febrero 1, 2023
25.2 C
Havana

Lo que no fue y será

Eventos culturales suspendidos en Cuba por la Covid-19

Fotos: Jorge Luis Borges

Texto: Karla Castillo

Cuando comenzó el 2020, a Cuba llegaban desde lejos los ecos del Covid-19, seguían los planes de eventos, fiestas, festivales, conciertos. Por esos tiempos aún no se pensaba el impacto que tendría la pandemia para el universo de las artes escénicas cubanas.

En marzo, como parte de las medidas de prevención y enfrentamiento al coronavirus, el Ministerio de Cultura del país informó que se pospondrían los eventos artísticos nacionales e internacionales, así como los espectáculos en cines, teatros, casas de la música… en otras palabras, llegó el coronavirus y mandó a parar.

Ante la interrogativa de cuánto tiempo tomaría superar la pandemia, algunos de esos eventos fueron suspendidos hasta nuevo aviso, o pospuestos ya para el próximo año, otros encontraron en las redes sociales un aliado para mantener viva la llama y el espíritu que los mueve, compartiendo memorias de ediciones anteriores o versionando para Internet la forma tradicional en que efectúan sus actividades. Este último caso estuvo permeado de la falta de experiencia en el contexto digital.

El festival Havana World Music (HWM) fue uno de los primeros afectados. Entre el 19, 20 y 21 de marzo, se realizaría su séptima edición, y ya los seguidores del evento estaban enterados del programa, esperando algunos con ansias el concierto inaugural que daría Silvio Rodríguez, o el de la clausura, por parte de Danay Suárez. ¿El resultado? Festival pospuesto.

A su vez, también el concurso Primera Base de HWM sufrió los efectos de la Covid, pero los organizadores decidieron crear una edición online, con la presentación de las bandas por categorías durante trasmisión en vivo desde los perfiles oficiales del festival, y así continuar promoviendo el trabajo de agrupaciones noveles y artistas radicados en la isla.

El Festival Internacional Fiesta del Tambor Guillermo Barreto In Memoriam 2020 dejó a muchos con deseos de rumbear y bailar casino a golpe de buena música cubana cuando publicó, también en marzo, la noticia donde explicaba que quedaría pospuesto hasta nuevo aviso. 

Meses después, llegó el turno de las Romerías de Mayo, pero este evento cambió sus habituales escenarios en plazas, parques y salas de teatro en la provincia de Holguín, por galerías virtuales, conciertos y debates online, bajo el lema “Vívelas en casa, porque no hay mañana sin hoy”.

Por otra parte, la pandemia dañó también la preparación del Festival Internacional de Cine de Gibara, lo que provocó que la edición número 16 se suspendiera hasta el 2021, pero eso no evitó que la creatividad se abriese paso, y surgió inAcción! Muestra Online de Microcine en Aislamiento, que tuvo lugar entre el 26 y 27 de septiembre por Instagram, Facebook y Youtube.

Para la música, otro knock out fue la suspensión de la tercera edición del Festival Varadero Josone, igualmente para el año 2021, prometiendo para esa ocasión, cuatro noches con las mejores bandas y artistas del pentagrama cubano, junto a invitados internacionales; así mismo, los organizadores decidieron aprovechar las redes para exhibir los mejores momentos del encuentro de 2019.

Cubano sentado en el cine

Durante los meses de cuarentena, una de las preguntas frecuentes entre cinéfilos estaba enfocada en el Festival Internacional de Cine Latinoamericano de La Habana ¿habría o no? La presentación de la identidad visual del evento, dedicada al quehacer de los médicos cubanos, dio un poco de esperanza, junto a la fecha de realización, del tres al 13 de diciembre.

Ya por medios oficiales, Iván Giroud, su presidente, ha compartido detalles de cómo se efectuará el festival bajo las condiciones que implica esta nueva normalidad, algo que preocupa al público, porque si normalmente las colas en los cines son interminables en esos días, ahora con la reducción de las capacidades para evitar la aglomeración dentro de las salas no mejora mucho el panorama. Más allá del cansancio generalizado por la población debido a las colas constantes para adquirir los productos básicos.

Mirando desde un ángulo positivista todos los espectáculos suspendidos o pospuestos, el 2021 se pinta como un año con gran actividad cultural, porque es de esperar que estos eventos lleguen con más fuerza después de meses en stand by, así que, vacuna contra la Covid-19 de por medio, a esperar el año que viene como cosa buena y no pensarlo dos veces para disfrutar de las oportunidades de las que la pandemia nos privó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here