febrero 25, 2024
23.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Cinco frases de Alejandro Gil que quedaron para la historia 

Foto: Cuba Noticias 360

Texto: Hugo León

La destitución de Alejandro Gil de su cargo como ministro de Economía y Planificación y su desvinculación de la vicepresidencia de la isla fue algo inesperado, tanto así, que poco se ha escrito resumiendo su gestión. Para comprender un poco en qué consistió su política económica y su impacto en la isla, estas son algunas frases del antiguo ministro, y datos que lo hacen imposible de olvidar.

“Del punto A al punto B”

Cuando se dio a conocer la destitución de Gil, muchos internautas bromearon preguntando “quién llevaría a la isla al punto B”, en alusión a una célebre frase del antiguo ministro, quien al hablar de las divisas en la isla sugirió que los cambios no podían ser drásticos, sino que debíamos ir “del punto A al punto B”. 

Y al parecer el destino quedaba tan lejos que el país sigue andando, ahora con más monedas que antes del reordenamiento y con mayores dificultades. A juzgar por el resultado de las políticas, el punto B está más lejos que el primer día.

“Si hiciéramos mejor las cosas, estuviéramos mejor”

¿Lógico, no? En septiembre de 2023 a Alejandro Gil no le quedó de otra que reconocer que había “insuficiencias internas” y los ministros y funcionarios eran los primeros responsables. “Si hiciéramos mejor las cosas, evidentemente, estuviéramos mejor. Es un trabajo que tenemos que hacer en colectivo”, dijo en el espacio televisivo Mesa Redonda.

Las palabras en televisión nacional hablaban de lo que habían alertado prestigiosos economistas cubanos desde el día 0 del reordenamiento, comenzando por el error del momento escogido y por las contradicciones en las políticas diseñadas. Hubo que esperar tres meses más para que en diciembre de 2023, después de dos años de comenzado el reordenamiento, se pusiera fin a la idea.

“Estamos avanzando. No estamos estancados, ni retrocediendo”

Pese a que el 2022 fue un año marcado por una elevada inflación, apagones de más de 12 horas en todo el país y un gran déficit productivo, en mayo de ese año Alejandro Gil aseguró a la Asamblea Nacional del Poder Popular que había “una cierta y gradual recuperación”.

Para Gil, la inflación que sufría Cuba era “importada” y se había ralentizado gracias a las medidas del gobierno. “Estamos avanzando. No estamos estancados, ni retrocediendo”, señaló.

Resultados de la gestión económica, en cifras

Además de las frases, Gil se despide con varios números que pasarán a la historia, aunque no sean precisamente positivos para la isla caribeña.

Entre 2020 y 2023 la dura situación en la isla provocó la partida de más de medio millón cubanos, en lo que se convirtió en la mayor ola migratoria del país, y ese número es sólo el comienzo.

Con Cuba desangrándose, fue también uno de los pilares de la “tarea ordenamiento”, que iniciaba con la reunificación monetaria. Todo eso debía eliminar el CUC y dejar sólo el peso cubano circulando y que terminó con euros, dólares y mlc compitiendo sin piedad en las calles cubanas. El euro ya superó los 300 pesos en el mercado informal de divisas y el USD casi alcanza esa cifra, mientras el MLC pasa de los 260, hundiendo la capacidad de compra y el valor del peso cubano.

A esto habría que sumar que las tiendas en MLC terminaron por absorber las de CUC y CUP y lo que quedó para quienes cobran en pesos cubanos fueron pequeños kioscos a los que llegan productos racionados por núcleo familiar.

Cuba sufre también la peor inflación de su historia, con más del 31 por ciento interanual a inicios de 2024 y actualmente hay más empresas privadas de diverso tipo que estatales, aunque siguen sin dar el impulso necesario para sacar a la isla de la recesión. El país produce menos arroz, azúcar, carne de cerdo y de res, pollo, huevos y café que en 2018 y gasta cientos de millones de dólares tan sólo para mantener la libreta de abastecimiento.

Por otro lado, el turismo sigue sin despegar y Cuba no ha cumplido ninguno de los planes de construcción de viviendas de los últimos años. Estos serán, como mínimo, años difíciles de olvidar.

“Si hiciéramos mejor las cosas, estuviéramos mejor”: afirma Gil sobre situación económica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí