enero 22, 2022
19.2 C
Havana

Cubanos molestos por la tala y poda indiscriminada de árboles

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Un grupo cada vez más creciente de cubanos expresan su molestia por la tala y poda indiscriminada de árboles. Queja que adquirió mayor connotación durante el Día Mundial de la Tierra, este 22 de abril.

Durante los últimos años zonas con mucha floresta sobre todo en La Habana, los municipios Playa, Vedado y barriadas aledañas como Nuevo Vedado, de Plaza de la Revolución, entre otras, han sido objeto de una desmedida tala de árboles, incluso frente a las recurrentes protestas de activistas, ambientalistas, especialistas y ciudadanos en general a quienes, hasta el momento, no se han dado argumentos concretos del por qué de los hechos.

Ante tales acontecimientos, las redes sociales se están haciendo eco de la situación. Destacan los grupos “Habana Verde” y “El Vedado de Siempre”, que reúnen a numerosos miembros que cada día suben a la web gráficas en las que se aprecian los destrozos causados por organismos del estado que no se responsabilizan con el perjuicio del medio ambiente y tratan de evadir su implicación en los sucesos.

Sobre esta escalada contra la flora de la isla los defensores del hábitat natural exponen “que en muchos casos se incumple lo establecido por la Ley del Medio Ambiente (No. 81) y la Ley Forestal de Cuba (No. 85)”.

Los ecologistas afirman que, comúnmente, para justificar la tala, las autoridades aluden a razones como la interferencia de los árboles en los servicios urbanos, la afectación que producen en las propiedades, en el tráfico de vehículos de cierto tamaño, en la limpieza, o la remiten al ejercicio de derechos privados.

Que, además, para justificar la poda, alegan motivos como el comienzo de la temporada ciclónica, la interrupción en las vías públicas o la protección de los cables eléctricos. “Es comprensible que los árboles deban ser podados para evitar afectaciones y mantener el orden urbano. Sin embargo, consideramos que la poda debe hacerse de modo tal que tampoco afecte la salud del árbol ni aminore los beneficios que ofrece a la comunidad, como el proveer de sombra y oxígeno, entre otros muchos”, insisten.

Las voces integrantes de “Habana Verde” exigen a las autoridades del país detener la tala indiscriminada de árboles, que afecta la creación de oxígeno y conlleva un aumento de los niveles de CO2 en el ambiente lo que contribuye al calentamiento global. De igual modo, detener las podas excesivas o indebidas “que muchas veces acaban debilitando a los árboles y disminuyendo la capacidad de sus raíces para absorber agua y transportar los nutrientes importantes, lo cual suele provocarles la muerte”.

Asimismo piden nuevos proyectos de siembra de árboles, que tengan en cuenta el cuidado de estos a largo plazo, para reparar el grave daño causado por la deforestación “tanto en la ciudad de La Habana como en otras ciudades y pueblos del país”, y promover desde la educación, con mayor énfasis, sobre la importancia de los espacios verdes en las ciudades y su impacto beneficioso en la vida cotidiana.  

Raquel Espino denunció en la citada página de Facebook: “llamé al teléfono que publican como el que se utiliza para quejarse y me dieron el teléfono de comunales y que hablara con el director q se llama Tony, jamás contestaron el teléfono”, al tiempo que estimaba que “todo está hecho para que nadie pueda quejarse de nada, los jefes nunca están, ni les importa nada. ¡Seguimos en combate!”

Otra activista, Lali Batista Aranda, desde los alrededores de 13 y E, Vedado, el 21 de abril último, llamaba la atención sobre  la tala de árboles en la zona y otras de La Habana, y añadía: “es una masacre lo que están haciendo. Por favor, no somos los únicos que dependemos de los árboles, muchas especies que viven en la ciudad también los usan para resguardarse. Les ha costado años crecer y llegan y los cortan así sin más, no es justo para ellos, para los animales, ni para nosotros. Gobierno de La Habana,  Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, Ministerio de la Agricultura de Cuba, que alguien revise esto”.

En la citada cruzada contra el daño ecológico, incómodas opiniones invaden la web como la relativa a “¿a cuál ministerio corresponde pedir explicaciones por la tala?”, o la que insta “Si no podemos plantar un árbol. ¡Evita la tala de los que ya existen!”. Y otras, como la de Alexandra Lleonart, que acusan embistes como los expuestos en la calle B, entre 11 y Línea, Vedado; Héctor Garrido, en las calles C y 13, en igual barrio y otro usuario desde La Puntilla, franja aledaña a la Céntrica 5ta. Avenida, de Miramar, Playa.

Al parecer autoridades de gobierno han tomado en cuenta las protestas por lo que, hasta la actualidad, el vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de la capital, Reinaldo García Zapata, al referirse en el habitual encuentro a esos acontecimientos, en este caso en el municipio Plaza de la Revolución uno de los puntos en cuestión, destacó que se debe ser muy riguroso a la hora de realizar los trabajos de podas, una acción que debe evaluar el grupo de trabajo creado a tales efectos, según el periódico local Tribuna de La Habana.

En tanto, Mario Castillo Salas, director de la Empresa Eléctrica de La Habana, reiteró que esa entidad no está autorizada a ejecutar talas y menos sin guía forestal y Alexander Zorrilla Torreblanca, director de la Empresa Provincial de Áreas Verdes, explicó la investigación realizada en la zona, que proseguirá hasta la adopción de las medidas correspondientes.

Al redondear las consideraciones sobre el desfavorable contexto medioambiental que ocurre especialmente en La Habana, García Zapata exigió severidad en los análisis y las medidas pues «las personas tienen que aprender a ser disciplinadas y actuar con total responsabilidad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =

Último minuto