agosto 13, 2022
24.2 C
Havana

Nada nuevo bajo el sol: el PCC se renueva

Foto: Cuba Noticias 360

Texto: Mónica Fernández

“… para cuando yo falte (…) pueda asumir esa condición de presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Primer Secretario del Partido Comunista. Y se ha planificado así …dijo Raúl Castro sobre Miguel Díaz Canel, en su discurso tras ser reelegido como Primer Secretario del Partido Comunista en el 2016. Cinco años después, su afirmación se ha materializado: desde el 19 de abril de 2021 y al menos hasta 2026, Díaz Canel es el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, el primero que no lleva el apellido Castro desde el triunfo de la Revolución. No obstante, en su discurso de clausura del congreso, dejó claro que: “El compañero Raúl (…) será consultado sobre las decisiones estratégicas de mayor peso para el destino de la nación cubana”.

La elección de Díaz Canel no sorprendió. Era parte de un plan de continuidad trazado y anunciado públicamente. El propio Raúl Castro lo delineó en 2016: “Terminando sus 10 años de presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, los tres que le quedan, hasta el Congreso, se queda como Primer Secretario para viabilizar el tránsito seguro y ahorrándonos aprendizajes del sustituto, hasta que se retire a atender a los nietos que ya tendrá”. Es decir, queda todo definido para que, en el futuro, el doble rol de Presidente y Primer Secretario lo ocupe la misma persona, siempre tutelada en sus primeros tres años por su predecesor.

Probablemente lo más significativo de la elección de Díaz Canel es el número de votos con que fue elegido. El 7mo Congreso del PCC contó con más de un millar de delegados, mientras que el recién concluido 8vo Congreso, solo tuvo 300 delegados en representación de una membresía de más de 700 000 (según cifras ofrecidas por el propio Raúl Castro en su discurso), debido a las restricciones asociadas al COVID-19. Si bien inevitable, la baja participación de delegados hace que Díaz Canel sea el Primer Secretario del PCC votado al cargo por la menor cantidad de miembros de la organización: aproximadamente solo el 0,04% de la membresía total.

Aunque el nuevo rol de Miguel Díaz Canel ocupa la mayor parte de los titulares de los grandes medios, para los cubanos ha resultado más interesante la conformación del nuevo Buró Político, Secretariado y Comité Central del PCC. Veamos algunos ejemplos:

¿Y el Segundo Secretario? Ese cargo, ocupado por el también retirado José Ramón Machado Ventura, aparentemente desapareció y no se ofrecieron explicaciones del por qué. No obstante, su rol era mayormente ideológico y según la nueva distribución, algunas de sus responsabilidades pudiesen recaer en Roberto Morales Ojeda, el único funcionario que es a la vez miembro del Buró Político y del Secretariado, a cargo de Organización y Política de Cuadros, así como en Rogelio Polanco, designado como jefe del Departamento Ideológico del PCC.

GAESA se incorpora a la política. La designación de Luis Alberto Rodríguez López-Calleja al Buró Político, como presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial es un paso lógico, pero inesperado. Hasta la fecha, el directivo de GAESA se había mantenido alejado de la esfera pública. Aunque ha acompañado a Díaz Canel en visitas oficiales, su rol siempre fue el de asesor. Su incorporación a las altas esferas del Partido pudiera verse como un espaldarazo, una acción legitimizadora ante las sanciones de los Estados Unidos contra Rodríguez López-Calleja ha. Pero es, ante todo, el reconocimiento tácito del peso que el brazo económico de las FAR tiene en el destino del país.

El zar de la economía ya no es miembro del Buró Político. Marino Murillo salió de la cúspide del PCC. Si bien durante el trabajo en las comisiones tuvo un cierto protagonismo hablando sobre la implementación de los lineamientos, lo cierto es que en los últimos años su presencia pública ha sido cada vez más esporádica. El batón en temas económicos lo han tomado el Primer Ministro Manuel Marrero y el Viceprimer Ministro/Ministro de Economía y Planificación Alejandro Gil. Este último, fue incorporado al Comité Central.

Una adición inesperada. Posiblemente el nombramiento que más ha sorprendido a los cubanos es el del presentador televisivo Humberto López como miembro del Comité Central. Desde el programa “Hacemos Cuba” – originalmente concebido para acompañar informativamente el proceso de reforma constitucional -, López se ha convertido en una suerte de portavoz de las posturas del gobierno en los temas políticamente más sensibles. Su tono condescendiente, la manipulación de instrumentos legales y su actitud beligerante, le han convertido en una figura pública repudiada en las redes sociales.

Pero la incorporación de Humberto López adquiere mayor sentido al escuchar las palabras de Díaz Canel durante la clausura del 8vo Congreso: “Es bueno advertir al lumpen mercenario que lucra con el destino de todos, a los que piden invasión ya, a los que continuamente ofenden de palabra y hecho, a quienes no descansan, que la paciencia de este pueblo tiene límites”.

En definitiva, queda conformado un liderazgo del PCC estrechamente vinculado con las estructuras del gobierno, muy enfocado en la economía y aparentemente, de mano dura ante la oposición política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto