mayo 28, 2024
28.2 C
Havana

¡La Recarga SALDO 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 14 de mayo al 29 de mayo ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

El boniato en Cuba: de comida de pobres a lujo

Foto: Archivo | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Acostumbrados a que la malanga sea la vianda más cara en los mercados de la isla, no pocos cubanos han puesto el grito en el cielo ante los nuevos precios del boniato, un alimento que siempre ha clasificado como comida de pobres.

Hasta ese renglón se ha montado en la espiral inflacionaria que asfixia a Cuba, pues los vendedores están pidiendo en este minuto entre 60 y 80 pesos por cada libra, de acuerdo con pesquisas realizadas por Cuba Noticias 360 en La Habana y varias provincias del interior del país.

De hecho, llama la atención que, en territorios como Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey, de fuerte tradición agrícola e históricos abastecedores de los mercados capitalinos, el tubérculo está aún más caro que en La Habana.

“Lo peor no es el precio —advierte Cándida López, una espirituana que hace magia en la cocina—, lo peor es que no te lo encuentras”.

De acuerdo con la opinión de algunos campesinos dedicados a los cultivos varios, la “desaparición” del boniato y la subsiguiente subida del precio se deben a varios factores: que este rubro todavía no está en su época óptima de cosecha, que por el aumento del precio de otras viandas el boniato ha sacado la cara durante demasiado tiempo y, sobre todo, que ante la escasez de harina de trigo, se emplea la harina de boniato como sustituto en la repostería y en diferentes preparaciones, tanto en el sector privado como en el estatal.

El boniato es noble, no necesita de grandes inversiones, pero tampoco es que se da silvestre, según han advertido los guajiros en reuniones y más reuniones, en recorridos y encuentros con las bases productivas que las autoridades gubernamentales cubanas han tenido en los últimos tiempos, sin que esos “contactos con la base” hayan multiplicado producción alguna.

En el rosario de calamidades que mantiene deprimido al campo figura Acopio, que debe recoger las cosechas comprometidas e incumple con frecuencia, por lo que el productor termina vendiendo a los intermediarios mucho más que los excedentes.

Otra variable que funciona en contra es el célebre programa de sustitución de importaciones, pues al reducirse drásticamente la entrada desde el exterior de piensos para la alimentación animal, las alternativas para cebar cerdos, por ejemplo, compiten con las producciones dirigidas a la población. En otras palabras, se corre el riesgo de que los animales le “roben” los boniatos al pueblo. En las oficinas de la Agricultura dicen que eso no debe pasar, pero, ¿quién puede asegurar que a pie de surco no suceda?

Por lo pronto, no quedan muchas opciones: pagarlo al precio que impongan los revendedores y carretilleros; que un familiar desde fuera de la isla lo compre y envíe a través de tiendas online como La Jabalina, donde hoy se cotiza a 2.50 USD la libra, o resignarse a prescindir también del boniato, que de comida de pobres en Cuba ha pasado a ser lujo de «millonarios».

1 COMENTARIO

  1. Buenos días el comentario es actual sufrimos todos da lástima ver un anciano después de haber trabajado más de 40 años acariciando un boniato y no poder comprar lo q necesita el y su mascota. No se tiene claridad de cómo y pa cuando llegara la solución porque no solo es con el boniato es con todos los productos de primera necesidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí