agosto 13, 2022
24.2 C
Havana

El submarino amarillo atracó en puerto lejano

Texto: Manolo Vázquez

Foto: mdzol.com

Una urbe de historia desbordante como Gdansk, la colorida ciudad portuaria de la costa del mar Báltico, en Polonia, fue testigo de una final impresionante de la UEFA Europa League, entre el Villarreal y el Manchester United.

El primer período vio adelantarse al Villarreal, club de la ciudad española con solo 50 000 habitantes, que, por cierto, disputaba su primera final a nivel continental de la historia.

Gerard Moreno, el autor de 23 goles en la recién finalizada campaña de La Liga, fue quien se anotó la primera diana del compromiso, tras un centro envenenado de Dani Parejo al minuto 29, que tan solo el nacido en Santa Perpetua de Moguda tuvo que desviarlo levemente para conseguir penetrar el arco custodiado por David de Gea. El conjunto español apenas generó fútbol en los primeros 45 minutos. Sin embargo, la solitaria anotación que marcaba el 1-0 parcial fue suficiente para que se fueran al descanso con cierto nivel de confianza.

En el arranque de la segunda parte el conjunto rojo de Manchester embotelló a sus rivales y consiguió el empate en una de las tantas oportunidades que tuvieron de cara a portería. El que sí no falló su chance cuando el reloj marcaba el 55 fue el uruguayo Edison Cavani, causante con su anotación de dilatar las acciones a una prórroga, hecho que se registró por tercera vez en la historia de la competición bajo el formato actual.

Los minutos extras se disputaron sin acciones trascendentales, persistió la igualdad a un gol y desde los doce pasos tuvo que decidirse el compromiso. El duelo de Gerónimo Rulli ante David de Gea era lo último que faltaba por verse en la finalísima, pero no bajo los tres palos, sino que sorprendentemente, cobrando desde el punto de penal.

El arquero argentino Gerónimo Rulli fue el héroe en la tanda de penales. Foto: Diario Jornada

Y es que los 10 de la lista lanzaron de manera impecable, hasta que llegó el turno de los guardametas, y Rulli la ajustó al ángulo, le metió toda la presión a De Gea, y el español tiró hacia el costado izquierdo del argentino, que le adivinó completamente la intensión al cancerbero contrario.

Una final de altos quilates y mucha tensión, que se resume además en un nuevo éxito para el director técnico del submarino amarillo, el nacido en Fuenterrabía, Unai Emery, quien ya había levantado el trofeo de la Europa League en tres ocasiones anteriores como entrenador del Sevilla.

En cambio, del otro lado la derrota es dolorosa para los ingleses, después de cuatro años de ganar su primera Europa League en Suecia. Este hubiese sido su noveno título internacional de la historia, y lo peor es que partían como favoritos por calidad y presupuesto.

Por cierto, hablando de términos económicos, la victoria de hoy también le viene como anillo al dedo al club de la Comunidad Valenciana, que movilizó a cerca de 2 000 aficionados hasta la sede del Arena Gdansk, pues se embolsaron otros siete millones además de los 23 que ya habían ganado durante el transcurso de la competición. Es decir, que la cifra para la escuadra de la nación ibérica ascendió a 30 tras alzar la copa.

El futuro cercano

La Europa League de la próxima temporada bajará su presupuesto de 510 a 465 millones de euros. No obstante, es un mejor dato para los conjuntos que la disputan. La reforma de la competición cambia de 48 participantes a solo 32, por lo que proporcionalmente ingresarán una cantidad superior.

Por ejemplo, meterse en fase de grupos antes daba 2.92 millones y ahora entregará 3.63. Ganar será recompensado con 630 000 euros y empatar ofrecerá 210 000. Ser líder de grupo reportará 1.1 millones extra. Y finalmente, los nuevos Manchester United y Villarreal que jueguen la final de la próxima campaña se repartirán 4.6 millones solo por llegar a esa instancia. Quien resulte victorioso se lleva una notable suma de 8.6.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto