junio 16, 2024
26.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

¿Cómo la Mayor Lucía, de Tras la huella, se convirtió en emprendedora e influencer?

Foto Collage: Maikel Amelia | Instagram

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Cuando se puso el uniforme del Ministerio del Interior para encarnar a la Mayor Lucía, del policíaco cubano Tras la huella, Maikel Amelia Reyes ya venía consolidando un currículo notable en teatro, radio, cine y televisión, muy a pesar del fatalismo geográfico que suele poner en desventaja a los artistas de Oriente.

Hija de Ciro Antonio Reyes, primer violín de la orquesta Original de Manzanillo, y de Adis D. Fernández, profesora de Historia del Arte, Maikel Amelia creció en un ambiente propicio a la creación artística, de modo que no fue sorpresa para nadie que, primero, estudiara piano; luego, pintura y dibujo y, finalmente, terminara graduándose de la especialidad de Dirección en la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) de Holguín.

En su ciudad natal emprendió no pocos proyectos artísticos, hasta que saltó a las producciones nacionales gracias a la telenovela Aquí estamos, en el personaje de Katia. Luego sería María Fernanda en Santa María del Porvenir, Marcia en La otra esquina, Laura en la serie En tiempos de amar y varios roles en dramatizados para la televisión y el cine.

Pero llegó la Mayor Lucía y mandó a parar. Fue un personaje que no buscó y que le ha dado muchas gratificaciones, según declaró la propia Maikel Amelia en una reciente entrevista: “Se suponía que interpretaría a Lucía solo por dos meses; de hecho, no tuve tiempo para prepararme, pero la vida es impredecible y 60 días después me pidieron me quedara en la serie. En aquel momento lo dudé, pero representaba un reto grande y a mí me gustan los retos”.

La Mayor Lucía se insertó en un espacio que para ese entonces ya estaba asentado en el gusto popular, y este personaje venía de alguna manera a suplir el vacío dejado por la instructora Mónica, interpretado magistralmente por Blanca Rosa Blanco. La varilla estaba alta, pero la manzanillera se ha ido colando con su peculiar estilo en la historia de este dramatizado.

Tras la huella es una escuela increíble para mí, en todos los sentidos me ha hecho crecer y me ha regalado después de mucho esfuerzo personal el cariño inmenso del público de Cuba y fuera de Cuba y eso no tengo cómo agradecerlo”, ha expresado.

Como Lucía, Maikel Amelia se confiesa una mujer sensible, pero muy recta, extremadamente responsable en el trabajo y con una fuerte vocación para ayudar a otros. También como su personaje, Maikel Amelia suele perder los estribos ante la mentira y lo mal hecho: “Intento discutir sin faltas de respeto, porque el respeto es la paz; pero no imaginan lo fea que me puedo poner en una discusión —reconoce—. Todos tenemos demonios, bajas pasiones, lo importante es darte cuenta cuando estás cruzando los límites”.

A esa contención apela cuando la impresionan los guiones de Tras la huella, unos más fuertes que otros, sobre todo porque sabe que están basados en hechos reales y a veces resulta inverosímil el grado de maldad al que puede llegar el ser humano.

Pero Maikel Amelia no es solo la Mayor Lucía, aunque el personaje la defina tan bien y los televidentes la llamen por ese nombre en la calle. Con más de 548 000 seguidores en Facebook y 264 000 en Instagram, ha venido nucleando una comunidad en las redes sociales, donde no solo postea fotos y noticias sobre su trayectoria profesional y su familia, sino que suele intercambiar y retroalimentarse de la opinión de sus seguidores.

“En las redes he encontrado un mundo increíble de matices, es la propia sociedad expresada a través de ellas, más agresiva, porque las personas no se atreverían a decir mirando a alguien a los ojos lo que se atreven a escribir detrás de un móvil —comenta—. Creo que las comunidades también se educan y se les debe respeto y transparencia”.

A su rol como influencer en plataformas virtuales se sumó recientemente un nuevo proyecto: la boutique MA Selection, que ofrece, como sello de calidad, prendas escogidas por la propia actriz y que sigue una premisa que heredó de sus abuelas: se puede ser humilde, pero no se puede perder la elegancia desde la sencillez.

No es un emprendimiento que se esperaría de una Mayor del MININT, pero Maikel Amelia ya ha aprendido a lidiar con la dualidad que Tras la huella implica: mantenerse en la piel de Lucía, donde aún tiene mucho por dar, y seguir evolucionando como profesional de la actuación, como madre y, desde hace unos meses, como mujer de negocios. 

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí