junio 24, 2024
23.2 C
Havana

¡La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 17 de junio al 27 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

La increíble vitalidad de La sombrilla amarilla 20 años después

Foto: RRSS

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Aunque ya hace 20 años que dejó de transmitirse, el programa infantil La sombrilla amarilla mantiene una actualidad envidiable, no solo porque la dirección de arte fue sumamente avanzada en su momento, sino por la frecuencia con que la televisión nacional suele programarlo en sus carteleras, para bien de los cubanos que crecieron con aquella emblemática serie y de los niños de hoy, que siguen las travesuras de los personajes como si no hubiesen pasado dos décadas.

Transmitido entre 1999 y 2003 bajo la dirección de Mariela López, La sombrilla amarilla narraba las historias de una familia de amigos salpimentada con reflexiones, novedades, juegos, canciones, manualidades, sorpresas y una amplia gama de recursos destinados a la enseñanza de los más pequeños.

Con las lógicas inestabilidades de un elenco que se mantuvo durante tres temporadas en producción, el núcleo dramatúrgico giraba en torno al personaje de Marcolina, interpretada por una magistral Norma Reina Morales que desbordaba carisma; la voz de Mariela Bejerano en el rol de la sombrilla; Michaelis Cue en el papel de Enrique Chiquito; Solange Ramón, la aventurera Anita; Lieter Ledesma como Juan Andarín y los entonces niños Ingrid Cruz, como Chele, y Rubén Araujo, que era Albertico.

De aquella primera vez en pantalla y de las numerosas ocasiones en que la televisión la ha repetido, La sombrilla amarilla consiguió gestarse un público asiduo —fanático, incluso— que tarareaba las canciones, intentaba hacer en casa las recetas de Marcolina y repetía las manualidades que este singular personaje creaba frente a las cámaras como si se tratara de una tarea de la escuela.

Las peripecias comenzaban casi invariablemente con el “hogar, dulce hogar” que recitaba la protagonista y, a seguidas, se desarrollaba la trama de un episodio que siempre concluía con un mensaje enriquecedor para los niños y sus familias.

Entre las fortalezas estéticas de La sombrilla amarilla figura el haber reunido composiciones interpretadas por los propios protagonistas como Amanecer feliz, de Rosa Campo; Canción de la vacuna y El reino del revés, de María Elena Walsh; Venga la esperanza, de Silvio Rodríguez; El patio de mi casa y La boda del sol y la luna.

La idea original de este multipremiado programa fue de Ivette Vian, narradora, poeta, periodista y guionista de la televisión que llevaba años proponiendo el proyecto hasta que la entonces joven directora Mariela López materializó lo que ya parecía improbable.

Una reciente encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociales del ICRT reveló que La sombrilla amarilla sigue siendo uno de los programas más emblemáticos de la televisión cubana en las últimas décadas.

De acuerdo con los internautas consultados, este audiovisual marcó la infancia de los cubanos de aquella época e, incluso, reviste también impacto entre los niños de hoy, pues las tres temporadas de la teleserie, que contó con alrededor de 100 capítulos, han seguido estimulando la creatividad de las generaciones subsiguientes.

El paso del tiempo es más notorio en la apariencia actual de los pequeños que interpretaron a Chele y Albertico, quienes hoy rondan los 30 años. Si bien Ingrid Cruz se mantuvo vinculada a la actuación durante su adolescencia, en este minuto se dedica a su familia y a la profesión que escogió, la Ingeniería Hidráulica; mientras que Rubén Araujo siguió por los caminos del arte y hace unos años se radicó en España.

Varios de los actores y actrices de esta teleserie abandonaron igualmente la isla, incluida Norma Reina, quien hace apenas unas semanas se presentó por primera vez en un teatro de la ciudad de Miami, donde está viviendo.

Sobre su icónico personaje, Reina ha declarado a los medios que Marcolina la ayudó a entender mejor a los niños, a ser una mamá para todos, a amarlos. “Me parezco a ella en que los niños siempre me han gustado, y en que me gusta la fantasía. Me diferencio en que cuando cojo genio soy un poquito más fuerte”, contaba entre risas.

Los creadores que hicieron posible esta rara avis en la televisión cubana están desperdigados por medio mundo, pero la nostalgia los une sin remedio cuando un televisor se enciende y la música anuncia el milagro: “Ya empezó La sombrilla amarilla./ Vamos, ven a la casa de Marcolina./ Hallarás tu fantasía,/ juegos y emociones cada día”.

2 COMENTARIOS

  1. El programa la sombrilla amarilla fue la mejor teleserie infantil en su momento y creo que todavía hoy en día lo sigue siendo para todos los niños. Fue una serie que marco significativamente la vida de todos los niños en su momento, así como la mía pues soy de aquella generación que llegaba a la casa después de la escuela y que conjuntamente de comer una merienda vigilaba el reloj en espera del comienzo de episodio para ver el gustado programa y las nuevas cosas de Marcolina, de Juan Andarín, de Monchipio, de Enrique Chiquito, de todos en general, así como también entre una cosa u otra, yo en mi caso particular para ver los créditos del programa al finalizar pues en el mismo trabajo mi papá como uno de los técnicos (Victor Fernández Baro), cosa que para mí era súper llamativo ver y saber que mi papá formaba parte de la realización y ouesta en escena de aquella majestuosidad. En fin ese era, es y seguirá siendo el mejor programa infantil puesto en nuestra televisión en Cuba para todas las generaciones y tanto es así que hoy en día mis dos hijos lo ven y rodando la cinta ellos tararean las canciones y hacen las actividades al compás de los personajes del programa. Jejejeje. Muchas felicidades a todos su elenco y al personal en su totalidad por hacer echo posible el gustado y majestuosidad LA SOMBRILLA AMARILLA. GRACIAS

  2. todavía se siente cuando se ve como si estuviéramos en ésa época, nunca se olvidará ése programa de niños, como fue tía Tata cuenta cuentos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí