abril 17, 2024
29.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

Del 2 de abril al 30 de abril ¡en Cuba recibirán 8 GB para todas las redes, 80 minutos nacionales/internacionales y 80 mensajes nacionales/internacionales!

Recargar ahora

Marrero amenaza a los transportistas que suban precios, ¿qué dicen los taxistas?

Foto: Cuba Noticias 360

Texto: Hugo León

El Ministerio de Transporte lo dejó bien claro esta semana: lejos de salir de la crisis, el sector enfrenta momentos críticos y no hay solución a la vista. 

Pero lo que realmente llama la atención es que pocas horas después de dar a conocer estos datos, el primer ministro de la nación, Manuel Marrero Cruz, “enfocó los cañones” hacia los transportistas privados, que son los que actualmente ayudan a paliar un poco la situación.

Marrero amenazó con quitar la licencia y hasta los vehículos a todos aquellos que suban los precios del servicio de transportación.

“Tenemos que reunirnos con todos los actores económicos, en este caso los transportistas, ya sean estatales o privados y dejar claro cuáles son los precios establecidos y exigir”, enfatizó durante una reunión del Consejo de Ministros celebrada esta semana.

El primer ministro indicó actuar con todo el rigor de la ley según lo establecido, para enfrentar a quienes violen los precios indicados por las autoridades de la isla.

“Hay que quitar la licencia, y si es reiterado y si procede y así lo deciden los tribunales del sistema de justicia hasta los vehículos”, dijo.

“No pueden permitirse esos atropellos y esos incrementos de precios que no se justifican a partir de la situación actual del combustible, que es verdad que está escaso, que es verdad que se incrementa de precio pero se han tomado otras decisiones para evitar esos incrementos que a veces no tienen una justificación”, agregó.

La Habana tiene más ómnibus sin funcionar que dando servicios

Lo que Marrero no dijo, lo dicen los choferes

El primer ministro no recordó que por unos siete años el Gobierno ha batallado contra los transportistas privados para establecer precios y para regular la actividad de los trabajadores, pero sin éxito.

Los choferes entrevistados por Cuba Noticias 360 sí lo recuerdan, y creen que si el Estado no ha tenido más éxito en sus políticas de precio es porque los medios de trabajo, es decir, los carros, son de los trabajadores privados.

“Con la empresa socialista pueden quitar, poner, cambiar, regular, pero con los taxistas privados no es tan fácil porque los dueños somos nosotros”, reflexionó un joven capitalino llamado René, que maneja un almendrón en la ruta Habana – Vedado.

La queja principal de René y de otros choferes entrevistados en la piquera centrohabanera es que mientras ellos deben seguir reglas y ajustar los precios a lo estipulado por el Gobierno, este último no es capaz de crear las condiciones para que los transportistas trabajen sin preocupaciones.

“Y ni hablar del aumento de precios del combustible”, apuntan.

Ya el primero de marzo Marrero había cargado también sobre los boteros y sus precios. En su cruzada, el primer ministro asegura que el incremento de los precios de los transportistas privados es una “distorsión que debe ser corregida”. Pero ni el Estado tiene carros para ofrecer competencia y así bajar los precios, ni hay cuerpo de inspectores capaz de solucionar el asunto en su totalidad.

Por eso, para los taxistas entrevistados, lo que ocurre entre el Gobierno y ellos es “un bucle”, “y ni siquiera vale la pena repetir las quejas de siempre sobre los precios que enfrentan los taxistas para dar sus servicios, incluyendo el de las reparaciones, las piezas y el combustible mismo”.

“En el peor de los casos parqueo mi carro y sólo atiendo llamadas puntuales, pregunto cuánto me dan por hacer el favor, y quién me dice que estoy imponiendo precios abusivos, si estoy dejando que el cliente haga su oferta”, dijo otro chofer llamado Ernesto, quien ha conversado ya con Cuba Noticias 360 en otras ocasiones.

Como antes, reiteró que los precios no se regulan con buenos deseos y leyes, algo que según él “deberían aprender Marrero y todos los ministros, o al menos los que no quieran hacer compañía a Gil”. Además, lamentó que una vez más el Gobierno amenace y no respete la propiedad privada, en vez de buscar alternativas que realmente puedan mejorar la situación del transporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí