mayo 20, 2022
24.2 C
Havana

El máximo ganador y el que más lo desea

Foto: UEFA

Texto: Manolo Vázquez

Todos soñábamos con ver en cancha la rivalidad individual entre los dos mejores jugadores de la última década, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Lo mismo da con selecciones, clubes o comiendo hamburguesas, queremos que se encuentren cara a cara, para alimentar la pasión que genera este duelo en cada uno de nosotros.

Y la boca se nos hizo agua al tenerlos enlazados tras la primera versión del sorteo a octavos de final de la UEFA Champions League que, penosamente, se tuvo que realizar dos veces por “errores mecánicos”. Solo vivimos un espejismo y nos quedamos con el recuerdo de la última temporada, cuando los astros mundiales coincidieron en la fase de grupos con sus antiguas camisetas (Barcelona-Juventus).

Es cierto que el supuesto cruce PSG-Manchester United, dos escuadras necesitadas de resultados allende sus torneos domésticos, resultaba un pareo emocionante, pero nadie puede negar que Real Madrid, el máximo ganador (13), y PSG, el que más lo desea, porque nunca ha levantado la orejona, también despierta mucho morbo.

Se trata del nuevo club de La Pulga, en su andar parisino no del todo “glamuroso”, ante el acérrimo rival de toda su carrera, nada más y nada menos que el Real Madrid, escuadra a la cual el rosarino enfrentó 44 veces durante su pasado culé (19 victorias-11 empates-14 derrotas) y le marcó 26 goles –15 de ellos en el Santiago Bernabéu– además de firmar 14 asistencias.

Así que su regreso a la casa del conjunto blanco seguramente no será del agrado de una afición magullada por la calidad del astro argentino que, si bien ya no vive sus mejores años, las circunstancias pueden llevarlo a ofrecer un gran performance.

Pero Messi no es el único que despierta sensaciones del pasado. Sergio Ramos, Achraf Hakimi y Ángel Di María jugaron en el Madrid y ahora defienden los colores del club francés. Además, está Neymar, quien al igual que su amigo argentino es un ex del Barça y, por cierto, otro protagonista como Kylian Mbappe, pretende llegar para la próxima temporada al club merengue.

A la izquierda de la foto se ubican los clubes que disputarán la ida en casa y la vuelta como visitantes. Foto: besoccer.com

Así que la mesa está servida. La suerte, buena o mala, nos ha regalado la oportunidad de vivir en los próximos meses de febrero y marzo un cruce épico, donde habrá más que fútbol en juego. Sin dudas el duelo Messi-Cristiano puede esperar, y seguramente llegará. Al menos el Manchester United sale como favorito para imponerse a su rival de turno, el Atlético, aunque también hablamos de un duelo muy parejo. Por cierto, el luso cuando militaba en el Madrid y en la Juventus le convirtió un total de 25 goles a los rojiblancos.

¿Chapucería?

Producto de un error “mecánico”, el sorteo de octavos de final de la Liga de Campeones tuvo que repetirse. Al Real Madrid, uno de los perjudicados, le había tocado el Benfica, pero se decidió reanudar todo desde el principio por un “fallo de la computadora”, que más bien fue humano, y finalmente el PSG de Messi, Mbappé y Neymar buscará avanzar ante los merengues, en una competición que se le ha negado al club de la capital francesa a pesar del inmenso presupuesto con el que cuenta.

Y la meta es sumamente compleja, pues en frente tienen a los máximos ganadores de la competición que, aún sin lucir su máximo esplendor, han demostrado que son capaces de, con poco fútbol, sacar adelante los resultados. La historia les avala y casi siempre pesa en instancias decisivas.

Lo cierto es que en el más universal de los deportes no hay nada escrito hasta después del pitazo final. Y es en la cancha donde se tejen las historias, sobre todo cuando se trata de duelos de vida o muerte, como los cruces de octavos de la Liga de Campeones, una instancia en la cual los hombres se separan de los niños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =

Último minuto