemos indicios de cuándo se podrá resolver esta situación. Por favor, tenga la certeza de que le informaremos de inmediato si se presenta alguna novedad”.

Fincimex lanzó otro comunicado este viernes 13 en el que califica las sanciones como “medidas unilaterales del actual gobierno estadounidense dirigidas a asfixiar la economía cubana en medio de los adversos efectos de la pandemia de Covid-19”. Insiste en que “como consecuencia de ello, se sostuvieron negociaciones con la empresa Western Union para establecer de mutuo acuerdo y con suficiente antelación los procedimientos que garanticen la suspensión ordenada de las remesas desde Estados Unidos a Cuba que se gestionan por FINCIMEX desde hace más de 20 años en virtud de un contrato de representación suscrito entre ambas entidades, que desafortunadamente tendrá que ser interrumpido”.

Al final del día lo que expone la nota es que FINCIMEX y Western Union acordaron la suspensión a partir del próximo 23 de noviembre del pago de las remesas y del funcionamiento de los 407 puntos de pago que conforman la red de esta compañía estadounidense en Cuba.

“FINCIMEX reitera que la interrupción del servicio de remesas entre los dos países es responsabilidad única y exclusiva del gobierno de los Estados Unidos y ratifica su voluntad y compromiso con la familia cubana en aras de identificar y sostener flujos ordenados y seguros de remesas”.

En un comunicado anterior, no obstante, la empresa cubana reconoce que “el 70% de la red de puntos de pago está conformada por empresas incluidas en la lista de entidades restringidas, por lo que incluso sin la gestión de Fincimex como representante de Western Union en Cuba, se verían obligados a cerrar”.

La inclusión de Fincimex en la lista emitida por el Departamento del Tesoro en junio pasado fue en simultáneo con otras subentidades. A esta “institución financiera controlada por militares”, se sumaron “tres hoteles de propiedad militar, dos centros de buceo de propiedad militar y un parque marino para turistas de propiedad militar”-a decir del comunicado oficial.

Es OFAC (por sus siglas en inglés) la oficina del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que administra y aplica sanciones económicas y comerciales con base en la política exterior de los EE. UU. y los objetivos de seguridad nacional contra países y regímenes extranjeros, terroristas, narcotraficantes internacionales, personas involucradas en actividades relacionadas con la proliferación de armas de destrucción masiva y otras amenazas a la seguridad nacional, la política exterior o la economía de los Estados Unidos.

“Como parte de la administración de dichos programas de sanciones, la OFAC mantiene y publica regulaciones y listas de personas y compañías que pertenezcan o estén controladas por, o actúen en nombre o en representación de países sancionados”.

Por su parte, WU se prestigia de mantener el foco en las necesidades cambiantes de sus clientes, lo que según la empresa ha mantenido innovando para conectar a las personas durante más de 168 años. “Desde el primer enlace de comunicaciones transcontinentales por cable hasta la primera flota de satélites comerciales y los servicios de transferencia de dinero que se ofrecen en todo el mundo, hemos construido plataformas que cambian la historia para mantener a las personas en contacto con quienes más les importan”, describen en su web.

“En línea, a través de la aplicación WU, por teléfono o en persona en nuestros cientos de miles de ubicaciones, puede enviar dinero en moneda local desde y hacia casi cualquier lugar del mundo excepto Corea del Norte e Irán”. Cuba se unirá a estos dos países a partir del 23 de noviembre, cuando la empresa estadounidense salga del territorio nacional. Entretanto, a pesar de la incertidumbre, los cubanos buscan alternativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 5 =

Último minuto