febrero 5, 2023
30.2 C
Havana

Eliminan los grupos de Lucha Contra Coleros y anuncian nuevas medidas en tiendas en MLC

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El gobierno cubano anunció la eliminación de los grupos de Lucha Contra Coleros (LCC) en las cadenas de tiendas en MLC de CIMEX y Caribe. 

El periodista estatal Lázaro Manuel Alonso publicó la decisión en su perfil en Facebook, donde agregó que se había establecido además un nuevo sistema para acceder a los productos en esos establecimientos y se extenderían los horarios de venta.

Alonso aseguró que “la decisión de eliminar los LCC (organizadores de colas) ha sido una de las más reiteradas demandas en La Habana” y que “algunos refieren que muchos, lejos de contribuir al orden, desorganizaban y en algunos casos, lucraban con su cuota de poder de definir quién compra y cuándo”.

Las medidas adoptadas por el Gobierno Provincial de La Habana para la “venta de productos liberados controlados de alta demanda en las cadenas de tiendas CIMEX y Caribe” fueron publicadas en la web Portal del Ciudadano.

Las autoridades cubanas definieron para la venta cinco productos controlados: pollo, picadillo, salchicha, aceite y detergente. Para los mismos la distribución a la población quedó organizada “a través de ciclos de ventas”.

“Los núcleos hasta ocho (8) integrantes se les vende 5 Kg de pollo, 2 pomos de aceite, 4 tubos de picadillos, 1 kg de detergente y 2 paquetes de salchichas; esta cifra se duplica para los núcleos de nueve (9) a 16 integrantes y se triplica de 17 en adelante”, asegura la información.

En el texto se exponen las problemáticas encontradas en el proceso de venta en estos establecimientos, una de las más tratadas fue sin dudas los “reiterados estados de opinión de la población sobre el funcionamiento de los grupos de LCC, condicionado por irregularidades en los ciclos de distribución y la equidad entre las cadenas y establecimientos que comercializan los productos; así como la inseguridad en la adquisición de los mismos”.

Otros problemas reconocidos por el gobierno de la capital cubana fueron las “dificultades en el funcionamiento de los grupos municipales”, la “poca utilización de los beneficios que aporta el uso de herramientas informáticas para el control de las colas y la venta de los productos seleccionados”, y el “insuficiente enfrentamiento a los coleros, revendedores y acaparadores, aun cuando en el 2022 se han enfrentado mil 352 coleros”.

A partir de estas irregularidades, los dirigentes reconocieron “la necesidad de reformular el sistema establecido hasta la actualidad”, para lo cual decidieron:

-Eliminar los grupos de LCC.

-Reorganizar la comercialización y establecer de forma progresiva su aplicación.

-Garantizar por la administración del establecimiento y sus superiores, que el aseguramiento de los productos seleccionados disponibles, cubra la totalidad de los núcleos vinculados en el ciclo definido, que permita controlar las entregas según las percápitas establecidas y evitar desbalance dentro del municipio. 

-Elaborar una tarjeta de manera uniforme para las núcleos que no poseen la libreta de abastecimiento y establecer un control para su entrega, incorporándolos al sistema de vinculación y por consiguiente incluirlos en las cantidades de productos a ubicar en cada establecimiento.

-Enumerar de forma consecutiva los núcleos, teniendo en cuenta las bodegas vinculadas al establecimiento, facilitando con ello, el acceso controlado y planificado. Para la numeración consecutiva, se tendrá en cuenta la bodega y la circunscripción y se elaborará un Ticket donde se exponga el número que le corresponde a cada núcleo para comprar.

-Se establecerán horarios de venta extendidos (martes y jueves) de 10:00 am a 7:00 pm, con el objetivo de facilitar las compras a los consumidores que trabajan. La organización en el exterior del establecimiento se establecerá por orden de llegada.

-Los días de compras serán por núcleos según la enumeración establecida y se fijará un día a la semana (domingo) para los núcleos que no pueden efectuar la misma el día que le corresponde, y para adquirir por los núcleos algún producto seleccionado que por fuerza mayor no haya sido posible  se garantizará el día que le correspondía comprar. 

-Se designará por el municipio, una persona que goce de prestigio y autoridad en la comunidad, para que ejerza el control de la cantidad de productos que recibe diariamente el establecimiento, con el objetivo de definir la cantidad de núcleos que pueden realizar la compra en el día. 

-Se informará a la población mediante medios gráficos (en los establecimientos) e informáticos (APK), los ciclos de distribución y el orden por días de las bodegas y consumidores que le corresponden comprar en las Cadenas de Tiendas.

-Los vulnerables, definido por los Gobiernos municipales, podrán comprar el día que le corresponde por la numeración establecida según la planificación aprobada, pudiendo auxiliarse de otra persona o mensajero, presentando la libreta de abastecimiento y carnet de identidad.  

-Se modificará el procedimiento de compras para los trabajadores, de las Cadenas de Tiendas, incluyendo a los trabajadores de Comercio designados.

-Se elaborará un programa de comunicación a la población por diferentes vías, sobre la estrategia de comercialización de los productos que se venderán de forma regulada controlada, a nivel de municipios, consejos populares y circunscripciones.

-Se realizará una prueba piloto de las aplicaciones informáticas (TeToca y Ticket), que facilitarán la distribución y venta de los productos controlados seleccionados.

El Gobierno Provincial de La Habana asegura haber “trabajado en la organización de las ventas, significando el proceso de vinculación que comenzó el 20 de mayo del presente año”. 

Según los datos ofrecidos por las autoridades cubanas, la red de la cadena CIMEX cuenta con 338 unidades a las que están vinculados 473 225 núcleos para un promedio de 1 400 núcleos por unidad.

En el caso de las Tiendas Caribe con 157 unidades, se vincularon 333 777 núcleos, para un promedio de 2 125 núcleos por unidad, aclarando que el 48 % de estas son unidades pequeñas o kioscos.

Desde inicios del 2020 el gobierno de la isla lanzó la Operación Lucha contra Coleros, que fue promovida por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, con el objetivo de perseguir y castigar a los intermediarios en el mercado informal.

No obstante, como mismo reconocieron ahora, este no ha sido el mecanismo más eficaz contra las ilegalidades cada vez más crecientes producto del poco abastecimiento en las tiendas, la inflación y los altos valores del cambio del MLC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here