abril 12, 2024
25.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

Del 5 de abril al 30 de abril ¡En Cuba recibirán 2500 CUP Saldo Principal con Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

Profesor Pepe Rillo o Cómo la cultura no tenía momento fijo en el solar de ¿Jura decir la verdad?

Foto: Baudillo Espinosa Huet | Facebook

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Quienes conocieron a Baudilio Espinosa Huet en sus años de preuniversitario, en su natal Sagua la Grande, sabían de su vis cómica y su erudición, muy por encima de la media. Quizás por ello no se sorprendieron cuando lo vieron convertirse, poco a poco, en un paradigma en materia de humor inteligente, un tipo de humor que, si bien ha tenido excelentes exponentes en Cuba, no es el que más abunda.

Graduado de Filología por la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas y con una breve, pero intensa carrera como asesor literario, el Bao, como lo llaman sus amigos, pronto se dedicó en cuerpo y alma a hacer reír a los demás, algo que siempre se le dio muy bien. En esta decisión suya resultó determinante la obra titulada En defensa de la lengua, escrita en coautoría con el también escritor cubano Carlos Fundora y que se llevó las palmas en un Festival de Teatro de la FEU.

Luego integraría agrupaciones humorísticas como La Leña del Humor, de la cual fue fundador, La Oveja Negra y Onondivepa, en todos los casos con la dualidad de actor y escritor. Sin embargo, fue con el personaje del profesor Pepe Rillo en el programa ¿Jura decir la verdad? que Baudilio Espinosa entró al corazón de los cubanos por la puerta ancha de la televisión.

En cuanto apareció en el set con sus pintas de genio inadaptado y su verborrea prácticamente incomprensible para el resto de los personajes, el profesor Pepe Rillo devino pieza clave en los entuertos de Chivichana y uno de los roles más carismáticos del show.

El Bao se las agenció para dar vida a un intelectual completamente fuera de lugar, que con toda su carga de conocimientos a cuestas vivía en ese espacio surrealista que es el solar. Sus disparates daban pie a muchas situaciones hilarantes, sobre todo porque su amplitud de vocabulario se prestaba a la ambigüedad y al equívoco.

Entre lo más recordado por los televidentes figura el dueto que formó con Cuqui La Mora, interpretado por Aleanys Jáuregui, un momento del programa que todos esperaban por el singular contrapunteo entre ambos que concluía casi siempre con la certeza de que “la cultura no tiene momento fijo”.

Hace apenas unas semanas Cuba Noticias 360 informó sobre el reencuentro de los personajes de Cuqui La Mora y el profesor Pepe Rillo a través de las redes sociales en una dinámica de generación de contenidos en que el personaje interpretado por Baudilio plantea un dicho del habla cubana, utilizando palabras de la norma culta, para que luego Cuqui las adivine.

Aunque en la calle siguen llamando al Bao como su personaje icónico, Pepe Rillo, tras la cancelación de ¿Jura decir la verdad? el villaclareño emprendió un nuevo proyecto que se mueve en el ámbito de sus intereses: la cultura y el humor.

En El selecto club de la neurona intranquila Espinosa conduce la competencia de conocimientos y agilidad mental que ha venido cosechando éxitos, primero en el Canal Habana, donde surgió, y luego en Cubavisión, donde se mantiene en cartelera y le han nacido otros proyectos paralelos como La liga juvenil de la neurona, juegos didácticos y aplicaciones para dispositivos móviles.

Autor de varios libros y ganador de numerosos premios Aquelarre en las modalidades de guion y espectáculo, Baudilio es de esos profesionales que no se queda quieto en su zona de confort, sino que emprende las más descabelladas ideas, mientras le estimulen la creatividad y el intelecto.

De ahí que haya declarado en más de una entrevista que todavía le queda un sueño por cumplir: ser el showrunner de una comedia de situaciones. “Probablemente sea un desastre —confiesa—, pero me gustaría intentarlo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí