mayo 29, 2024
35.2 C
Havana

¡La Recarga SALDO 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 14 de mayo al 29 de mayo ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

El arte de ser un verdadero cubano: la famosa jabita

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Hugo León

En un mundo ideal, con agros y carnicerías llenos, todavía los cubanos tendríamos un problema colosal: la jabita, que no la mencionamos en la oración anterior pero que es parte de nuestra vida y quien no la trae consigo, no aprueba el test de cubanía. Si usted es nacido en Cuba, sabe que una jaba salva vidas.

Como diría el célebre Carlos Ruiz de la Tejera, el cuerpo del cubano se divide en cabeza, tronco, extremidades, y la jabita, y es que sin importar la condición económica o social, la mayoría lleva una jaba a cuestas, en la mochila o el bolso, 

¿Por qué los cubanos no se despegan de su jaba?

La respuesta es simple y está precisamente en que no existen esos agros y carnicerías llenos, así que a la primera oportunidad, cuando aparece algo para comprar, hay que estar listo para transportarlo. ¡Si se arma una cola, es imperdonable no tener una jaba a mano!

A diferencia de las antiguas bolsas de cartón, de tela o las clásicas jabas de tejidas con mimbre, las jabas plásticas son dóciles y pueden guardarse en el bolsillo o en cualquier otro lugar. 

Es así que este tipo de bolsa es común entre quienes andan a diario en las calles, y las de mimbre o tela quedan para las compras planificadas o para quienes tienen tiempo de estar en casa y salir a buscar mandados.

Las famosas “jabitas Cubalse” fueron las que más notoriedad alcanzaron en la isla durante mucho tiempo, y se le conoce así porque todas tenían el logo de la mencionada empresa. Eran resistentes, las había en diversos tamaños y las daban en las tiendas con cada compra. En la actualidad, por el contrario, en muchas tiendas no hay jabas disponibles para llevar las compras, así que los clientes llevan las suyas propias.

Usando las jabas en modo «Cuba»

Hay más de una forma en la que una jabita puede sacar a los cubanos de un apuro. ¿Quién no ha visto a la gente con jabas en la cabeza cuando llueve? La pequeña «sombrilla» servirá poco para proteger el cuerpo o la ropa, pero el pelo llega a casa inmaculado.

Asimismo, a falta de pan, casabe, y a falta de teflón, jabas. Las jabas en Cuba son utilizadas para taponear salideros y sustituir el teflón en las uniones de las tuberías.

Por si fuera poco, si una bicicleta o moto tiene más grasa de la que debe, un par de jabitas para los pies puede proteger el calzado eficientemente, algo que difícilmente se verá en otro país.

¿No hay «teipe»? No hay problema si hay jabita. En Cuba puede no haber material aislante pero el plástico de una jaba puede mantener dos cables unidos sin más problema que el nerviosismo de ajustarlo… y rezar por lo mejor.

El monopolio de las jabitas

Nadie sabe de dónde salen las jabas en Cuba y en la prensa estatal poco se ha hablado de su producción, pero en la mayoría de las panaderías es común encontrar vendedores con cientos de estas, con un precio que varía entre los 5 y los 10 pesos.

Cuba Noticias 360 conversó con varios vendedores de jabas en La Habana pero ninguno de ellos reveló dónde las conseguían. Uno de ellos indicó que hay grandes proveedores que se las venden a peso o a dos pesos, pero asegura no saber de dónde las saca.

“El día que en las tiendas no hay, yo sí tengo, eso es lo que te puedo garantizar”, señaló entre risas. 

Otro gran misterio es que mientras muchas tiendas no tienen jabas, quienes venden pan a domicilio los venden con jabita incluida, lo mismo sucede con quienes venden col rallada y combos de ensalada preparada.

En resumidas cuentas, son tan famosas las jabas en Cuba que incluso se hizo notoria una caricatura de La Giraldilla, símbolo de La Habana al que se le agregó una jaba. Sería bueno que, en ese mismo mundo ideal, con agros y carnicerías llenos, las jabitas sean regaladas, que ya bastante se paga por los productos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí