febrero 25, 2024
23.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Diez lugares imprescindibles de Sagua la Grande en su aniversario

Foto: Shuterstock

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Dicen que el poeta Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido, visitó Sagua la Grande en el siglo XIX y, emocionado con el paisaje fluvial, bautizó el río que atraviesa la ciudad como “el Undoso”. Desde entonces, la región se hace llamar, en un alarde de romanticismo tardío, como la Villa del Undoso, un paraje signado por las crecidas sucesivas de ese camino de aguas.

No fue hasta el 8 de diciembre de 1812 que la Corona española registró su nacimiento en los libros, varias centurias después de que las maderas de sus bosques ayudaran a construir San Lorenzo de El Escorial, en España, y de que los piratas aprovecharan la boca del río para fondear sus naves. Sin embargo, el verdadero despegue de la región tuvo lugar durante la época dorada del azúcar, una etapa efímera pero bien aprovechada, durante la cual se levantaron imponentes edificios y palacetes.

Fue una de las ciudades más prósperas de la isla, hoy venida a menos, pero le queda el encanto, la hidalguía desperdigada por las calles. Orgullosa de sus hijos ilustres, que lo mismo han sobresalido en las artes, las letras, que en la ciencia, Sagua la Grande llega a los 211 años de historia y Cuba Noticias 360 traza un itinerario mínimo para recorrer 10 de sus sitios más icónicos.

1. Puente El Triunfo

Esta emblemática obra de la ingeniería civil une las dos partes de la ciudad. Su antecedente fue un viaducto de madera erigido en 1895, por el cual transitó victoriosa la Brigada Sagua comandada por el General José Luis Robau López una vez concluida la guerra, de ahí que fuera llamado alegóricamente El Triunfo. Con la destrucción de este puente de madera por una inundación, se construiría en su lugar el de hierro que ha llegado hasta hoy y es, de hecho, uno de los pocos con la tecnología de vigas Pratt que se mantienen en la isla con su infraestructura original. La obra fue concluida en 1905 y en la actualidad, dado su avanzado estado de deterioro, su restauración es un reclamo permanente de una ciudad que lo defiende como su más entrañable símbolo identitario.

Foto: lesumbalaberenjena | Flickr

2. Parque La Libertad

Es el centro de ebullición de la vida social del territorio, donde han confluido desde siempre los sagüeros. Fue construido en el siglo XIX y al terminar la guerra del 95 se comenzó a llamar La Libertad. Ha sufrido numerosas transformaciones estructurales y de diseño, entre las que sobresalen la colocación de un kiosco, sillas y sillones de hierro y la más reciente construcción de una especie de plataforma que, por suerte para el ornato público, fue demolida para la celebración del bicentenario de la villa. Hoy luce sus mejores galas y en él se encuentra una tarja con la declaratoria del centro histórico urbano como Monumento Nacional.

3. Iglesia Parroquial Purísima Concepción

Fue el cuarto templo erigido en la comarca y el único de aquella época primigenia que ha llegado hasta nuestros días. Diseñada y ejecutada por un ingeniero belga, la Parroquial de tres naves tuvo un costo de 65 000 pesos y fue considerada por el arquitecto Joaquín Weiss uno de los exponentes más genuinos del Neoclásico en Cuba. En el altar mayor, de mármol, se alza la imagen de la Inmaculada Concepción. Posee un campanario con cúpula rematada por una torrecilla. La fachada principal muestra dos puertas laterales de hierro y una principal del mismo material decorada con motivos religiosos, un frontón tetrástilo con capiteles dóricos que contiene el reloj que aún guía las rutinas cotidianas de los vecinos.

4. Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús

En 1906 el Padre Saturnino Ibarguren bendijo la primera piedra del templo que sería regentado por la Orden Jesuíta y que inicialmente contaba de una nave central y techo de zinc. Luego del ciclón de 1933 fue ampliado con dos naves laterales, techo de hormigón y un nuevo campanario. El Sagrado Corazón sobre la torre fue el primer monumento público en Cuba dedicado a esta imagen. El templo es de estilo neogótico y uno de los siete inmuebles de su tipo en el país. A pesar de algunos cambios el edificio conserva sus valores originales y continúa prestando servicios religiosos.

5. Casino Español

Aunque algunos espacios interiores han sucumbido al deterioro, el Casino Español es uno de los edificios más imponentes de Sagua la Grande. Su construcción comenzó en agosto de 1907 y en solo 14 meses fueron ejecutados sus dos niveles y hasta sus mínimos detalles. Las características formales de la edificación responden al movimiento ecléctico, aunque prevalece una abundante decoración con influencia del Art Noveau y del Barroco. La edificación se mantuvo como aglutinador de la sociedad española de principios del siglo XX. A principios de la Revolución se utilizó para actividades recreativas de carácter social. En 1962 se trasladó para el inmueble la Biblioteca Pública que se mantuvo hasta 1998, cuando la edificación fue declarada inhabitable debido a las malas condiciones técnico-constructivas. Se mantuvo cerrada hasta el año 2000, cuando pasó a manos del CITMA con el objetivo de rehabilitar el inmueble para su sede, el museo de antropología y un centro para eventos de carácter científico-técnico, usos que lamentablemente no han sido concretados.

6. Palacio Arenas Armiñán

Construido en 1918, el Palacio Arenas Armiñán está considerado una de las siete maravillas arquitectónicas de la provincia de Villa Clara y el más representativo exponente del Art Nouveau en la Villa del Undoso. Fue una casa de viviendas hasta finales del siglo XX y en el año 2005 comenzó a restaurarse mediante un proyecto de colaboración internacional con el Gobierno Autónomo Canario para habilitarlo como institución para la enseñanza, promoción y divulgación de las artes plásticas y la música. Dicho proyecto, no obstante, no llegaría a materializarse. Fue entonces cuando lo intervino el Ministerio del Turismo y, con motivo del lanzamiento de Sagua la Grande como destino turístico en FITCuba 2018, fue sometido a un proceso de restauración capital para convertirle, con 11 habitaciones, en hotel Encanto del Grupo Cubanacán.

7. Hotel Sagua

Foto: Juanporeilly | Flickr

Cerrado a cal y canto durante décadas, el otrora Grand Hotel Sagua era considerado uno de los más lujosos de la Cuba del segundo cuarto del siglo XX. El inmueble, de arquitectura ecléctica y exquisita belleza, tendría la dicha de hospedar al poeta Federico García Lorca. En 2018 fue sería restaurado, ampliado y reinaugurado bajo el sello de lujo Encanto del Grupo Cubanacán. Desde entonces, se ha mantenido brindando servicios hoteleros y extrahoteleros a los pobladores de la ciudad y a los llamados “comunitarios”, sagüeros que andan desperdigados por medio mundo y regresan a visitar a las familias.

8. Casa de Cultura

De estilo neoclásico, esta imponente casona de mampostería y techos de vigas de madera y losas fue erigida en 1873 por el Conde Moré, principal accionista y presidente fundador de los ferrocarriles de Sagua la Grande. El inmueble tiene un solo nivel con arcadas en su frente, portal y jardín, con una planta en forma de C con jardín lateral y patio central. Los vitrales que adornan el salón recibidor fueron traídos de Florencia. Posteriormente fue adquirida por la filántropa sagüera Doña Carmen Ribalta, cuya descendencia la donaría a la ciudad para ser utilizada como Liceo, con la condición de que sus rentas se emplearan en beneficio del pueblo. La mansión fue visitada por el General Arsenio Martínez Campos, en 1899; por la poetisa cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda, y por Máximo Gómez, entre otras personalidades. Actualmente radica en ella la Casa de Cultura.

9. Los Mogotes de Jumagua

Este conjunto de ocho cerros de 87 metros de altura es la segunda formación rocosa de su tipo más grande del país ―solo por detrás de Viñales―, y en 1984 fue declarada Reserva Ecológica Nacional por albergar una gran diversidad biológica, incluyendo especies endémicas como la Palmita de Jumagua y el roble enano. Los Mogotes de Jumagua poseen también un valor prehistórico e histórico insuperable, pues han sido encontrados fósiles y vestigios de la presencia de corsarios y mambises. Esta joya del sistema nacional de áreas protegidas cubre un área de 362 hectáreas y ofrece un contraste impresionante con la gran llanura que los rodea.

10. Isabela de Sagua

El puerto de Isabela de Sagua, situado en la costa norte de Cuba y el más cercano a Estados Unidos, fue fundado y abierto al comercio internacional en 1844. Ahí comenzaron los tiempos de esplendor de la comunidad pesquera, que presumía de que en sus muelles podían atracar ocho buques a la vez. Sin embargo, en las últimas décadas Isabela ha soportado el maltrato de huracanes, la soledad de su puerto y el éxodo marítimo durante la crisis migratoria de los 90. Queda en pie parte de un sector poblado por pescadores y pequeños comerciantes y, tras las flexibilidades conferidas por el gobierno al sector privado, un floreciente negocio de restaurantes y bares que aprovechan al máximo las riquezas del mar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí