diciembre 9, 2022
22.9 C
Havana

La Habana, una ciudad que «se vende»

Fotos: Manuel Larrañaga

Texto: Hugo León

La Habana siempre fue una ciudad de carteles. Lo era hace décadas con miles de anuncios de negocios privados, tiendas, fondas y hostales y lo es ahora, con la diferencia de que por estos días muchos de sus letreros dejan ver con tristeza una urbe que se despide de su gente, porque los letreros que abundan son los de “se vende esta casa”.

Hasta el 2011 vender las propiedades estaba prohibido en Cuba, pero después del cambio de esta política se volvió común ver a decenas de personas a diario en las notarías. Sin embargo, nunca habían sido tan evidente la existencia de cientos y cientos de carteles de venta en casas y carros como en la actualidad.

Basta preguntar a los vecinos qué pasa con las casas en venta en su barrio para que respondan que “la gente está vendiendo todo para irse”, lo cual tiene sentido si se pone en contexto este auge de intentos de compra-venta de viviendas: entre octubre de 2021 y septiembre de 2022 llegaron a Estados Unidos casi 225 mil cubanos por la frontera con México y otros tantos a través de diversas vías, según el Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras del país norteño.

Ese viaje realizado por casi un cuarto de millón de personas comienza por lo general en Nicaragua desde que el país centroamericano anunciara el libre visado para cubanos y cuesta entre cinco mil y 10 mil dólares por persona. ¿De dónde sale todo ese dinero? La respuesta está en las propiedades vendidas y en la ayuda del extranjero, según varios entrevistados por Cuba Noticias 360.

También se suman los que viajan a destinos menos comunes como Guyana, Brasil, Rusia y naciones de la Unión Europea, en especial España en este último, quienes también necesitan el dinero para costear el nuevo comienzo.

Es casi cotidiano en la capital llegar al barrio, incluso al edificio, y escuchar que fulanito “se fue” o que “ya menganito llegó”, sin ser la totalidad de los casos, lo más común es que estas personas vendan casa y cuanto tengan a mano para sufragar el viaje, si no pueden recibir ayuda de familiares en el extranjero.

Esta situación no solo ocurre en La Habana, al viajar a otras provincias cubanas se descubren los mismos carteles que en la capital, aunque allá casi por norma demore un poco más “salir” de la propiedad.

Para varios habaneros entrevistados, el hecho de que tantas personas necesiten vender la casa o el carro para dejar el país hace que la oferta aumente y en consecuencia, que los precios bajen drásticamente. Ese es el caso de una familia del Cerro que comenzó ofreciendo su apartamento de dos cuartos “con todo adentro” en 17 mil USD hace varios meses y ya han rebajado hasta 12 mil, el mínimo que necesita la pareja para salir, aseguraron.

De acuerdo con fuentes cercanas a este medio, en el centro del país a la situación le están sacando provecho personas adineradas y con varios negocios, que están invirtiendo en buenas casas a precios bajos, aunque en Cuba por ley no pueda tenerse más de una propiedad y para poseer varias hay que ponerlas a nombre de familiares o personas de confianza.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here